Publicado en Películas

The Last Dark Corner of Netflix. Hoy: ‘The Super’ (2017) + Top 5 Oscuro

Bienvenidos a la última edición de The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde hemos viajado a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontramos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos topamos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queríamos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queríamos echar unas risas. Hoy nos adentramos en The Super (2017), ¡mucha suerte por esos dark corners!

El protagonista de esta película es un tipo que salía en una serie de polis que, no sé muy bien por qué, empecé a ver hace unos tres años. No recuerdo el nombre de la serie (Chicago nosequé) pero sí que en ella salía Sophia Bush (vale, sí que recuerdo por qué empecé a verla) y que era una especie de puesta al día de aquellas series policiacas míticas como Policías de Nueva York o Canción triste de Hill Street. Terminé la primera temporada y, aunque no estaba mal, no me enganchó lo suficiente como para ponerme con la segunda. Ahora bien, no voy a negar que los actores estaban muy bien elegidos. Así que, como me sonaba el prota y leí que habían metido en este embolao a Val Kilmer (… parece Jeff Bridges pero en los créditos insisten en que es el actor de Batman Forever), me decidí a darle al PLAY.

34331382_sa-ConvertImage

No diré que fue un error darle al PLAY… pero tampoco fue un acierto. La dirección no está mal, hay algunas secuencias que dan un poco de intríngulis (no diré miedo porque miedo no) pero la historia no da para hora y media. Ok, hay muertes misteriosas y sale Val Kilmer con un aspecto absolutamente terrorífico pero no hay mucho más que rascar; la acción (o falta de ella) acaba matando cualquier interés que tuviera esta tv-movie de manual. El giro final y las otras caras remotamente conocidas pueden conseguir que os quedéis hasta el final pero, si la hubiera quitado como pensé alrededor de la hora de película, habría tomado la decisión inteligente.

Con esta película, la número 30, ponemos fin a nuestro recorrido. Puedes repasar todas las películas reseñadas en The Dark Corners of Netflix pulsando aquí.

BONUS TRACK:

30 películas oscuras, encontradas arrebuscando en el cajón más chungo de Netflix, son muchas películas oscuras. He aquí lo mejor de lo mejor de entre toda esta penumbra:

2579845-gf
La ganadora. La más luminosa de las películas oscuras de la gran N

Looking Glass: Nicolas Cage se compra un motel (motor+hotel) de carretera para reflotar su vida y le sale el tiro por la culata: los huéspedes son más raros que un perro verde, descubre pasillos secretos, se le empieza a ir la perola… Hay un ambiente Lynchiano super-disfrutable. Película a la que le falta poco para ser UNA BUENA PELÍCULA pero para ser una oscurilla de Netflix está de rechupete.

Good Kids: Es una tontería teenager muy simpática sin nada original que aportar al género pero… ¡es una tontería teenager muy simpática! Lo intenté con cosas como esa de la nueva Sabrina, mi querida Dora la Exploradora y el amigo de Spider-Man haciendo nosequé fiesta en navidad… y tuve que quitarla a la media hora. Era INANE. Good Kids es mejor, más fresquita, más descarada, simplemente quiere divertirte. Y a mí me divirtió. Y Zoey Deutch, absolutamente top.

The Domestics: Una de las mejores pelis que he visto en esta misión suicida en la que me embarqué hace ya demasiadas semanas. El diseño de producción es fascinante, las interpretaciones están guay y… QUIERO LA CHUPA DE KATE BOSWORTH.

The Good Neighbor: Hace poco os hablaba en La foto del lunes de Ratter de Ashley Benson, una peli grabada a través de las cámaras de un teléfono y un laptop… y algo parecido pasa con este “buen vecino” en el que unos teenagers revoltosillos le llenan la casa de cámaras ocultas a su vecino cascarrabias para asustarle y grabarlo en vídeo. La cosa no sale cómo ellos esperan y es todo un continuo construir tensión sosteniendo planos hasta que ya no puedes más al estilo de la saga Paranormal Activity, las dos partes de Unfriended o la interesantísima Searching. Yo las recomiendo todas.

Acts of Vengeance: Rematamos el Top 5 con Antonio Banderas repartiendo estopa de manera muy convincente, siempre carismática. Tiene otra que me gustó más en la que hace de guardia de seguridad atrapado en un centro comercial pero esta entretiene y te salva la tarde. No se le puede pedir mucho más a este saldo de acción.

Publicado en Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘OtherLife’ (2017)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en OtherLife (2017).

No aburre. Esto, así para empezar, te deja tranquilo. Luego la peli puede ser mejor o peor pero oye, aquí se nota una voluntad de hacer las cosas bien. El guionista se ha pensado la historia, el director le ha echado horas pensando en este encuadre o aquel otro (la peli tiene una factura visual muy interesante) y los protagonistas, si bien no van a ganar el Oscar australiano (la peli se rodó en poco más de un mes en la australiana ciudad de Perth), se proponen trasladar al espectador la confusión en la que viven sus personajes… y con razón, porque tenemos aquí una historia de vidas alternativas que mezcla realidad y ficción como si tal cosa.

ol-ConvertImage

La cosa va de unos programadores informáticos la mar de avezados (sí, sí, avezados) que trabajan en unas oficinas chulísimas y que tienen una miajita de estrés ante el inminente lanzamiento al mercado de ¿una app, un programa informático, una movida muy gorda? llamada OtherLife que te permite vivir experiencias que realmente no has vivido. ¿Cómo? Pues mira, te echas unas gotitas en el ojo y tracatrá, puedes recordar haber estado esquiando en los Alpes aunque no hayas cogido unos esquís en tu vida Hulio. Luego la cosa se complica, of course, y a lo mejor la historia se les va un poquito de las manos pero se sigue con atención desde que empieza hasta que acaba, lo que no está nada mal para los tiempos que corren. Esforzada producción indie que te gustará si disfrutaste con Días Extraños, Desafío Total o cualquier Pesadilla en Elm Street.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Cine de terror y slashers, Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘Malevolent’ (2018)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en Malevolent (2018).

Debo confesar que no me enamoré de Florence Pugh hasta hace poco. Sí, la había visto en Midsommer y algo más y bueno, vale, bien pero no me causó ninguna impresión. Luego vi Mujercitas y me tuve que callar la boca (no sabría si está mejor que Saoirse Ronan, pero que se come con patatas a Emma Watson está claro). En fin, que sí, que ya estoy subido a esa olita, me gusta mucho Florence Pugh. Así que rebuscando una peli oscura que ver en Netflix y que durara hora y media… ¡anda, mira, una con Florence Pugh! Así que le di al play a la película protagonizada por Florence Pugh.

mal-ConvertImage

Y os diré algo: fue un error ponerme a ver esta peli de Florence Pugh. El argumento ya se ha visto antes (panda de timadores hace creer a familiares que pueden hablar con sus difuntos para que así puedan quedarse en paz y ellos llevarse dinerito fresco) y el giro de guión… pues también se ha visto antes (no lo voy a contar pero ¿qué creéis que les puede pasar a unos timadores que fingen hablar con fantasmas?). Vale, historia tópica y predecible, ¿a lo mejor una dirección super chula salva el conjunto? Pues tampoco, es una dirección bastante plana. Quitando ese final tan contundente y una notable actuación de Celia Imrie (la señora Green, la que tiene el caserón en el que pasan cosas chungas), la verdad es que esta película es un rollo importante. A lo mejor en vez de fijarme tanto en el nombre de la prota, Florence Pugh, me tendría que haber fijado más en el del director: Olaf de Fleur.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘Audrey Rose’ (1977)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en Audrey Rose (1977).

Audrey Rose, basada en la novela homónima de Frank De Felitta publicada en 1975, es una película singular. Y con singular no me refiero a que sea una en lugar de dos películas, sino al otro sentido del singular, al de “extraordinario, raro o excelente”. Es extraordinaria en su premisa (algo así como una versión familiar y “espiritual” de El Exorcista), rara en su mecanismo (primero un thriller, luego una de miedo; y, más tarde… ¿¿una de juicios??) y, en algún apartado muy concreto, excelente (la reposada y misteriosa interpretación de Anthony Hopkins, demostrando mucho antes de El Silencio de los corderos que era un auténtico crack).

audrey-ConvertImage

 

 

La verdad es que me decepcionó mucho el final, un “debate de ideas” literal, con juicio y todo, enfrentando las distintas explicaciones sobre lo que le puede estar pasando a la niña protagonista. Una pena sobre todo al compararlo con ese principio tan intrigante, cuando la trama se va desplegando poco a poco y no sabes por dónde te va a salir la película. Mención final para el desagradable padre de la familia protagonista, un claro ejemplo del heteropatriarcado ese, ninguneando a su mujer a cada oportunidad que se le presenta; un personaje repulsivo que ha quedado superado por los tiempos.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘Small Crimes’ (2017)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en Small Crimes (2017).

Esta película la has visto mil veces. A ver, esta en concreto puede que no, pero sí muchas como esta: señor que sale de la cárcel y al que se le acumulan todas las tramas que dejó sin resolver antes de entrar en la trena. ¿Será capaz de enderezar su vida o caerá, inevitablemente, en las redes del crimen? El “giro” de Small Crimes es que el señor en cuestión era policía antes de entrar en prisión, pero qué más da que fuera poli, repartidor de pizzas o ingeniero de caminos cuando la historia acaba siendo la misma de siempre.

Small-Crimes-ConvertImage

Eso sí, está bien rodada y los actores se lo curran, sobre todo el tristemente fallecido Robert Forster, que la da una dignidad y una estoicidad a su papel de padre sufridor que es para aplaudir (además, su última secuencia es genial). El inicio del film promete una cosa mucho mejor, pero el patrón de las pelis producidas para Netflix vuelve a emerger, imparable, para meter a Small Crimes en el cajón de “películas que daban para mucho más”. Una pena.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘The Titan’ (2018)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en The Titan (2018).

El señor Sam Worthington, hace años protegido de James Cameron y hoy en día uno de los actores más activos en Netflix (creo que esta es la tercera cinta que veo en la plataforma con él en el reparto), no es que sea el mejor actor de su generación pero a mí su presencia nunca me ha molestado. A veces uno solo quiere ver una película sencillita de ciencia-ficción protagonizado por una cara que le suena (de hecho, caras; también sale la de Orange is the New Black). El problema viene cuando esa peliculita sencilla de ciencia-ficción es, además, un rollo tremebundo. En ese caso ni caras ni caros, esto no hay quien lo aguante.

titanposter-ConvertImage

Ojo, que la cosa empieza con Tom Wilkinson (¡Tom Wilkinson, quién te engañó!) dando discursos grandilocuentes sobre el destino de la raza humana y la necesidad de adaptar nuestro cuerpo a la atmósfera de otros planetas y tal y cual y… oye, el Titán este se deja ver. Las primeras pruebas que van alterando el cuerpo de Worthington también tienen su puntito y parece que aquí hay algo… pero no, falsa alarma, pasada la media hora o tres cuartos esto deviene en un pastiche de cuerpos deformados, dramas familiares y poco o nada de avance en la trama que nos estaban vendiendo al principio. Poca ciencia, mala ficción. Culpa mía, por picar.

PD. Como dato super-curioso, sabed que buena parte de la peli se rodó en las Islas Canarias, que es la primera peli internacional en la que participa el ejército español (puso 100 vehículos y 20 soldados) y que en el reparto podemos ver a Nathalie Poza (a la que yo siempre recordaré de Policías), Gustavo Salmerón (de la ya mítica El arte de morir) y Francesc Garrido (Sé quién eres). A ver si la próxima vez leemos los guiones antes de meternos tan a tope en los proyectos.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Películas

La foto del lunes: Quedarse en los huesos, la película

Bienvenidos a La foto del lunes, la sección de Brenda Forever donde hablamos de producciones que no están en el candelabro pero que tienen buena pinta por su temática interesante, un reparto de campanillas, o cualquier otra circunstancia que le dé un interés único al conjunto.

¿Qué? Recuperamos To the bone, una peli dura y con mensaje

¿Lo qué? Bueno, vale, no es tan dura pero merece la pena

lily1

Me acerqué a To the bone con mucho cuidado, mucho respeto y algunas cosas leídas sobre la película: sabía que iba sobre la anorexia, sabía que había imágenes algo o bastante chungas y sabía que Lily Collins había adelgazado hasta el extremo para dar vida a la protagonista. Bueno, vale, sabía otra cosa más, que no era precisamente la película más “agradable” de ver para cerrar el fin de semana pero arriesgué y decidí cerrar el domingo con un drama sobre la anorexia. Glups.

lily3

La forma que tiene Marti Noxon (guionista y directora que atravesó problemas similares en su adolescencia) de contar la historia de To the bone es desconcertante. Está bien, supongo, que no presente el desorden alimenticio como si fuera un documental, enunciando las causas del mismo, los remedios, el tratamiento; esto no es el colegio, ok… pero, ¿es necesario que se aleje tanto del tema que, a fin de cuentas, nos ha traído a todos aquí? Por algún, Noxon decide que es más interesante centrar toda su atención en la relación de Ellen (Lily Collins) con su madrastra y hermanastra (Liana Liberato, lo mejor del film), ese chico tan peculiar de la casa de “rexies” (“anorexies”) o con el doctor que la trata (Keanu Reeves “with his trademark simplicity” que dicen los de Roger Ebert).

lily4

Es como si la directora quisiera que nos enteráramos de todos los detalles de la trama, no solo de la anorexia, por ósmosis. ¿Por qué nunca nos cuentan con detalle las reglas de la casa? ¿Cómo se consiguen los puntos para salir de allí? ¿Por qué sigue perdiendo peso Lily Collins? ¿No se supone que desayuna y come y cena con todos sus compañeros? ¿Cuáles son los sacrificios que debe hacer Lily pasa superar su problema? ¿Dónde está su padre? Dudas y más dudas… Es una pena que la película juegue a la “sutilidad”, porque cuando decide entrar en el tema que ella misma parecía querer contar, To the bone demuestra personalidad y arrestos: los primeros planos del cuerpo de Lily Collins provocan una incomodidad máxima, cuando Keanu Reeves le suelta a la chica eso de “tu cuerpo intenta mantenerte caliente creando ese pelo que te está naciendo en los brazos” es como un martillazo, la escena de Leslie Bibb en el baño es tela marinera; y la última escena que comparten madre e hija es TREMENDO.

Como curiosidad, Collins dice haber aceptado el papel para contar un drama que ella misma vivió y que contó, apenas unos días antes de recibir el guión de la película, en su autobiografía Unfiltered.

Te esperamos aquí el próximo lunes con una nueva apuesta de Brenda. Si conoces una peli-serie-corto-paquete de pescado congelado que merezca la pena y que no reciba la atención que merece, ¡cuéntanoslo!

Publicado en Cine de terror y slashers, Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ’10 to Midnight’ (1983)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en 10 to Midnight (1983).

De Charles Bronson he visto muy pocas películas; es más, siempre había sentido cierto desprecio por esa interpretación tan hierática del actor (lo que viene siendo ser un palo de escoba). Pero será que me estoy haciendo mayor porque cada vez veo con mejores ojos las interpretaciones tranquilas, reposadas, casi inmóviles (¿no es lo que lleva haciendo Brad Pitt toda su vida?). Así que una de polis y psicópatas, ochentera, de la Cannon, con el señor Bronson liderando el invento no tenía mala pinta.

10_to_midnight_1983_british_quad_original_film_art_600x-ConvertImage

Mirad, la investigación policial no tiene gran mérito y no es que indaguen mucho en la mente del psicópata para “comprender” el porqué de sus actos (esto no es Seven)… pero las miradas matadoras de Bronson, los ataques del psycho (siempre en pelota picada cuchillo en ristre) y la desbocada interpretación de este sujeto convierten a esta película en una cosa trash super-disfrutable. Como dato curioso, sabed que la peli se rodó en 1982, dos años antes de que empezara a usarse el ADN en las investigaciones policiales (¡¿pero cómo investigaba antes esta gente?!)

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘Horse Girl’ (2020)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en Horse Girl (2020).

Horse Girl es la enésima película que cumple con la tradición (¿maldición?) netflixera de “inicio prometedor, desenlace desalentador”. ¿Merece la pena ponerse con OTRA PELÍCULA QUE ACABA RESULTANDO UNA CHUFLA por muy bien que esté al principio? Pues a ver, en mi caso depende de si tengo especial interés en ver a un actor o actriz (o, como me pasó con la reciente y durilla Jay & Bob Reboot, en un director). En este caso tenía especial interés en ver a Alison Brie, que se sale por sus fueros en Glow y que aquí, puesto que también es productora, entendía que se habría dado un papel de esos que los actores llaman “un regalo” (… coletilla habitual del gremio que odio con todas mis fuerzas).

hhgg-ConvertImage

Y la verdad es que el papel es la leche, Alison Brie da vida a una chica ciertamente peculiar, que va desplegando poco a poco la verdadera profundidad de sus rarezas, y esto en sí ya es motivo como para ver la peli; la actriz está genial y el personaje es para quedarse Patty-difusa. Ahora bien, llega un momento en el que esta “película-indie-bien-construida” se convierte en un cacao maravillao y se descontrola como esas botellas de Coca-Cola a las que unos universitarios americanos le han metido mentos para echar unas risas. Aquí, más bien, lo que provoca tal descontrol es una mueca de disgusto. Una pena con lo bien que iba.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.

Publicado en Películas

The Dark Corners of Netflix. Hoy: ‘The Loft’ (2014)

Bienvenidos a The Dark Corners of Netflix, una columna semanal donde viajaremos a los rincones más oscuros de la plataforma de contenidos digitales, o sea, a sus series y películas más chungas. A veces encontraremos verdaderas joyas y otras, quizá la mayoría, nos toparemos con productos a los que no habría que acercarse ni con un palo. Pero nosotros nos acercamos porque somos valientes, porque queremos protegeros del peligro y porque, por supuesto, queremos echar unas risas. Hoy nos adentramos en The Loft (2014).

Esta peli se me viene repitiendo en Netflix casi desde antes de que naciera la propia Netflix, la plataforma no iba a parar de recomendármela hasta que la viera, así que decidí que lo mejor sería quitármela de encima y dejar de discutir. Además, los actores son conocidos y eso siempre ayuda (el Cíclope de X-Men, el de Prison Break, Karl Urban, uno de Modern Family…). ¿El resultado? Una película que es el paradigma de estos productos: una cosa pasable sin nada especialmente odioso ni nada que vayas a recordar terminada la hora y media. Un producto que se consume, más que una película que se ve.

91xYe22CkXL._SX342_-ConvertImage (1)

The Loft empieza con un cadáver y hay que adivinar cuál de los amigotes que comparten picadero a escondidas de sus señoras es el asesino… pero, a ver, si te vas diez minutos a emparejar calcetines tampoco te has perdido nada. Si quieres una peli de esas de ver con el móvil en la mano chequeando Twitter y las últimas stories de Instagram, The Loft ha venido al mundo para darte ese gustirrinín, el de ver una peli sin verla (ya si eso otro día hablamos de esta peligrosa tendencia…).

PD. Estuve toda la peli dudando de si una de las chicas era la de One Tree Hill… IMDB me dice que no, que Rachael Taylor no salió en OTH. Ya puedo dormir en paz.

Volveremos a explorar The Dark Corners of Netflix la semana que viene. Si tienes una recomendación oscura que hacernos que podamos encontrar en la plataforma, hazla en los comentarios.