Publicado en libros, Teen-Shows

Nancy Drew, la detective teenager más vieja (sus libros, series y películas)

Con Stephanie Savage (Gossip Girl) y Josh Schwartz (The OC) a los mandos, está claro que la Nancy Drew de la CW se orienta claramente al público adolescente. La sinopsis habla de una detective teenager (Kennedy McMann en su debut como protagonista) que debe abandonar sus planes universitarios para investigar un misterioso asesinato que la tiene a ella misma como sospechosa junto a otros adolescentes entre los que se encuentran su novio, su némesis del high school y una chica rica de un pasado “misterioso”. Además, se menciona un “suceso paranormal” (en forma de fantasma) de los que no teníamos noticia en las anteriores encarnaciones del personaje, que han sido unas cuantas (¡Nancy fue creada hace 89 años, tiene más arrugas que Andrea Zuckerman!).

MV5BMTZhOTVjNjYtZmI0YS00ZGY5LTk5YWQtOGEyMDYyYzVmNWYwXkEyXkFqcGdeQXVyMTkxNjUyNQ@@._V1_.jpg
La Nancy Drew de 2019, ¿cuajará o fracasará como anteriores intentos de serie?

Nancy Drew: Origins

… y es que Nancy Drew siempre ha sido más “de andar por casa” (si bien es cierto que ver a una chiquilla de apenas quince años resolver casos antes que la policía tiene su cuotita de paranormalidad). Su historia es bien sencilla: Nancy Drew es una adolescente que, tras la muerte de su madre, vive con su padre el abogado Carson Drew y su asistenta Hannah Gruen en el pueblo de River Heights. Dedica su tiempo a investigar misterios junto a sus primos George y Bess; y, a veces, su novio Ned Nickerson… aunque lo podría investigar todo ella solita porque Nancy es lo que se viene llamando una superdotada. Atentos:

 

La chica tiene conocimientos de psicología, francés, navegación, natación y alta cocina; sabe montar a caballo, pintar cuadros, jugar al tenis y al golf y hasta te puede ganar a la pocha (vale, al bridge, pero a la pocha porque no se pone). Y lo mejor de todo es que te investiga los casos gratis, por amor a… ¿la justicia? Pese a las continuas renovaciones y toquecitos que se le han dado al personaje a medida que avanzaban los tiempos, siempre ha permanecido como una chica independiente, inteligente, segura de sí misma y en no pocas ocasiones brillante (y eso que su creador consideraba que el lugar de la mujer en la sociedad era… la cocina, ¡tela marinera!).

nancydrewengcal.jpg

Nacen las novelas

Nancy Drew nace como contrapartida a los Hardy Boys, una serie de novelas en las que unos chavales de Bayport se dedican a investigar casos que suelen implicar a adultos o a casos aún por resolver por su padre. Tanto los hermanos Hardy como Nancy Drew fueron creados por el editor Edward Stratemeyer, que se dedicaba a ir rotando distintos escritores por las novelas de la investigadora aunque todas vinieran firmadas por la misma señora, Carolyn Keene (las primeras fueron escritas por Mildred Wirt y luego ya el ghostwriting a tope). Este “truquito” de editor sin duda dio resultado porque el personaje ha perdurado hasta nuestros días llegando a vender 80 millones de copias, muchas de estas en Francia (allí se llama “Alice Roy”) y Noruega (donde es la “Frøken Detektiv”), los dos países de fuera de Estados Unidos donde mejor ha funcionado.

La primera novela se publicó en 1930 en la colección Nancy Drew Mystery Stories, que se siguió publicando hasta 2003, y los primeros libros fueron acusados de racismo y clasismo y se decía que Nancy Drew era perfecta porque al ser “libre, blanca y adolescente” no tenía más opción que serlo. Lo del racismo se intentó moderar en los años 60, así como lo de clasismo, convirtiendo a la asistenta en una figura maternal para Nancy. Pero no todos los cambios fueron para bien: a Nancy la hicieron menos desafiante con la autoridad, perdiendo así uno de los rasgos más característicos del personaje.

La Nancy ochentera y comiquera

634d20ce38240e7457dc78684762dddc.jpg
¡Puro Eighties!

En los 80, se hace con los derechos del personaje la editorial Simon & Schuster, que intenta darle un aire más adulto a la cosa, subiendo la edad de la protagonista a 18 años y mostrando a las claras que tiene deseos sexuales como todo hijo de vecino (bajo la colección The Nancy Drew Files, con unas portadas en las que se destaca la figura de Nancy y suelen aparecer personajes masculinos en segundo plano). El tono más adulto trae la ruptura definitiva con su eterna pareja, Ned Nickerson (en el volumen 2 de la serie On her own (Por su cuenta), contentando así a todos los fans que lo venían reclamando desde hace tiempo). Sin embargo, los libros de la “liberada” Nancy fueron criticados por centrarse demasiado en los romances y poco en los misterios.

nd99.jpg
Un cómic al que le falta una chispita de algo

Saltamos a los 2000, en los que el cambio más significativo es que ahora Nancy relata sus aventuras en primera persona (y usa teléfono móvil, of course). En esta época se publican unas novelas gráficas imitando el tipo de dibujo del manga escritas por Stefan Petrucha y dibujadas por Sho Murase. No he tenido el gusto de leerlas pero recibieron buenas críticas. El que sí he leído es el cómic que escribió recientemente la guionista Kelly Thompson sobre el personaje y que no puedo recomendar porque no tenía nada especial (¡y mira que me gusta lo que está haciendo esta guionista son Sabrina!).

Películas recientes y serie de la CW

En 2007 llegó la película protagonizada por Emma Roberts en la que Nancy tiene que investigar el asesinato de una estrella de cine (se llamaba simplemente Nancy Drew y la frase promocional rimaba: “Get a clue”). Acompañaron a la sobrina de Julia los actores Max Thieriot (Almas condenadas de Wes Craven o hermano de Norman Bates en Bates Motel) como su novio Ned Nickerson y Tate Donovan (Joshua de Friends) como su padre Carson Drew.

ndboth.jpg
Buenas actrices, pelis reguleras

En 2019 se estrenó casi clandestinamente otra película protagonizada por Sophia Lillis (la chica pelirroja de IT, a lo que ponen a montar en monopatín para que “mole”) que no tiene nada particularmente interesante, más allá de que esté dirigida por la responsable de la inefable Carrie 2 (Katt Shea); y producida por Ellen DeGeneres. Ah, y el padre de Nancy Drew es el Bill de True Blood.

Como curiosidad de la serie de la CW de la que hablábamos al principio, sabed que Freddie Prinze Jr., antiguo ídolo teenager, iba a ser el padre de Nancy pero fue sustituido por Scott Wolf tras el piloto. En parte lo agradezco, porque ver a Freddy Prinze Jr. haciendo de padre significaría EL FIN DEFINITIVO DE LA ADOLESCENCIA. Para todos. Y, en una nota más negativa, las primeras críticas de la serie (como la de Variety) hablan de una fotocopia dudosa de Riverdale.

Inicios en cine y televisión

aaaa.jpg

La primera peli del personaje data de 1938 (la Warner compró los derechos del personaje el año anterior por tan solo 6000 dólares) y se hicieron cuatro pelis de una hora cada una en tan solo un año, las cuatro dirigidas por William Clemens y con Bonita Granville como Nancy Drew (sí, sí, Bonita). Se dice que el personaje era un poco más tontorrón que en los libros, como si la hubieran hecho más “denominador común” para que pudiera ser disfrutado por todas las audiencias, ¿os suena de algo esto? Algo super-curioso que hizo la Warner para promocionar estas películas fue crear un club de fans con reglas tipo “para pertenecer al club debe tener una relación de amistad con un chico” o “debe elegir su propia ropa”… estas reglas estaban basadas en un “estudio de comportamiento de chicas adolescentes” que hizo la productora antes de estrenar las películas.

En tele la primera experiencia fue The Hardy Boys/Nancy Drew Mysteries, serie de la ABC de 1977 a 1979 que recibió muy buenas críticas por su versión de Nancy Drew, interpretada por Pamela Sue Martin, que más tarde se haría famosa en Dinastía.

Series fallidas

En 1995 hubo otro intento de serie con Tracy Ryan como la Nancy Drew de los 90 y, ojo al dato, Scott Speedman (¡Ben Covington de Felicity!) como Ned Nickerson. Aquí Nancy tenía 21 años, estudiaba criminología y su prima Bess era una periodista de cotilleos. Y en 2002 la ABC se atrevió con una nueva versión un poco más madura, con Nancy (Maggie Lawson) estudiante de periodismo y un misterio de tráfico de drogas, pero nada, no la vio ni el Tato.

tr.jpg
Tracy Ryan, la Nancy Drew canadiense (con Scott Speedman teenager)

Hubo otros intentos por el camino, como el de una productora canadiense llamada Nelvana que en 1989 le vendió el proyecto a USA Network con Margot Kidder, la mismísima Lois Lane de las pelis de Superman, como una Nancy Drew adulta que investigaría casos junto a su hija… pero un accidente con un coche (los frenos no funcionaron y Margot se metió un guarrazo) dio con el piloto al traste y con la cancelación de la serie. Otro proyecto fallido fue el de la CBS, que entre 2015 y 2016 quiso convertir a Nancy Drew en una treintañera no caucásica y agente de policía en Nueva York que investigaba la muerte de su prima Bess seis meses antes del inicio de la serie. Sarah Shahi (sexta temporada de Dawson Crece, Person of Interest y otras) sería la nueva Nancy y su padre iba a ser interpretado por… Anthony Edwards, mi querido Mark Greene de Urgencias.

Taylor Swift: Investigadora a lo Nancy Drew

Una cosa super-curiosa que ha generado Nancy Drew es una novela paródica en la que Taylor Swift se dedica a investigar unas amenazas que han dejado en vasos del Starbucks (en vez de escribir tu nombre te ponen “el asesino es el mayordomo”, ojo a esto cuando pidas un latte). Taylor Swift: Girl Detective and The Secrets of the Starbucks Lovers nació en Kickstarter un poco “por hacer la gracia” pero ha generado su buena base de fans.

ts

El título viene de la letra de la canción Blank Space, que todo el mundo creía que decía en un momento de la misma “all the lonely Starbucks lovers” cuando en realidad decía “got a long list of ex-lovers” (mucho mejor lo primero, dónde va a parar). Las protagonistas de la novela son Taylor y Lorde (lo que da pie a que Taylor diga muchas veces “Oh Lorde…”, que a mí ya me hace gracia) intentando descubrir quién está amenazando a una actriz dejándole mensajes muy chungos en sus “skinny mochas”.

7f6e0db0b5a5afe0e19eb4475a8c4e5c_original.jpg

Escrito por Larissa Zageris y con ilustraciones de Kitty Curran (que imita las de las clásicas portadas de Nancy Drew y los Hardy Boys), el libro consiguió publicarse hace tres años… sin la autorización oficial de Taylor Swift, pero sí con la oficiosa (le dio follow al Tumblr del libro). Echadle un vistazo a la página del proyecto en Kickstarter, donde podéis leer las primeras páginas y ver muchas ilustraciones; y visitad también la web de la ilustradora, que tiene auténticas joyas.

Nancy+Drew+First+3+Books+Published.jpg

Nancy Drew nos sobrevivirá a todos (no sé si a Andrea Zuckerman…) y seguirá generando nuevas novelas de misterio, series de televisión y “reimaginaciones” cinematográficas (si son menos descafeinadas que la de Sophia Lillis, mejor). Veremos si la serie de la CW retiene, aunque sea mínimamente y entre sucesos tuinpiquiescos, algunas de las características que han convertido al personaje en imperecedero.

Publicado en Teen-Movies

Por qué amo el cine adolescente sobre todas las cosas

En los últimos días he estado preguntándome (no en voz alta por la calle como un loco, sino en el interior de mi cabeza) por qué me gusta tanto el cine teenager. Estas películas, ricas en fiestas, despiporres y una celebración de la vida just because, son también ricas en otra cosa: indecisión. La mayoría de protagonistas de pelis teen se enfrenta a un dilema que puede cambiar su vida (… aunque luego no sea pa’tanto) y se pasan todo el metraje intentando resolver esas dudas vitales… ESO ES. Por esto me identifico más con los chicos atrapados en la biblioteca de The Breakfast Club o la prota pringadilla de The DUFF que con un protagonista de mi actual edad y circunstancias: la lucha constante contra la indecisión.

ct1

La lucha contra uno mismo, contra su cabecita, contra sus miedos y taras (reid). Esto para mí es el cine adolescente por encima de animadoras y capitanes del equipo, el patito feo saliendo del cascarón (al quitarse las gafas y la coleta, por supuesto) o las mini-elecciones en el instituto (que siempre ganaban de calle Zack Morris y Brandon Walsh). Esto, obviamente, no es algo exclusivo del cine adolescente; superar los propios miedos es el conflicto que tienen TODOS LOS PROTAGONISTAS de cualquier película de la historia, ya sea un western, una comedia romántica, un musical o la secuela de un slasher. Lo que me gusta es que esto suele ser EL ÚNICO obstáculo al que se enfrenta el protagonista adolescente. Él mismo, sus movidas. Ya está. Ese es el conflicto.

ct2
Ya sé que esto ha cambiado en los últimos tiempos con la proliferación de adaptaciones de Libros Young Adult, y ahora el adolescente debe no solo superar su propia mierda sino además salvar al mundo de los aliens (La Quinta Ola), de los aliens cazarecompensas (Soy el numero cuatro), de los aliens reemplaza-almas (The Host)… bueno, básicamente de los aliens, jajaja (¿para cuando Teen Alien, Ridley Scott?). En la tele ídem, ahora las series teen vienen con misterio o cosa paranormal de serie (Pretty Little Liars, Teen Wolf, The 100, Scream, The Vampire Diaries, nuestra querida Riverdale…) y suelo disfrutarlas todas, pero sigo prefiriendo aquellas en las que el peor monstruo al que se enfrenta el protagonista es su propio yo. Dawson Crece, The Spectacular Now, Awkward, The Edge of Seventeen, Felicity, Esta es mi vida… tienen en común dos puntos básicos que las convierten en referentes para mí:

1/ Protagonista muy cargado de dramas, taras y obsesiones, que suele pasarse la vida con debates internos con los que además da la tabarra a su mejor amigo, amiga o crush encubierto

2/ Sensiblería a tope; y si es empalagosa y con canciones pop de fondo, mejor

ct3
Claro que me gustan las tramas de droguitas en el equipo de futbol, el robo de la mascota del instituto rival, el estudiar la noche antes del examen en la casa-mansión del pijo de la clase o el típico secuestro de la profesora que te tiene manía, pero a mí lo que me produce el GOZO EXTREMO es ver a ese protagonista enfrentándose a HIS OWN SHIT. La propia cabeza de uno puede ser un sitio terrorífico, y el cine adolescente explora esto con una honestidad que me sigue enganchando.

Nunca entendí, cuando iba al colegio, como los adultos desdramatizaban los problemas de esa época en plan “las hormonas, ya se le pasará, está en esa edad…”. What?? Los problemas y los sentimientos de esa época, como dirían en Gran Hermano, SE MAGNIFICAN precisamente porque a esa edad uno tiene menos recursos (internos y externos) para resolver la mierda. La exploración de la cabeza de uno a la edad adolescente me parece tan apasionante que no sé cómo no están haciendo ya un remake de El chip prodigioso pero con el Dennis Quaid de turno dentro del cuerpo de un adolescente de 17 años y el tipo intentando sobrevivir a ese tumulto de emociones locas (vaya… ya he metido una cosa sobrenatural sin quererlo…).

Publicado en Teen-Movies

Nerve: Elige tu propia aventura, con el iPhone

Nerve es como beso, atrevimiento o verdad “pero sin la verdad”, es decir, desafíos a muerte por la ciudad de Nueva York entre jóvenes descocados ansiosos por tener más likes, más me gustas, más corazoncitos que el resto de sus amigos. Nerve es una foto perfecta del aquí y ahora teen. Porque hoy en día se trata de GUSTAR. A toda costa. A todo el mundo. A todas horas. El “no necesito amigos, necesito fans” que enunció la propia Emma Roberts en Scream 4. ¡Este es un retrato generacional y no el barrio aquel de Fernando León de Aranoa! We are kidding. But we are not.

62b1e1fba208bf1990590e2f9f3ca61f

A ver, las cosas claras: los personajes muy profundos no es que sean y el tercer acto y la resolución de todo el tocomocho (un juego virtual que puede llegar a controlar toda tu vida) es un poco cutrecillo, pero la película no va de eso. La película va de capturar un momento, como cuando estás haciendo una foto “bonita” y esperas y esperas hasta que la gaviota que ves aparecer por el rabillo del ojo se cuele en el encuadre para que te quede la foto aún más bonita… bueno, pues Nerve es eso, el click en la cámara con la gaviota dentro.

giphy-7

¡Y qué foto, amigos! Visualmente, esta película es una obra maestra. No hay plano que no sea fascinante. ¡Esa imagen de Emma encapuchada a modo de Caperucita Roja del siglo iPhone, qué maravilla!

nerve_1

Emma Roberts (Vee) está aceptable en su papel de “patito feo but not really” (aún no es una estrella de cine pero es lo suficientemente likeable y brand name como para liderar este proyecto), pero la que destaca de verdad en lo que a actuación se refiere es su “frenemy” Emily Meade (Sydney). Esta actriz de cara interesantísima, no el típico producto americano teen, que ya me dejó muy buena impresión en la primera temporada de The Leftovers (serie que adoro y cuyo regreso espero con los brazos abiertos) borda su papel de chica mala e incomprendida, representando el papel en el que ha quedado encajonada.

nerve-photo-21

Emily está al principio en plan “soy tu mejor amiga, Vee, solo quiero ayudarte a salir del cascarón” hasta que se pispa de que su amiga empieza a petarlo en las redes sociales más que ella y claro, hasta ahí podíamos llegar; la cara que pone cuando le aseguran que sigue teniendo más seguidores que Vee no tiene precio.

Nerve me recuerda (un poco) a esta peli española…

nerve_2

Nerve ha sido rodada por los responsables de Catfish (la peli es excelente, no veáis el programa derivado de ella) y Viral (que vi en el pasado festival de Sitges y me encantó) y se nota que esta gente esta muy en la pomada ya que integran la tecnología y apps de nuestra vida a la narración de forma totalmente orgánica (esto lo llevan al extremo de forma más que exitosa en Unfriended, otra película “de su tiempo” que pasó sin pena ni gloria y que merece la pena rescatar).

nerve-photo-23

Cositas sueltas:

  • Dave Franco está TOP con su bailecito en la cafetería (temazo de Roy Orbison, by the way)
  • Los créditos del final son la bomba y la música que los acompaña, ídem; si podéis (y podéis) haceos con la banda sonora de esta película, un autentico HIT
  • Machine Gun Kelly se pasea por la peli como Pedro por su casa (es el que hace de malote de la función, echadle un vistazo a su historia personal en la red, es bien curiosa)
  • No quiero olvidarme de que Juliette Lewis, una actriz emblemática de los 90, tiene un papelito haciendo de madre de Emma Roberts (una pena que no le den nada mejor que hacer que “madre que no se entera de la misa la media y luego se pone en plan demanding-plasta”)
  • Los directores dicen que Periscope, la aplicación favorita de Gerard Pique, nacio en mitad del rodaje del film y que “esta a medio camino de ser el juego de la película”
  • El tío del insti que le mola a Vee se llama JP Guerrero… o sea, JPG (Vee se pasa la vida haciéndole fotos… no digo que sea una muestra de brillantez del film, pero si un guiñito divertido, y como este hay varios)
  • Podéis comprar la peli en Blu·Ray por 15 euros en Amazon, y la novela original por 16, un poquito caro, ¿no, Amazon?
  • Jeann Ryan escribió la novela original en la que se basa el film y a mi juicio la película es mucho mejor (contrariamente a lo que dice la Wikipedia) al eliminar cierta hiper-complicación del juego y modificar ciertos aspectos. Por ejemplo, en la novela, Vee no es fotografa del insti sino ayudante de dirección de teatro –a mi juicio, el factor “Watcher” y no “Player” de Vee se acentua si se limita a observar la vida desde el objetivo de su cámara en lugar de vivirla, just my two cents here-. La presentación del personaje de Dave Franco en la peli mola mil veces más, etc.
  • Miles Heizer lo hace francamente bien como Tommy, el amigo de la prota que obviamente está colgado por ella (me encanta la escena en la que se ríe con Vee de que Dave Franco se haya comido una patata frita de la mesa creyendo que era suya, es una observación muy espontánea, que no suele hacerse en las películas)
  • La peli recaudó más de 81 millones de dólares con un presupuesto de 20… con lo que sí, ha recaudado algo de pasta, pero no es un exitazo. A mí me encantaría una segunda parte, material hay de sobra para convertir esto es una franquicia (esto bien podría ser “los juegos del hambre del mundo real”), pero no creo que vaya a haberla. Puede que salga directamente a vídeo. O a DVD. Si es que siguen existiendo estas cosas.
  • En la entrevista con Manuel Ríos San Martín le preguntamos si había alguna similitud entre su novela Círculos y Nerve, dale aquí para escucharla si aún no lo has hecho.
Publicado en Cajón Disaster, Teen-Books

Brenda Express: Manuel Ríos San Martín

Entrevistamos a Manuel Ríos San Martín, un auténtico crack al que conoceréis de Compañeros, No te fallaré o Sin Identidad, con motivo de la publicación de su novela Círculos. Pinchad aquí para leer nuestra anterior entrevista con él o en este otro aquí para escuchar los podcasts anteriores de Brenda Express (como, por ejemplo, el de Riverdale).

Ir a descargar

Publicado en Teen-Books, Teen-People

Por qué no me he comprado Wildflower, el libro de Drew Barrymore

Hace poco me tomé unas vacaciones de Dublín para visitar Edimburgo y Londres. Los que hayáis visitado el Reino Unido, o viváis allí ocultos en el desván de una pareja octogenaria de Leeds (la mejor manera de vivir), ya sabéis que lo de esta gente con los libros es una auténtica locura. Las famosas charity shops te venden cualquier libro que puedas desear por una libra o dos como mucho, con lo que puedes pillar gangas como The girl on the train (la nueva Gone Girl, de la que ya han anunciado peli) por una libra cuando en las tiendas está a 15-20. He aquí la primera pega para no comprarme Wildflower, la autobiografía happy (bioppy?) de la siempre entrañable Drew Barrymore: es tan novedad editorial, está tan fresquita la tinta, que aún no le ha dado tiempo a que esté disponible de segunda mano.

drewm

El libro tiene tapa grande y dura y cuesta un pastizal. Esto no es problema para mí, suelo gastar poco o nada en ciertas cosas para gastar bastante o mucho en libros y revistas, por lo que estaba dispuesto a pagar por Drew. Pero llegó el momento del hojeo y ojeo, con hache y sin ella, del interior del libro… y dejad que os diga una cosa: cuando miras en el interior del libro encuentras dudas.

drew2

En primer lugar, ningún capítulo dedicado a Scream. Ya, ya sé que Drew ha hecho muuuuchas mas cosas que Scream, pero también sé que esa es la peli que revitalizó su carrera en los 90, así que un capítulo entero dedicado al de la careta hubiera sido lo suyo. Además, hace poco falleció Wes Craven y la actriz siempre ha hablado muy bien de su experiencia con él rodando la peli… en definitiva, era algo que podía esperarse de una biografía de Drew Barrymore. Pero bueno, puedo pasar sin esto; puedo leer sobre su complicada infancia y adolescencia, E.T., los mofletes de sus hijas y Los Ángeles de Charlie, no problem. (¿Será verdad eso de que Elizabeth Banks va a hacer un reboot de esto?)

El problema es que, quitando las dos películas mencionadas, creo que no se detiene en muchas más. De hecho, parece que le dedica muchas mas paginas a sus maravillosas hijas, a su madre y a las amapolas. A ver, no me entendáis mal, yo estoy muy a tope con Drew y cuando saque sus memorias en edición de bolsillo probablemente me lo pille, pero ahora esperaba más el lado cinéfilo de su vida que el lado amapolas. No me lo tomes a mal, Drew. Además, Drew, ¿acaso te has comprado tú nuestro Libro de Sensa? Pues hale, we are even.

Publicado en Teen-Books

Ahora Bella es un tío y Edward una tía en el 10º aniversario de Twilight (Life and Death)

tw

Habéis leído bien. Stephenie Meyer le ha cambiado el sexo a Edward y Bella en edición especial 10º aniversario de Twilight (Crepúsculo). El invento se llama Life and Death: Twilight Reimagined, tiene más de 400 páginas (vamos, que no es una farsa para vender más libros, no, no, es un libro como Dios manda) y es la respuesta de la autora a todos los que dicen que Bella es demasiado “la chica en apuros” en la saga vampírica… o eso pretende la Meyer.

Pero vayamos al rollito transgender: Bella ahora se llama Beau, mientras que Edward pasa a llamarse Edythe y la historia viene a ser la misma: Beau, un adolescente de andar por casa, se enamora de una bella vampira de aspecto teenager llamada Edythe. Suena a fanfiction que tira p’atrás, ¿eh?

Dudamos que esto Translight sea adaptado al cine pero, eh, cosas más raras se han visto. Eso sí, sería casi imposible que mi amada Kristen Stewart diera vida a un tío y Pattinson hiciera de tía… ¿o no?

Publicado en Teen-Movies

5 cosas que molan mucho (y 5 que not so much) de The Hunger Games: Mockingjay Part 1

1u

Qué título más largo, madre mía. La primera película nos gustó, la segunda parte nos gustó aún más… y la tercera, ¿qué? ¿Son ciertos los rumores de “Es muy larga y no pasa nada”? ¿Qué podemos esperar de una Juegos del Hambre sin… Juegos del Hambre? Y, lo más importante de todo, ¿qué alpiste se le debe dar a un sinsajo si lo tienes en casa? (Ligerísimos spoilers, be warned) Sigue leyendo “5 cosas que molan mucho (y 5 que not so much) de The Hunger Games: Mockingjay Part 1”

Publicado en Teen-Books, Teen-Shows

Pero entonces esto de “Los 100”, ¿está bien o qué?

Leo en diversos blogs, aquí y allá, que “Los 100”, oye, no está nada mal. Hablando por Twitter con Pili Halliwell la confundí con “Star-Crossed”, la de Liam de “90210”, pero parece ser que no tiene nada que ver. Que es un rollito “Los Juegos del Hambre” pero a lo bestia y con muchísimos más tributos… aunque podría estar totalmente equivocado y no tener nada que ver con la supervivencia en el bosque.

Además de los buenos comentarios que he leído, se sabe que la CW la ha renovado para una segunda temporada, así que ahora que llegan las vacaciones para un servidor (aún no, pero ya queda poco), os pregunto: ¿Merece la pena engancharse a la serie?

Sigue leyendo “Pero entonces esto de “Los 100”, ¿está bien o qué?”

Publicado en Teen-Movies, Teen-People

Trailer de “Palo Alto”, lo nuevo de Emma Roberts con James Franco

 

JamesFranco EmmaRoberts

En Brenda Forever somos muy fans de Emma Roberts, la sobrinísima de Julia y, aún mejor, la HIJÍSIMA de Eric Roberts, quizá el mejor actor de videoclubes de la historia. Así que nos alegra mucho tener ya entre nosotros el nuevo trailer de “Palo Alto”, la última peli de Emma en la que comparte pantalla con James Franco. La película es el debut en la dirección de Gia Coppola (nieta de Francis Ford Coppola y familia de todos los Coppolas del cine, vosotros sabéis quiénes son), que también ha adaptado el texto original de Franco (James, no el dictador), puesto que la peli se basa en el libro homónimo del actor (este tío le pega a todo, te escribe un libro, te presenta unos Oscars fumados, te hace el gotelé del baño… lo que le pidas, oye).

87139-Emma-Roberts-James-Franco-inst-dRg9
Como podéis ver en el póster (algo torticero) de la peli, la cosa va de teenagers, high-school y todo lo que nos gusta. Veremos si Emma sigue confirmando las buenas sensaciones que nos ha dejado en varias de sus películas y así no tenemos que lamentar que le cancelaran su propia serie Young Adult incluso antes de que echara a rodar.

pa

Aquí abajo os dejamos el segundo trailer, a mí me da muy buenas sensaciones, ¿y a vosotros?

Publicado en Teen-Movies

Programa doble: La casa al final de la calle/Los juegos del hambre

jangeratope

Aquí seguimos como cada viernes recomendando un par de pelis teens con algún tipo de relación entre ambas. Hoy nuestro nexo de unión es una tal Jennifer Lawrence, que no sé si os suena de algo pero amenaza con batir los recórds de Oscars y nominaciones de la mismísima Meryl Streep. También los de Blake Lively, aunque eso es un poco más sencillo (¿por qué este palo gratuito a Blake Lively? No sé, es que van a poner “Green Lantern” en Telemadrid y me ha venido a la mente… ¡será mala la peli que hasta sacan fea a la Lively! ¡Ojo al dato!)

Clark propone… “La casa al final de la calle”:
Curiosa película de 2012 protagonizada por Jennifer Lawrence, la Camiseta Ajustada de Jennifer Lawrence (es la que tiene el mejor papel) y mi querida Elisabeth Shue. Oh, y sale también un chiquito llamado Max Thieriot, que hace de hermano de Norman Bates en la recomendable “Bates Motel” (todos los chicos de esa serie me parecen unos excelentes actores, de ahí que le dedicáramos este reportaje especial a los mismos en su momento). Esta es una peli de terror teen de las de antes, de las que se estilaban a finales de los 90, tras aquel tsunami llamado Karmele Marchante Scream. Persecuciones por el bosque, casas en mitad de la nada (nunca aprenderán…) y gente sospechosa a cada esquina. ¿Es buena peli? No, ni de lejos. Es un truñete considerable, pero Lawrence siempre está digna, la cosa arranca potente y hasta te crees alguno de los giros de guión (alguno, ¿eh?). Para una tarde tontísima o una noche en la que no estés precisamente para ver “Frances Ha” (que tampoco está mal la de la Gerwig, oye).

Y siguiendo con Jenni·Law, sabéis qué peli la lanzó al estrellato, ¿verdad?

El gemelo malvado de Clark propone… “Los juegos del hambre”:
Para quitaros el mal sabor de boca (o bueno, si no le pedís peras al olmo) de la peli anterior, nada mejor que un blockbuster de solvencia probada. En “Los juegos del hambre” tenéis distopia a tope y la sólida interpretación de la mejor Jennifer Lawrence posible, una intérprete capaz de echarse al hombro lo que le echen. Aquí parece que lleve toda la vida recolectando bayas en los valles de Los Ángeles y practicando el tiro con arco. La película es como la defensa del Atlético de Madrid, intensa. Buen rato garantizado como ya te contamos con mucho más detalle en nuestra crítica de la película. Si os quedáis con ganas de más y apostáis por convertir el programa doble en uno triple, ahí tenéis la segunda parte de “Los juegos del hambre”, superior secuela que amplía y expande lo mostrado y lo apuntado en la entrega inicial. May the odds be ever in your favour (silbidito de sinsajo).