Publicado en Teen-Shows

Series teenagers que se quedaron en el camino (os llevo en el corazón)

Series adolescentes a las que nunca presté la atención necesaria han habido muchas, desde Las gemelas de Sweet Valley a Colegio Degrassi pasando por Skins, Greek o One Tree Hill. A ver, las he visto todas en algún momento, he picoteado en todas ellas a ver qué tal (de hecho, con One Tree Hill me he propuesto al menos terminar la primera temporada y ver dónde nos lleva todo eso); pero por lo general son series que no me han atraído por distintos motivos, algunos un poquito surrealistas pero eh, son mis motivos.

point11

En el caso de One Tree Hill, por ejemplo, creo que la estrenaron cuando Dawson Crece ya había pasado su “prime” (el rubiales protagonista de OTH apareció en Dawson a modo de presentación tonteando con Joey y Jen en la quinta temporada de la serie… ¿o era en la cuarta?) y nunca me llamó la atención. Entre que los actores no me decían gran cosa y TODOS ESOS PARTIDOS DE BALONCESTO como que no conecté con el producto. Pero, lo dicho, I am trying. Y… bueno, sí hay una actriz con la que conecto (I wish): Sophia Bush.

castel

Hay dos españolas que intenté seguir pero no pude: Nada es para siempre y SMS. La primera tenía su puntito “so bad it’s good” que me imantaba hacia ella, aquella “nosotros también tenemos nuestro Al Salir de clase” de Antena 3 apetecía mucho y creo que la estrenaron en verano a razón de un capitulito diario, por lo que la ocasión la pintaban calva. Y hasta tenía un rollito Dawson muy marcado, con el prota enamorado de la rubia pija sin darse de cuenta de que su mejor amiga morena le miraba con ojitos de deseo. Y creo que el chico protagonista era ¿el doblador español de Dawson? ¿O me lo estoy inventando?

En fin, que por mucho que deseara seguir el arco de personaje de Microchip (“se me bloquean los circuitos” o nosequé catch-phrase decía el amigo cuando se atoraba) o los flirteos de la madre del protagonista, acabé abandonando por pura desidia. Ojo, nunca olvidemos que aquí salía Daniel Diges haciendo de “Gato”, el “Pacey” de la serie (recordemos que toda serie teen tiene su propio Pacey). La canción de Presuntos Implicados sonó mucho en las emisoras musicales (meaning Los 40) y oye, han pasado los años y la serie sigue saliendo en listas y artículos de internet. Algó tendrá el agua rancia cuando la bendicen.

point5.jpg

Los actores de SMS (Sin Miedo a Soñar, ojo, que no es que le pusieran SMS por lo de los mensajes de los móviles, qué va) molaban más que los de “NPS”. Vale que el prota (que venía de ser un mero secundario en mi querida Compañeros) era un poco viejuno, pero así cumplia con las máximas de las series teen de que los chicos deben tener en realidad entre treinta y treinta y siete años. Las tramillas eran resultonas y la serie era una de esas diarias de mediodía en las que nunca pasa gran cosa pero oye, qué buen ratillo que se echa. El problema fue que esta serie nació en el debut de La Sexta y nunca estaba a la hora de emisión en mi casa para verla. Tiene un revisionado, sobre todo para descubrir a todos esos actores que hoy son famosos, no solo Mario Casas.

point8

Como ya dije en el post de las series descubiertas gracias a Canal Plus, de Buffy me fui desenganchando sin comerlo ni beberlo, lo intenté con Angel pero me pasó como con la serie madre… y si hubieran hecho un spin-off de Spike pues tres cuartos de lo mismo. Una sobrenatural a la que andaba yo muy apegado, sobre todo por la maravillosa Britt Robertson (pese a sus elecciones dudosas de películas, cada una más rara que la anterior), es la de The Secret Circle… pero como la acabaron cancelando no recuperé todos los episodios perdidos. Ídem de ídem con The 100. ¿Remix de Perdidos y Los Juegos del Hambre en formato semanal? ¡Compro! El problema fue que compré sin querer esforzarme, y al sexto episodio la dejé en la lista de pendientes. ¡Y eso que salía Desmond! La de Kevin Williamson “a lo Twin Peaks” la terminé por pura obligación. Se llamaba Hidden Palms y se quedaba a medio camino de todo lo que prometía. Una pena.

point1.jpg

Había una de rollo demoníaco llamada Point Pleasant en la que salía Jake de Melrose Place (que va a salir en el remake de Dinastía, ojito a este tema) y que tenía su interés. Esto de mezclar al diablo en las tramas teenager me atraía mucho, pero la cosa quedó en agua de borrajas. También de cosas sobrenaturales (porque ellas piruetas con tirabuzones no era posible que las hiciera un ser humano) era Hellcats, la de porristas producida por el prota de Smallville (en serio) y emitida en la CW. Lo tenía todo para petarlo, chica protagonista con cierto tirón incluida (Aly Michalka de mis entretelas), pero acabó aburriéndome un poco, sobre todo cuando la prota cogía la guitarra y se ponía en plan cantautora, say waaaaa? Oiga, que nosotros hemos venido aquí por lo de las córeos.

point7.jpg

Dos que me parecieron un poco para echar la siesta y que no me arrepiento de haber dejado abandonadas en una cuneta son October Road (floja como ella sola) y Twisted (que empezó realmente fuerte pero se fue desinflando de mala manera). Y ya que estamos confesando, Pretty Little Liars se puso un poco plasta con lo de no destapar sus secretos y la fui viendo a cachitas, a “ahora me asomo a ver cómo sigue”.

point10

Undeclared de Judd Apatow, Awkward y TeenWolf de la MTV,  Popular de Ryan Murphy e incluso Glee del susodicho también se me quedaron por el camino. Series algo marcianas, con un puntito de locura refrescante, que acabaron pereciendo en esa marisma que son las series de nuestros tiempos (las nuevas sepultan a las antiguas a velocidad de vértigo). Otra marciana por su singularísima propuesta era la española El Barco, que proponía “la historia de un buque-escuela a la deriva” (WHAAAAAAT?). Empecé a verla e incluso a hacer recaps, pero cuando acabo la primera temporada y me mude de país me acabé bajando del barco (sorry). Por ver a Blanquita Suarez y el Guest Star de Belén Rueda le daría chance.

point9.jpg

También se lo daría a Luna el misterio de Calenda, que no es sctrictly teen, pero salía mucho teenager dando gritos por ahí. O como Ángel o Demonio, que era el surrealismo ilustrado con esa lucha entre el Cielo y el Infierno con una adolescente confundida en mitad de todo aquello. Recuerdo que Mar Saura lo petaba bien en su papel, pero no sé cómo acabó la cosa. Y ya que estamos con españolas, debo confesar que de Física o Química me salté todos los capítulos desde que se van los clásicos (Gorkita, Ursulolita, Cabanazo…) hasta el episodio final.

Skins no he visto ni la británica ni la americana y del Colegio Degrassi apenas recuerdo algunos episodios hace muchos años en una galaxia muy lejana. Los Rompecorazones es otra que han puesto infinidad de veranos en Televisión Española (esas mañanitas de series con Dawson Crece, las Gemelas de Sweet Valley y alguna otra) y nunca me he puesto con ella. Con Greek recuerdo ver el piloto, disfrutarlo muchísimo y no volver a verla nunca. ¿Merecerá la pena?

point12.jpg

Una que tengo pendiente de ver entera, más allá de alguna cosa suelta que había pillado por aquí y por allí, es My So-called Life con la maravillosa Claire Danes y el pre-Joker Jared Leto. Me la compré hace poco de segunda mano y me llega en un momento muy dulce, tras adorar la interpretación de esta mujer en todas y cada una de las temporadas de Homeland. Será todo un placer descubrirla como adolescente.

Publicado en Teen-Shows

Santana (“Glee”) lo da todo cantando “Don’t Rain On My Parade”

sd
Naya Rivera y una chica que no cantará en los Oscar

A estas horas, los afortunados telespectadores de Washington D.C., Milwaukee, Beverly Hills y otros tantos lugares norteamericanos, ya han podido disfrutar de Santana (Naya Rivera) cantando “Don´t rain on my parade” (algo así como “No vengas aquí a tocarme los coj— “No me amargues la fiesta”). Esto ocurre en el episodio 5×09 de “Glee”, titulado “Frenemies” (“Amigoenemigos”) y promete emociones fuertes por varios motivos: 1) Santana es extra-hot, 2) Lea Michele (que ha dicho adiós a su luto) ya ha cantado varias veces “Don´t rain on my parade”, tanto en “Glee” como sobre los escenarios (os dejamos vídeo) y será una buena oportunidad para comprobar quién suena mejor… aunque sea en playback, 3) Santana es bien ardiente, 4) Siempre mola recordar clásicos en “Glee”, en este caso de la canción que cantó Barbra Streisand en “Funny Girl”. Os dejamos unos cuantos vídeos… aunque ninguno es el que vosotros queréis ver (creednos, lo hemos buscado, pero a estas horas esto da para lo que da…).




Publicado en Teen-Wolf

La foto del lunes: Dianna Agron nos hace ver las estrellas, literalmente

Aquí tenemos a Dianna I was in I am Number Four Agron esperando a su coche a la salida del Bouchon Bistro en Beverly Hills (yo también comí fuera el sábado… aunque en el Vips…). Me gustaría que alguno o alguna de las habituales de Brenda Forever me describiera el modelito que lleva: ¿es un fular/jersey? ¿¿Es un… fursey?? Help! Recordemos que a la señorita Agron la veremos en el episodio 100 de “Glee”, que será partido en dos mitades el mes que viene.

da

Publicado en Teen-Shows, Teen-Wolf

La foto del lunes: Glee 100

Las fotos del rodaje del episodio 100 de “Glee” siguen surgiendo como las setas. Aquí van tres colgadas en su cuenta de Instagram por nosequién nosecuándo. Por los looks de Lea Michele y Dianna Agron parece que tendrá un marcado rollo ochentero. Pero vamos a ver, Gleecerinos, ¿acaso no sabéis que los 90 son los nuevos 80? En fin, que como ya os dije hace mucho tiempo que no veo la serie (Clark), pero lo cierto es que tengo ganas de darle una oportunidad a este episodio 100 que, supongo, tendrá un fuerte componente emocional. Podéis ver más fotos del lunes pinchando aquí. ¿Y vosotros, qué esperáis del 100 de Glee?

g1g2g3

Publicado en Teen-People, Teen-Shows

Cory Monteith y su muerte en “Glee”

cor

La muerte de Cory Monteih (Finn en “Glee”) fue un palo para todos los seguidores de la serie, especialmente para los más jóvenes, que vivieron la noticia en las redes sociales con una pena desbocada. No digo que no deban llorarle, cada uno le dedica las lágrimas a quien quiere, pero no deberíamos olvidar que a fin de cuentas era un actor canadiense, alguien tan desconocido para nosotros (pese a salir por la tele cada semana en una de las series más populares del planeta) como cualquier otro muerto de los miles que hay al día (por ejemplo, en Estados Unidos hay 3 muertos cada hora por armas de fuego, CADA HORA… por no hablar de otras tragedias). Aunque a quién quiero engañar, si hubiesen muerto James Van der Beek o Joshua Jackson en plena cuarta temporada de “Dawson Crece” me hubiese dado un patatús. Uno establece vínculos con ciertas series y personajes.

En cuestión de muertes de famosos, a cada uno nos “afecta” (si es que puede hacerlo la muerte de un desconocido) de forma distinta. ¿Ríos de lágrimas derramadas por un actor de 31 años que era muy querido por su papel en una serie adolescente? Puedo “entenderlo”. Además, no dejo de leer que Cory Monteith era en persona todo lo contrario a su personaje: la alegría de la huerta. Sus compañeros le han descrito como un tío optimista, positivo y extraordinariamente generoso en el esfuerzo (que supongo debe ser una virtud maravillosa en un trabajo en el que la repetición es una constante). Obviamente, es lo que se dice de cualquier persona cuando muere: que era maravilloso, “muy amigo de sus amigos”, que nadie se lo veía venir, etc. Pero quiero creer que las buenas palabras son de verdad.

Por cierto, una actriz que ha demostrado personalidad al hablar de la muerte de Cory (nada de topicazos ni de falsos cumplidos) es Sophia Bush (“One Tree Hill”), atentos:

Así pues, ante la pérdida de un actor (y personaje) tan querido por sus compañeros y los fans de la serie, ¿cómo reaccionar? ¿lo incorporamos a la serie? ¿lo “matamos” o lo mandamos de viaje a Siberia? Esto último sería una evidente falta de respeto a su memoria… pero casi más lo sería lo de “matar” a Finn en “Glee” por una repentina adicción a las drogas del personaje, para equiparar su muerte en la ficción a su muerte en la vida real (cuando leí esta propuesta tan falta de tacto casi me da un patatús…). La muerte del actor es un hecho que los guionistas deben afrontar, la audiencia no espera otra cosa, y quizá lo más indicado sea matar al personaje (no por sobredosis, por favor, esto no es el episodio especial anti-drogas de “Salvados por la campana”) al inicio de un episodio y dedicarle los 42 minutos de canciones a su memoria.

Los dos primeros episodios de la quinta temporada de “Glee” (que se estrena el 26 de septiembre) se centrarán en canciones de Los Beatles. Un episodio especial en homenaje a Cory Monteith y en el que se lidiará con la muerte del actor (y muy posiblemente del personaje) debería emitirse la tercera o cuarta semana de emisión de los nuevos episodios.

Os dejamos un par de vídeos de la Fox en homenaje a Cory Monteith:


Publicado en Teen-Shows

Rolling Stone pone nerviosos a los chicos de “Glee”

rolling1

El titular del post iba a ser “Aquella extraña entrevista de Rolling Stone a los chicos de Glee”, pero me ha parecido más oportuno dar los detalles concretos de lo que ocurrió en el número 1.102 de la edición americana de Rolling Stone (15 de abril de 2010, ha pasado el tiempo). A raíz de la muerte de Cory Monteith y las buenas palabras que le dedicaban los compañeros de trabajo y los desconocidos, me puse a pensar “¿alguna vez dijo alguien algo malo de este chico?”… y recordé aquel reportaje de la Rolling Stone yanqui en la que el redactor de la revista, Erik Hedegaard, no es que dijera nada malo de Cory en concreto, sino que incomodó notablemente a los protas de la serie con una serie de preguntas… peculiares, digamos.

rolling2

Como me cansaba un poco lo de ir transcribiendo palabra a palabra he preferido escanear las preguntas, respuestas y situaciones más incómodas de todo el reportaje, para que saquéis vuestras propias conclusiones: ¿es el redactor de Rolling Stone un payaso? ¿es un provocador? ¿quizá los chicos de “Glee” deberían haberse soltado un poco el pelo y no contestar a todo como robots? ¿tenían órdenes de la Fox de transmitir una (¿falsa?) imagen de niños buenos?

rolling3

Antes de nada, os pongo en situación: el redactor pasa unos días en el rodaje de un episodio de “Glee” (primera temporada o comienzos de la segunda, no se especifica), entrevistando en diversos momentos (tomando un café, dando una vuelta por Los Ángeles en coche…) a los protagonistas: primero Lea Michelle (Rachel), luego Cory Monteith (Finn), más tarde Dianna Agron (Quinn), para rematar con Jane Lynch (Sue Sylvester) y Chris Colfer (Kurt), al quien no iban a entrevistar pero resulta ser (a juicio de Rolling Stone) el más divertido y auténtico de todos “esos adolescentes tan divertidos” de la serie. Y es que la revista no deja de pedirles a los chicos que les entretengan, que hagan algo que les haga gracia, que les cuenten algo salvaje para poner en la revista… a lo que los chicos suelen responder quedándose en blanco o disimulando ser unos santos (esto es lo que dejan ver de Cory Monteith, de quien también dicen que parece el más sincero y el que tiene mejor corazón… hasta que se desdicen).

rolling4

Empezamos con Lea Michele, que se queda helada cuando el de Rolling Stone le sale por peteneras con una pregunta quizá más adecuada para ¿Mercedes Milá?, atentos (subrayo en rojo los momentazos, pero leed todo):

Lea1

Luego viene Cory Monteith, algo más curtidito para aguantar preguntas “raras” pero que no sabe muy cómo contestar a ciertas cosas:

Cory1

Insisten en el modo de vida de Cory, que el propio actor dice haber abandonado… quizá solo en la superficie (lo del camaleón me tiene loco desde que lo leí, ¿qué os parece a vosotros?):

Cory2

La cosa con Dianna Agron es un poco más relajada, pero cuando intentan sacarle algo “salvaje” se topan con un muro (Nota: Tiger Beat es una revista americana para chicas adolescentes centrada en alabar a los ídolos teen del momento, como SuperPop hace años o ahora Top Music)

Dianna2

Como nota curiosa e informativa (no todo va a ser provocar), le sacan una confesión a Dianna, ¡es guionista!:

Dianna1

Pero luego viene Jane Lynch y le para los pies al redactor de Rolling Stone. Es una adulta y se nota, tiene más tablas que los chicos:

JaneLynch1

Yo creo que el redactor de Rolling Stone es un tipo con poca educación (se puede mantener esa “actitud rockera” con preguntas más originales y no directamente faltonas) pero que los chicos de “Glee” podrían haber salido del brete con un poco más de soltura, con más sentido del humor y atrevimiento, exactamente como hace Jane Lynch, que pone al redactor en su sitio sin dejar de ser graciosa. Además, ¿qué esperaban los chicos de “Glee”? Es un tipo de Rolling Stone, no un redactor de Bravo (con todos los respetos para esta noble publicación), se esperaba un poco de gamberrismo.

¿Vosotros qué decís? Dejad un comentario.

Publicado en Teen-People, Teen-Shows

Muere Cory Monteith de “Glee”

Cory-Monteith

Cory Monteith, Finn en “Glee”, fue hallado muerto ayer sábado en una habitación del hotel Fairmont Pacific Rim de Vancouver (Canadá). Mañana lunes le harán una autopsia para aclarar las causas de la muerte pero en principio las autoridades descartan cualquier tipo de acto violento. Cory estaba en tratamiento para superar su adicción a las drogas desde abril de este año (un problema que, como el propio actor aclaró en una entrevista, llevaba arrastrando desde los 13 años, cuando probó las drogas por primera vez).

El actor fallece a los 31 años, con una relación en principio estable con su pareja en “Glee” Lea Michele y con un reconocimiento a su labor interpretativa en 2011, cuando ganó el Teen Choice Award a Mejor Actor de Comedia.

Brendita ha colgado en nuestro Facebook varias reacciones en Twitter de los famosetes, podéis leerlas también aquí.

Publicado en Teen-Shows

¿De verdad le quedan 2 temporadas más a “Glee”?

gl1

No me entendáis mal, yo tan contento de que le alarguen la vida a “Glee”, la que en su momento califiqué como la aparición teen más potente desde… bueno… ¡desde hace siglos! Esta serie fue una bocanada de aire fresco y desparpajo como no habíamos tenido nunca. ¿Dramas teen? Los que quieras. ¿Comedias teen? Unas cuantas. Una combinación de ambas con impresionantes (casi siempre) números musicales de regalo era una mezcla difícil de resistir. Luego estaban los cameos de famosos, los diálogos locos de Ryan Murphy; y la superación personal de tantos y tantos problemas teen en la serie que seguramente ayudaban a parte de su audiencia a “hacerse fuertes” frente a un mundo tan complicado. Dirán lo que quieran, pero sigo creyendo que “Glee” ha roto una lanza a favor de las minorías y los “awkwards” en los high school. Por ejemplo, no me parece nada mal lo de dedicarle un capítulo a las masacres en los instis, contrariamente a lo que opina Patricia Morales Querol en su blog de ABC.

gl2

“Glee” era muy grande. Y digo era porque hace tiempo que me desconecté de ella. La última vez que vi en la serie un rayo de esperanza vine aquí a contarlo rápidamente. Pero no he vuelto a verla desde entonces. Desde mediados de la 2ª temporada fui detectando un exceso de ruido, un descontrol de guest stars y demasiados disparates sin ton ni son que comenzaban a saturarme. Vale que “Glee” nunca ha sido un paradigma de la moderación ni de las tramas “creíbles”, pero ese aire cándido e inocente de los comienzos, ese vientecillo fresco que traían las locuras de “Estrellita” (Rachel) y compañía, se había esfumado. No, no digo esto porque es “lo que toca”. Esto no es un “antes molabas” que digo porque todo el mundo lo dice (las audiencias en USA van a menos). Eh, soy el tío que acaba de empezar a ver otra vez la sexta temporada de “Dawson Crece”. Yo me quedo con las series, no las abandono, si me gustan quiero aguantar con ellas. El problema es que “Glee” dejó de gustarme. Un día dejé de verla y, sencillamente, no reparé en su ausencia. Mi pregunta es si con esas dos nuevas temporadas de la serie anunciadas por la Fox aún estaré a tiempo de reengancharme, de subirme al que una vez fue mi carro favorito, de aplicarme aquel “Don´t Stop Believin´” que cantaban los chicos al final del piloto…

GLEE:

Ganas tengo; y, tiempo, (desgraciadamente) también. Así que es muy posible que me ponga con todo ese glee que me he perdido, esa separación de los chicos, esos accidentes, ese “nuevo casting” y esas “nuevas direcciones” de un show que cuando me gustó, me gustó muchísimo. ¿Será capaz de volver a hacerlo? Por cierto, mucha suerte a Cory Monteith con esto y muchas gracias a quien corresponda en Allure por esto:

nayar

Publicado en Teen-Recaps, Teen-Shows

¿Ha recuperado Glee (parte de) su mojo?

Hola, qué tal, somos nosotros, los que hace dos telediarios decíamos que la serie se había ido al garete… Y nos reafirmamos en ello-oye. La pregunta es si la serie ha recuperado PARTE de su mojo. La respuesta a esa pregunta es: SÍ, PARTE DE ÉL. O, para ser más exactos aún: “SÍ, PARTE DE ÉL PERO YA VEREMOS CÓMO LO ECHAN A PERDER CUANDO VUELVAN DEL PARÓN”. Los gleecerinos se pusieron las pilas para el “Winter Finale” (¿¿desde cuándo se hacen estas cosas??) de la tercera temporada de “Glee”, el episodio 3×14, “On My Way”, y está claro que echaron el resto. Buenas interpretaciones (no de las de “pongo la cara de siempre y paso a recoger el cheque” de las que la serie destilaba últimamente), trama potente y de peso (el intento de suicidio de un chico que sale del armario y sufre el rechazo de sus compañeros -el que acosaba a Kurt en el pasado-.), y una banda sonora perfecta para los temas tratados en el episodio, rematada con el pegadizo “Stronger” de Kelly Clarkson.

El capítulo sacó lo mejor de todos los implicados (actores, guionistas, arreglistas musicales, señores del catering) porque trataba una cosa seria: los intentos de suicidio en los jóvenes, y, en este caso, de los jóvenes que salen del armario. No conocemos las estadísticas de la materia, pero suponemos que los intentos de suicidio de los que deciden salir del armario y son rechazados (y humillados, como aquí) deben ser altas. Y más en Estados Unidos. Porque es un país gigantesco, no por otra cosa. Pues eso, que Glee se puso seria y nos regaló uno de esos episodios que tocan la patata y que tanto trabajaban en la primera temporada (y a veces en la segunda).

Los otros puntos fuertes del episodio fueron 3: el maravilloso discurrir de ese villano fenomenal llamado Sebastian Smythe (interpretado por el actor Grant Gustin -quiero ver a este tío en TODOS los episodios-), la trama de la boda-espídica entre Estrellita y el Prota (con final de infarto incluido), y la buena selección de canciones que cantaron los chicos en las “regionals” de este año (con un juez-vampiro de lo más divertido -esta es una de esas cosas absurdas del universo “Glee” que, simplemente, funcionan-).

Respecto a “Stronger” de Kelly Clarkson, está claro que esta canción ha dado en el clavo. Hay canciones que, aunque no vayan a pasar a la historia de la música, tocan la tecla adecuada en el momento exacto, conectando con la gente de una forma sorprendente. Esta canción lo ha hecho. Y lo ha hecho MUCHO. Os dejamos el vídeo (ojo a cuando la señorita Clarkson empieza a hacer movimientos de kung-fú a lo loco hacia el final del vídeo, jeje…).

Publicado en Teen-Wolf

Ricky Martin en Glee y una idea revolucionaria para Scream 5 en el podcast de BrendaForever

BrendaForever, imparable en su misión de conquistar el mundo y convertirlo en un tomate gigante (o, en su defecto, en una pizza de Nutella -copyright by Gabi-), acaba de colgar su nuevo y renovado podcast. Hablamos de Glee, de la horrible versión de “La cucaracha” que hicieron, del homenaje a Jacko, de cómo trajeron de vuelta al PeloPollo; de Gossip Girl y su quinta temporada; de los números más absurdos de los Goya; de Quién quiere casarse con mi hijo, el reality más marchoso de toda la ciudad; de todo lo que quedó pendiente por rajar de la saga Scream; y, por si todo esto fuera poco, entrevistamos en exclusiva a Carlos Casado, autor de “Los cuentos del conejo”, el próximo J.K. Rowling español… Si J.K. fuera un hombre de 24 años. Son tres cuartitos de hora muy bien aprovechados que te pueden hacer un apaño en el metro, en el autobús o en el mismo trabajo (te tapas así un poco de soslayo, estirando la manga sobre la oreja y…). Hemos hablado de los temas muy picaditos, le hemos metido canciones a punta pala y, en definitiva, hemos cumplido todas las peticiones de Shannen Doherty. Are you happy now, Master?

http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_1065899_1.html Ir a descargar

/// LECTURA RECOMENDADA: Índice detallado de contenidos y canciones del podcast pinchando aquí ///