Publicado en Teen-Shows

Clark contra los Freaks: 50 episodios de Smallville

Con el episodio de hoy llegamos a los 50 primeros episodios de Smallville y es la hora de comentar algunas cosas extra sobre los episodios: guest starrings inesperados, argumentos locos y momentazos que merecen mucho la pena. Si no has seguido el podcast desde el principio, esto es lo que debes picotear:

La llegada de Christopher Reeve a la serie fue EL MOMENTAZO de Smallville. ¿Llegó la serie alguna otra vez a ese pico de grandeza? Yo diría que sí… pero como el primero nunca hay uno igual. Pichad aquí para revivirlo.

Lizzy Caplan se hizo famosa años después de su aparición en Smallville, pero en la serie tuvo un par de intervenciones DIVERTIDÍSIMAS, ¡era una shape-shifter enamorada de Lana Lang y nada se interpondría en su camino para conquistarla! Si pincháis aquí podéis escuchar cómo le fue en su segundo intento. Spoiler: LE FUE REGULAR.

Una de las veces (porque han sido varias) que a Clark le echaron droja en el Colacao (o sea, que se vio afectado por la kriptonita roja) dio como resultado uno de los episodios más divertidos de la serie. Chloe y Pete se lían a darle con un bate de béisbol y a fingir que caen desde muy alto para que el pobre Clark les rescate. Pinchad aquí para saber, además, cómo afectó este Dark-Clark a Lana Lang. ¡Lo que ha sufrido esta muchacha!

Y hay muchos más momentos que merecen ser recuperados: el ataque de LOS DOS HIJOS de la sitcom Un Chapuzas en Casa (¡los dos hijos de Tim Allen fueron a por Clark en distintos episodios!), la mítica presencia de Amy Adams que ya os conté por aquí, la aparición de la prota de Ginger Snaps en uno de mis episodios favoritos… Recordad que Smallville Esmoltbé es un podcast diario cascando todo lo que hay que cascar sobre Smallville, que este año cumple 20 años desde su estreno. Up, up and away!

Publicado en series

Superboy 1×01: Así era el Superman teenager antes de Smallville

Los seguidores de Superman hemos vivido épocas durísimas… como aquellos años en los que lo único que teníamos que echarnos a la boca era una serie sobre el jovencito Clark Kent antes de trabajar en el Daily Planet y darse a conocer al mundo como Superman… ¡No, no estoy hablando de Smallville, me refiero a Superboy!

La serie, que yo vi en su emisión en mi más tierna infancia (ya os pasaré fotos, era un niño ligeramente cabezón pero muy rico), era una de las cosas más peculiares que se han hecho nunca del personaje. El capítulo que he tenido el “gusto” de volver a ver va de una piedra azteca con poderes que deja K.O. al pobre Superboy… ya sabéis que Clark Kent tiene SERIOS PROBLEMAS CON LAS PIEDRAS Y LAS ROCAS.

Además, la producción de las cuatro temporadas de Superboy pega unos giros que pá qué: reemplazaron al actor protagonista en la segunda temporada, avejentaron de repente al Lex Luthor local, le cambiaron el propio nombre a la serie… en fin, un cacao maravillao. La que se mantuvo ahí contra viento y marea fue la maravillosa Stacy Haiduk, que me tenía embelesado…

En este podcast de debajo os cuento sobre todo ello, además, por supuesto, de incluir una nueva recap de un episodio de Smallville, que yo sigo ahí pico y pala con mis recaps sonoras de 15 minutos o menos. ¿Quieres revivir Smallville pero no tienes tiempo? ¡Yo te la cuento! Es casi un audiolibro (pero en vez de una voz varonil como la de Benedict Cumberbatch, la mía).

Ir a descargar

Superboy saltó a la palestra hace relativamente poco cuando se extendió la foto del Joker (aka Joaquin Phoenix) con el traje de la “S” roja en el pecho (episodio 1×19, “Little Hercules”).

Os recuerdo que Smallville Esmoltbé es un podcast diario (¡Daily-Planet!) en el que cuento de qué va un nuevo episodio de Smallville y si me ha parecido bueno, malo o regular… y así 217 veces, como episodios tiene la serie. Pinchad aquí para escuchar todos los podcasts.

Si no te has quedado ciego con la camisa del de arriba, he aquí más remembers que nos hemos marcado en Brenda Forever:

Yo y el mundo · Felicity · Lois & Clark · Clarissa · El Bar Coyote · Gilmore Girls· Smallville · Campamento Cucamonga · Salvados por la campana · De Buffy a Los Líos de Caroline · The Faculty · Madres Forzosas · Los problemas crecen · Batgirl · Pesadilla en Elm Street · Brittany Murphy · El diablo viste de Prada · De repente Susan · Melrose Place · Destino Final · Showgirls · Parks & Rec · Diana Lázaro · Mentes Peligrosas · Halloween H20 · Pacific Blue · África · Un día inolvidable · Meg Ryan · Leyenda Urbana

Publicado en Películas, Teen-Shows

Inyustisia: Justice League, Zack Snyder y el futuro de Superman [PODCAST]

Mientras el mundo está como está, yo sigo a piñón fijo publicando un podcast diario en Smallville Esmoltbé, el mejor podcast diario de Smallville en español (¡porque es el único podcast diario de Smallville en español! ¡Gana porque no hay más!). ¿Te escuchaste el de Amy Adams haciendo de villana? ¿Y aquel en el que analizo los pilotos de Smallville y Lois & Clark? Bueno, como ya he visto La Liga de la Justicia y al Superman Black Suit he querido grabar una cosilla extra hablando de la visión de Kal-El de Zack Snyder y el futuro de Superman en el cine para acompañar el resumen del episodio “Nicodemus” de la primera temporada de Smallville (que va de una flor muy chunga). Os lo dejo debajo. Up up and away!

Ir a descargar

Publicado en Teen-Shows

Amy Adams en Smallville

Solo quería recordaros que sigo haciendo un podcast diario de Smallville y hoy toca el de Amy Adams haciendo de mala de la semana. ¡Ojito al personaje y la trama de Amy, más sorprendente aún que el hecho de que no haya ganado un Oscar todavía! Os dejo el link debajo y en menos de 15 minutos os lo cuento todo. ¡Buen finde! Tenéis todos los podcasts de SMALLVILLE ESMOLTBÉ en este blog tan bonito.

Ir a descargar

Publicado en Cajón Disaster

Entrevista a José María Trallero, autor de Proyecto Calzones Rojos

Cuando me enteré de que había un nuevo libro de Superman calentito, recién salido del horno, me lancé a buscarlo con más fuerza que Henry Cavill cuando echa el primer vuelo en Man of Steel… El libro tiene una pinta maravillosa, se llama Proyecto Calzones Rojos, lo publica The Force Books y lo podéis comprar en la web de la editorial. Su autor es José María Trallero, un coleccionista de All-things Superman que ha reunido en estas 320 páginas una selección de “figuras de acción, cómics, estatuas, objetos y vivencias varias” para deleite de todos los aficionados al Tito Súper y los superhéroes. José María ha tenido a bien contestarme a unas preguntas:

-¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de Superman?
– Realmente Superman y yo siempre hemos estado juntos. Nuestra relación comienza con el alquiler de la cinta en VHS de Superman IV: En Busca de la Paz. Aquel niño que estaba en parvulario quedó admirado por ese personaje interpretado por el grandísimo Christopher Reeve, y nunca más se separaría de él.

-¿Y la primera peli que viste?
Superman IV. Mi madre me llevaba con mucha frecuencia al Videoclub Bermejo de Guadalajara. Todavía recuerdo el olor de aquel local… Allí siempre escogía las mismas películas: Superman IV, Capitán América, Las Tortugas Ninja III, y una que contenía algunos episodios de la serie animada de Superman de los Estudios Fleischer.

-Lo de coleccionar objetos de Superman, ¿lo haces de forma consciente o es que hace 15-20 años te viste con un montón de cosas de Superman y dijiste “pues a fondo con esto”?
– Empecé a coleccionar cosas sobre él inconscientemente. Es algo que sientes en tu interior que es difícil de explicar. He creado un estrecho vínculo con mis objetos, cada uno de ellos me sirve como si fuera una máquina del tiempo. El observarlos hace que me transporte al momento exacto en el cual los adquirí.

-¿Cuál es tu posesión más preciada de Superman?
– Todo lo que he adquirido tiene un porqué, por lo que es difícil decantarse por algo en concreto. Si tengo que elegir diría que el Madelman de 1979.

-¿Cómo se te ocurre reunir en un libro todas tus experiencias y objetos de coleccionismo?
– Desde la editorial The Force Books se pusieron en contacto conmigo, tras conocer la existencia de mi blog de coleccionismo de Superman, el cual tenía muy abandonado. Vieron potencial en lo que contaba en él, y me ofrecieron hacer un libro con parte de la información que este recogía.

-Hay varios libros de Superman, especialmente en inglés, ¿alguno que sea tu favorito o que haya inspirado tu libro?
The Little Book of Superman de la editorial Taschen.

¿Qué podemos encontrar en Proyecto Calzones Rojos? ¿Hay algo sorprendente que los fans de Superman no hayan visto nunca?
– En él se puede explorar los más de ochenta años de historia del Último Hijo de Krypton, a través de una amplia selección de mis figuras de acción, cómics, estatuas, otros objetos y vivencias. Es la guía cronológica definitiva de coleccionismo del mayor superhéroe de todos los tiempos.

-¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir el libro? ¿Has dejado algo fuera?
– Aproximadamente un año, aprovechando al máximo mi tiempo libre. Se han quedado fuera varias cosas, quizá para una próxima publicación…

-Los del Sótano del Planet son unos auténticos jugones, yo les idolatro. Cuando digo que salgo a correr escuchando un podcast de dos horas de Superman la gente me dice que estoy mal de la sesera. ¿Tú qué me dices?
– Me gusta lo que hacen, informan muy bien de la actualidad del personaje. Estoy muy enganchado al nuevo formato que tienen.

-¿Cómic, etapa o momento favorito de Superman en los cómics?
– Me quedaría con el Superman de melena larga, surgido tras su muerte.

-¿Cuál es tu Superman favorito de acción real? (¡Cuentan también los dos Superboys! ¡Y hasta Ben Affleck haciendo de George Reeves, todo entra!)
– Christopher Reeve. Su interpretación es la culpable de que me guste Superman.

-¿Y tu Lois Lane favorita?
– Teri Hatcher, pero no perdamos de vista a Bitsie Tulloch…



-¿Y tu momento o momentos favoritos de todas las películas? No ya la película, sino ese momentito o dos que te ponen a tope de power.
– El primer vuelo de Superman, en la Fortaleza de la Soledad, en Superman: The Movie.

-Antes de ver el resultado final en HBO Max… ¿qué opinas del Snyder Cut? El movimiento, los reshoots, la Joss-tice League, Ray Fisher contra Warner… TODO EL TOCOMOCHO.
– El corte de Snyder no despierta en mí gran interés. Me gustó El Hombre de Acero, pero tras Batman v Superman, las ganas de ver las películas del DCU desaparecieron.

-Estoy colgando un podcast de Smallville al día (¡durante 217 días!) para que el del último episodio coincida con el 20 aniversario del estreno de la serie, perdona por el auto-bombo, pero estos son los hechos. ¿Tú crees que Smallville ha envejecido bien? ¿La viste en su momento? (Puedes rajar de ella todo lo que quieras, editaré tu respuesta convenientemente). ¿Dónde encaja Smallville en el legado de Superman?
Smallville mantuvo a Superman en lo más alto durante diez años. Estoy terminando de ver la serie por tercera vez, y me encanta. Ojalá hubiéramos visto la 11ª temporada en televisión, y no sólo en cómics.

-Hablando de series: ¿Lois & Clark o Superman & Lois? ¿Con cuál te quedas?
– Creo que me terminaré quedando con Superman & Lois, pero siempre guardaré un gran recuerdo de cuando era niño, viendo Lois & Clark en la televisión.

-¿Cómo ves lo del Superman negro?
– Te diré que yo soy de Clark Kent/Kal-El, no me interesan otros personajes como Calvin Ellis o Val-Zod.

-Siempre que digo que me gusta Superman sobre todo porque es bueno la gente se ríe. ¿Debería emplear la técnica de Batman y partirles la cara?
– El mayor poder de Superman es la bondad, no cabe ninguna duda. Ese es el motivo por el que me decanté en exclusiva por este personaje.

¡Muchas gracias por tu tiempo!
______
Podéis seguir a José María (después de comprar cuatro, o quizá cinco, copias de su libro) en:
Su blog
El canal de Twitch en el que participa
Por la calle, como auténticos stalkers, para pedirle un autógrafo

Publicado en Cajón Disaster

Smallville + Lois & Clark: Análisis de los pilotos [PODCAST]

Hoy empiezo a publicar un podcast diario de Smallville durante 217 días… hasta el 16 de octubre (20 aniversario de la serie). Como el primero ya lo colgué para ir calentando motores, he decidido añadir un extra y analizar también el primer episodio de Lois & Clark, serie a la que tengo un cariño inmenso (¡y cuyo revisionado me ha sorprendido!). ¿Una Cat Grant de carne y hueso, un Superman con mullet, un Lex Luthor que no es calvo, la redacción de un periódico… sin internet?! Toco todos los palos y he intercalado tres o cuatro diálogos que me han FASCINADO. Aquí debajo tenéis el podcast (15 minutos de Smallville + 15 minutos de Lois & Clark) y recordad que lo más fácil para no perdérselos es suscribirse a Brenda Forever en Ivoox, que hay una web donde los iré colgando todos y hasta una cuenta de Instagram (smallvilleesmoltbe) donde voy publicando fotillos y reminders. ¡Smallville Esmoltbé!

Ir a descargar

Publicado en Teen-Shows

Smallville Esmoltbé: El podcast de Smallville para celebrar sus 20 años

El confinamiento del año pasado nos dio la posibilidad de aprender a hacer pan en casa, apuntarnos a un montón de cursos online y, en mi caso, la de grabar 217 podcasts sobre Smallville. ¿¿¿Qué??? ¿¿Me estás diciendo que has grabado 217 podcasts de Smallville?? Pues mira, sí, aprovechando que quería ver la serie por segunda vez en mi vida, decidí grabar un pequeño podcast (siempre 15 minutos o menos) después de ver cada episodio. ¡La de panes que podía haber amasado en su lugar! Podéis escuchar el primer podcast aquí debajo:

Ir a descargar

… O podéis ir directamente al Ivoox de Smallville Esmoltbé para descubrir por qué adoro la serie, a Superman y a Krypto (¡es un perro que vuela y lleva la capita de Superman! I mean, how can you not!). También tengo una web donde iré recopilando cada podcast subido y hasta una cuenta de Instagram (solo tenéis que buscar smallvilleesmoltbe). En breve contaré más cosas del proyecto (la idea es ir subiendo un podcast al día a partir de cierta fecha para coincidir con el 20 aniversario de la serie). En breve cuento más detalles, de momento cantemos todos: Somebody saaaaaaaaaaaaave meeeeee!


Publicado en series

Superman & Lois: Recap 1×01

Qué maravilla. Superman & Lois estaba agazapada como un conejillo, esperando entre la maleza a que se pasaran las fiebres de los cortes de Zack Snyder para enseñar la patita. Y ya la ha enseñado. Y tengo que decir que es una gozada. Un producto de Superman redondo. Y hay un factor determinante para que esto sea así: Superman es un señor casado con problemas. Lejos de dañar al personaje, esto da cera y abrillanta las virtudes del Hombre de Acero, situándole en un mundo nuevo que me tiene desde ya encadenaíto perdío.


Veréis, Superman le ha ocultado a sus dos hijos teenagers que es… bueno, Superman, y aparte de la distancia que está creando esto con uno de ellos (que sufre trastornos de ansiedad -y me parece muy valiente que se toque esto en una serie “segura, blanca y familiar”-), al Tito Súper se le acumulan otros problemas: temas financieros relacionadas con la granja de los Kent, un fallecimiento repentino y una situación laboral preocupante en el Daily Planet. Todas estas preocupaciones “de la gente normal” están perfectamente engarzadas con la amenaza superheróica del episodio (y de la temporada, intuyo): un señor absolutamente misterioso con un traje a medio camino entre Iron Man y la armadura de Lex Luthor. Quizá sea Superman & Lois la oportunidad de darle a Superman una madurez de la que ha carecido en encarnaciones más recientes, y de llevar a buen término la interesante propuesta de Superman Returns: lo único que puede derrotar a Superman es perder a sus seres queridos. El piloto me ha dejado unas sensaciones geniales: está muy bien escrito, los personajes son presentados con eficacia (son muchos y a todos “los conozco”) y visualmente es de lo más resultona, mezclando influencias de Man of Steel, el canon Donneriano y los cómics de DC. Me la voy a beber entera.


Tyler Hoechlin suple sus carencias de “look” (así de primeras no te grita “este tío es Superman”) con eso que se viene llamando actuación, es un sólido Clark Kent/Superman que puede llevar perfectamente esta serie. Pero lo de Bitsie Bullock… madre del amor hermoso… es como si Lois Lane hubiera salido directamente de una de las viñetas y se hubiera puesto delante de la cámara. Bitsie Bullock es Margot Kidder, es Teri Hatcher y es Erica Durance todas en una pero haciendo algo muy inteligente: centrándose en el aspecto menos pizpireto y alocado del personaje, siendo una Lois con mucha más mordiente, actuando como centro moral no solo de Clark y su familia, sino también de la propia serie. Me ha encantado esta Lois, es una magnífica noticia. Un casting perfecto. Los dos chavales lo hacen maravillosamente bien, a uno ya lo conocía de Little Fires Everywhere (serie que tenéis que ver ya, es bastante superior a esta y es uno de los mejores dramas que he visto últimamente) y cumple a la perfeccion con su papel de “bad boy con corazón”; pero es el otro el que da la sorpresa, el que tiene que ejecutar la papeleta un poco más difícil de “hijo de Superman con problemas de ansiedad”. La dinámica entre ambos hermanos es genial y ¡eh! ¿echábais de menos Smallville? ¡Pues aquí está, también integrada en Superman & Lois, una de las series fundamentales para entender el personaje!


No sé si el piloto de Superman & Lois es mejor que el de Lois & Clark, debería volver a verlo, pero uno que sí he visto hace poco es el de Smallville… ¿es este mejor o peor piloto que el de Smallville? Pues mira, te dejo una sorpresita aquí debajo sobre el primer episodio de la serie de Tom Welling, Michael Rosembaum, Kristen Kreuk y compañía y dentro de poco te ampliaré la información en Brenda Forever. Up, up and away!

Ir a descargar

Publicado en Teen-Wolf

Superman y yo

Esta semana se cumplieron 18 años del estreno de Smallville, y me ha parecido un momento estupendo para echar la vista atrás y pensar en todas las series de Superman que he visto y en su importancia (o no) en mi vida. Hoy voy a abrirme un poquito. Empecemos por la serie que ayer se hizo mayor de edad y que jugó un papel curioso en mi primera visita a Irlanda. Veréis, vivo en Dublín desde hace ya cinco años… pero esta no es la primera vez que vivo y trabajo en la capital de Irlanda, sino la tercera (… la vida es loca, no me preguntéis). La primera vez que vine yo era un pardo bazán. Aún más de lo que lo soy ahora, me refiero. Acababa de terminar la carrera (de periodismo, fuente inagotable de trabajos y salarios como bien saben todos los que la terminaron) y me vine a Dublín en busca de una actividad laboral que me diera un poco de dinerillo y, mayormente, a agitar un poquito mi vida. Lo de “mejorar el inglés” no me interesaba demasiado (el inglés y la lengua era lo único que se me daba bien en el cole) pero en el pack de “me voy a Irlanda a la aventura” entraba no solo vivir con una familia de acogida sino también estudiar en una academia por las mañanas durante cosa de uno o dos meses (poco inglés mejoré en aquel curso en el que el 90% de mis compañeros chinos usaban el pupitre para dormir)… pero volvamos a lo de Smallville, ¿dónde entra la serie de Villachica en mi vida?

super1.jpg

Pues resulta que la familia de acogida que me asignó la agencia que gestionó el tema tenía unos niños adorables (con los que pude hablar un ratito de Friends)… y UNA MADRE ABSOLUTAMENTE BRUJA. La primera noche me cogió en un aparte y me dijo que ni se me ocurriera volver a hablar con sus hijos (¿?)… y la mañana siguiente me dejó en la cocina preparado el “lunch” al que estaba obligada la familia a proveerme: un sándwich y una manzana. Veréis, aquello me olía a chamusquina y tardé pocas horas en hacer el petate y plantarme en las oficinas de la agencia, allá por el centro de Dublín, y decirles que o me buscaban una nueva familia (sin madre psicópata a ser posible) o al carajo el contrato con ellos. Que no fue barato precisamente. Me recolocaron en la casa de los Burke (una familia entrañable con unos niños guay que me ofrecían helados antes de acostarse) y todo fue bastante mejor. Pero la primera noche, aquella en la que la madre loca me amenazó con no acercarme a sus hijos y que era la primera que pasaba fuera de casa de mis padres y que suponía “el primer día de mi nueva vida”… pues se me hizo nudito en el estómago. ¿Qué pintaba yo allí, en un país en el que no conocía a nadie (o en el que solo conocía a una señora inestable)? Tan solo una cosa me dio un poquito de power: haciendo zapping en la tele de mi cuarto di con aquella nueva serie de Superman o, más concretamente, Clark Kent (no sé si en Irlanda y el Reino Unido llegaron a subtitularla “The Young Superman” pero juraría que sí). Se llamaba Smallville y tenía una iluminación oscura tipo Expediente X, con los personajes a menudo en sombra (recuerdo muchas escenas en la primera temporada de Clark y/o Lana alrededor de la estatua de un ángel en un cementerio), algún guiñito a la mitología de Superman y otros superhéroes (en aquellos tiempos las referencias a estas cosas se hacían un poco de tapadillo); y hasta momentos dawsónicos con Clark y Lana queriéndose sin quererse mientras sonaban cancioncitas pop marca de la casa (that being the WB). Vamos, que lo tenía todo para que fuera un espectador fiel.

super2

Y así fue y así fui, fiel desde aquella primera noche en la que me dio un poco de ilusión ante mi nueva realidad (“todo apesta pero eh, una serie de Superman”) hasta que terminó la serie con ese Tom Welling reacio a ponerse el traje hasta en el episodio final (¿¿será verdad que se lo pusieron por ordenador y que cuando se abre la camisa en la azotea del Daily Planet debajo no tenía ni S ni tenía nada??). He visto todos los episodios de Smallville que se han emitido, lo que tiene un mérito considerable teniendo en cuenta que buena parte de ellos son durísimos (… si a perder un tiempo que nunca recuperarás lo puedes llamar “mérito considerable”). A ver, que la serie también tenía sus pepinazos buenos, había tres o cuatro episodios por temporada que al seguidor de Superman lo ponían en órbita; cuando en Smallville lo clavaban, lo clavaban pero bien: los cameos de Christopher Reeve, la banda sonora de John Williams, la voz en off de Terence Stamp como Jor-El (¡el general Zod haciendo de su enemigo a muerte! Genius!), el primer “vuelo” de Clark, la llegada del Daily Planet y Lois Lane, el “arrodíllate ante Zod”, la tortuosa relación de Clark y Lana (que llegaron a agotar), la genial entrada y horrible salida de Supergirl, cuando Chloe descubre el secreto de Clark, la deliciosa maldad de Lionel Luthor, la primera “Liga de la Justicia”… y la relación de Clark y Lex, sin duda lo mejor que dio la serie (a esto ayudó la magnífica interpretación de Michael Rosenbaum… que dudo mucho que no acabe apareciendo por sorpresa en ese cross-over titánico que va a ser Crisis en Tierras Infinitas).

super3.jpg

Smallville portó durante casi una década en solitario la bandera de Superman, bandera que por aquel entonces no quería ondear ni el Tato (tanto es así que para Superman Returns la gente quería a Tom Welling… afortunadamente, no fue así; no tengo en nada del amigo Welling pero digamos que no es el mejor actor de su generación), así que mi cariño lo tendrá siempre. Al igual que Lois & Clark, las nuevas aventuras de Superman. Esta, una serie claramente noventera (¡Superman tiene mullet en el piloto!), sí que portó banderas en tiempos complicados. Veníamos del desastre que fue Superman IV: En busca de la paz (que no es tan mala, a mí Nuclear Man me sigue chiflando y la doble cita Superman-Lois/Clark Kent-Mariel Hemingway es divertida) y por aquel entonces Superman era aún más radiactivo que la araña que picó a Peter Parker. Afortunadamente, a alguien se le ocurrió una comedia romántica ambientada en el mundo de Superman, con el tono de pique continuo de sus protagonistas que había en Luz de luna; y contado todo desde el punto de vista de Lois Lane (uno de los títulos de trabajo del proyecto era Lois Lane’s Daily Planet… que viene a ser El planeta diario de Lois Lane… juego de palabras con el que también probaron al final de Man of Steel“Welcome to the Planet”, cuando Lois recibe a Clark como nuevo reportero). Al final tuvieron que meter “Superman” en el título pero la primera temporada fue básicamente lo que se pensó en la gestación del proyecto.

super4.jpg

Posteriores fichajes, despedidas y nuevos showrunners fueron transformando la serie en algo más inocentón y familiar, priorizando los supervillanos de la semana algo ridículos por encima de los dramas laborales-sentimentales, pero sin perder ese puntito elegante y juguetón que siempre tuvo la serie (que hasta tuvo el detallazo de saludar a sus fans –los FoLCS, Fans of Lois and Clark– desde la rotativa electrónica del Daily Planet). Entregado a Teri Hatcher como estaba a mediados de los 90 (Best Lois Ever, sorry Amy Adams), qué duda cabe que no me perdí un solo episodio. Entre sus mejores momentos debo destacar la trama de los clones (una bizarrada, divertidísimo), la pérdida de memoria de Lois, o lo bien que resituaba la serie al personaje de Clark en el mito de Superman: tal como estableció John Byrne en los cómics, Clark era la persona real y Superman era el disfraz (todo lo contrario de lo que cree Tarantino, como nos dejó claro en el monólogo final de Kill Bill Vol. 2). De Dean Cain no puedo decir muchas cosas buenas (oía el otro día en El sótano del planet que hasta era defensor de Trump, ¡arght!) pero una que sí puedo decir es que fue un gran Clark Kent, uno nuevo.

L-C-kiss-4x8-lois-and-clark-tnaos-35779864-245-180

En mi vida no tuvo una importancia capital pero quiero mencionar una cosa genial que aún recuerdo de Lois & Clark: las pedazo de cartas que me escribía con una chica comentando la serie. Internet aún no estaba en nuestros hogares como el grifo del agua de la cocina, aquello iba a patadas, las fotos tardaban en cargar una eternidad y no te digo ya lo de imprimir… y aquella chica debía tener la mejor conexión de España porque me mandaba unas fotos de la serie demenciales, de una calidad extrema, algunas parecían casi fotos originales, como si hubiera revelado ella misma el negativo… ¿¿me estaba escribiendo con la propia Lois Lane?? Creo que la chica, cuyo nombre he olvidado y rabia que me da, adaptó el apodo de “Wanda Detroit” (que es el nombre que se pone Lois cuando pierde la memoria y cree ser escritora de novelas de misterio o cantante de jazz o yo ya no recuerdo…) y era absolutamente GENIAL descubrir una carta suya en el buzón. Ojalá le vaya guay, ¡un saludo desde aquí si me lees, FoLC! ¿Viste a Dean Cain y Teri Hatcher en Supergirl? Cool, right? (Todo esto de mandarse cartas con gente desconocida se llamaba “penpals” –algo así como “amigos de boli”, jajajaja- y era desde luego menos inmediato que Whatsapp pero tenía su cosilla).

super5.jpg

A Suberboy (o The Adventures of Superboy a partir de la segunda o tercera temporada) no le tengo tanto cariño aunque intentaba verla religiosamente cuando era pequeño. El primer Superboy (John Haymes Newton, escribo de memoria, espero que sea el nombre correcto) me parecía un paquete absoluto, ¡con ponerle un rizo en el pelo no vale, hay que hacer algo más!… así que agradecí que lo reemplazaran con el tal Gerard Christopher (que creo que se inventó el nombre para parecerse a Christopher Reeve) que al menos tenía un poquito de charm y parecía pasárselo pipa siendo Superman (lo llamaban Superboy pero aquel señor ya fumaba y tenía pelos en los h la barba). La serie era un truño importante que cuando me la pongo hoy en YouTube no aguanto ni cinco minutos pero en su momento era todo lo que un fan de Superman podía llevarse a la boca. Además, seguía muy a rajatabla los cánones impuestos por Richard Donner en la película (cánones que han influido hasta a la Liga de la Justicia, ver momento musical de Superman en su pelea contra la liga…) y si te gustaba en su mundo, no podía desagradarte el de Superboy. Y salía Stacey Haiduk (de nuevo, escribo de memoria, ojalá lo haya escrito bien), una pelirroja absolutamente preciosa que hacía de Lana Lang y de la que nunca me he olvidado. Con el tiempo, tanto John Haymes Newton como Stacey Haiduk acabarían saliendo en Melrose Place, así que todos contentos (todos = yo).

super6.jpg

Luego está el serial de George Reeves, que no he visto pero me hago a la idea con todos los clips que han ido cayendo por mi vida (y la película de Ben Affleck y Diane Lane sobre la muerte del actor recreaba parte de la misma), o las distintas series de animación del personaje, que tampoco he catado. Con Supergirl no he podido seguir debido a una extraordinaria falta de interés en esa serie llamada Los Amigos Alienígenas de Supergirl en la que se convirtió la serie desde que se marchó Ally McBeal (lo mejor de la serie by a mile). Y mira que han ido metiendo ingredientes tipo Lex Luthor, nuevo traje de Supergirl, llega Superman, esto, lo otro… quizá algún día la retome (hablando de la influencia de Richard Donner… echadle un vistazo al piloto de Supergirl). La actriz es una trooper de esas que dicen los yanquis, lo da todo, pero el producto me parece exageradamente inane. Inane Igartiburu.

super7

Esta ha sido mi experiencia con las series de Superman y… ¿cómo, que no digo nada de Krypton? A ver: plantear una especie de Juego de Tronos kriptoniana, tirando de la excelente media hora inicial de Man of Steel pues muy bien, compro. Pero si un fan de Superman como yo no puede siquiera terminar el episodio piloto del sopor que le produce… pues algo mal estamos haciendo aquí. Habían anunciado Lobo, Brainiac y Perico el de los palotes para la segunda temporada pero esto es lo que pasa cuando te dedicas más a construir para el futuro que edificar para el presente, que lo que cuentas ahora no tiene el más mínimo interés. Pero oye, ojalá alguien me diga en los comentarios que la serie mola y que tengo que verla.

Y vosotros, ¿qué serie de Superman habéis visto en vuestra vida?

Publicado en Teen-Shows

¿Qué hacemos con Chloe Sullivan?

Ahora que sabemos que Allison Mack, la actriz que dio vida a Chloe Sullivan en Smallville durante una década de nuestras vidas, se dedicaba a marcar a personas como si fueran reses para esa extraña secta sexual en la que estaba metida… ¿qué debemos hacer con Chloe?

c2
Clark sabía lo que le esperaba si se liaba con Chloe y (casi) siempre le hacía la cobra

Porque los temas serios (qué debemos hacer con ella como persona, si mandarla a la trena 37 años o 377, quizá lo segundo) deben ser debatidos en otros ámbitos, pero en una web llamada Brenda Forever, donde hemos hablado en varias ocasiones de Smallville (serie que mantuvo viva la llama de Superman antes de Brandon Routh y Henry Cavill y las peleas con Batman y las resurrecciones y la pelea a pecho descubierto con la Liga de la Justicia y todo eso), tenemos que plantearnos cosas pertenecientes a la ficción, y del tema Chloe Sullivan nadie está hablando. Vamos al lío:

c4.jpg

No propongo que se elimine de la existencia a Chloe Sullivan y que se lance una nueva edición en Blu Ray de las 10 temporadas de Smallville con una otra actriz sustituyendo a Allison Mack en todas las escenas en las que aparezca esta (lo que hizo Ridley Scott con todas las escenas que había rodado Kevin Spacey para aquella peli que no me gustó demasiado pese a que saliera Michelle Williams). Todo lo contrario, a mí el personaje de Chloe me encanta y que sea ella la que abra y cierre el último episodio de Smallville me pareció absolutamente adecuado, ella fue siempre el hombro en el que llorar de Clark, uno de los pilares de su fundación como héroe, y fue una de las mejores cosas que nos dejó la serie. Tanto gustó el personaje que desde DC decidieron incorporarla al canon oficial de Superman y empezaron a incluirla en los cómics (al menos en uno).

descarga
Guiñito en Man of Steel, ¿es que nadie ha pensado en los niños?

Recuerdo igualmente un breve guiño en Man of Steel (una estupenda película de Superman, potente y con personalidad, a la que solo le faltaba una pizquita de humor y algo más de magia) en el que un negocio local de Smallville llevaba el apellido de la familia “Sullivan”. Nos toca como espectadores tomar otra vez la difícil decisión de “separar al artista de su obra”, ahí están los casos de Woody Allen, Roman Polanski, las producciones de Harvey Weinsten y tantas y tantas películas y series de televisión que nos exigen distanciarnos de las personas que las han realizado para fijarnos únicamente en los actores y directores que las han interpretado o dirigido.

allison-mack-keith-raniere-f46f80335e6674f4.jpg
El líder de la secta de Chloe es ABSOLUTAMENTE EL MISMO pollo que lideraba la secta en la que se mete Kelly Taylor en Sensación de Vivir… ¡leed nuestro libro de Sensa y descubriréis la verdad!

Os seré sincero, no he vuelto a ver Smallville desde que se emitió su último capítulo, no sé cómo aguantará la serie ni cómo reaccionaré ante la dulce e inocente Chloe cuando aparezca en pantalla… y marque a una de las vacas de la granja de los Kent con una vara ardiendo de metal. Ya lo decía la canción de los créditos: Somebody saaaaaaaaaaave meeeeee…