Publicado en Cine de terror y slashers, Teen-Movies

¡¡Siempre sabrá lo que hicisteis el último verano!! Vuelve el hombre del garfio

Ayer por la tarde fue una de las tardes más felices de mi vida: no solo encontré una tienda donde vendían pipas de calabaza listas para comer (me seguís diciendo que las venden en el Lidl y el Aldi, pero yo no las veo), sino que además anunciaron el regreso de Sé lo que hicisteis el último verano. De momento lo único seguro son tres cosas: será una secuela, hay dos protas de las originales que podrían volver; y ya sabemos quién ocupará la silla del director. Vayamos por partes, como le gusta hacer a nuestro hombre del garfio:

Lo primero: será la tercera parte de la saga. ¿La primera? La amamos. ¿La segunda? Pasable. ¿La tercera que salió directamente «a vídeo» (preguntad a vuestros padres)? ¡Esa no existe! Esto nos lleva al tema de los actores: Jennifer Love-Hewitt y Freddie Prinze Jr. están «en negociaciones» para recuperar sus papeles de Julie James y Ray… tenemos que decir que, tristemente, inyustisia, Sarah Michelle Gellar y Ryan Phillippe ya no están entre nosotros debido a LA SAÑA con la que los mató Ben Willis, así que como no aparezcan en plan fantasmal no sé yo…

¡Ah, y ya sabemos quién dirige! Jennifer Kaytin Robinson, la responsable de Do Revenge, la peli teen con guiñitos a pelis adolescentes del pasado de la que ya nos habló Pili. Escribe el guión Leah McKendrick, parece que Kevin Williamson no estará ni como productor. Se dice que van a meter nuevos teens para hacer ese «ceder el testigo» que tan bien ha hecho nuestra querida Scream y poder seguir explotando la historia en futuras secuelas. Lo que se viene llamando requel o recuela, jejeje (me río porque es que lo estoy gozando).

Gracias de corazón a la serie de Prime Video de IKWYLS por ser tan mala y provocar la reacción airada de miles de fans en el mundo clamando por la vuelta de los originales. Well… they are back. FUCK YEAH. Ya veremos si no hay forma de meter a SMG y el señor Phillippe, yo creo que dándole un par de vueltas los podemos colar…

Publicado en Teen-Movies

El día de la marmota en el cine teenager

Hoy 2 de febrero se celebra el Día de la Marmota, ese en el que los granjeros de Estados Unidos y Canadá predicen el final del invierno según se asome una marmotilla cuando termina de hibernar (si no se ve su sombra, es que el invierno toca a su fin). Este día se usó como base argumental para el film que en España llamamos Atrapado en el tiempo y que es el ejemplo perfecto de «peli de bucle temporal»: Bill Murray está condenado a repetir una y otra vez el mismo día y deberá averiguar cómo romper ese loop infinito. En cine hemos tenido muchos ejemplos de este tipo de pelis (como esta), pero vamos a centrarnos en los casos teenager:

Mi querida Tree se ha enfrentado dos veces al bucle (y al asesino ese con la careta de bebé), tanto en Feliz día de tu muerte como en Feliz día de tu muerte 2 (siempre le agradeceré a internet el subtítulo oficioso de la película: «El día de la marmuerta», maravilloso… y sigo esperando la tercera parte); pero esta tradición de cine teen+loop temporal es de mucho antes: Ashton Kutcher tenía un embolado temporal de cuidado en El efecto mariposa (2004); Camp Slaughter (o Camp Daze) es un slasher con repetición de la jugada de 2005 sin mucha fama; La chica que saltaba a través del tiempo (2008) no es cine «teen» y el bucle no es tan cerrado, pero es un anime super famoso sobre una estudiante que puede volver al pasado (basado en la novela Toki wo Kakeru Shojo de 1967) y merece que la mencionemos.

Haunter (2013) tampoco es cine técnicamente teen pero en ella tenemos a una adolescente que acaba de cumplir 16 años (Abigail Breslin) y que descubre que toda su familia está muerta y que se ve condenada a repetir sus última día de vida en familia (glups). ¿Y si juntamos American Pie con Atrapado en el tiempo? Pues tenemos a un chico repitiendo una y otra vez el momento en el que perderá la virginidad (Premature, de 2014, con Alan Tudyk en el reparto); The Final Girls (2015) me encanta y va de un grupo de amigos metiéndose en una peli slasher de los 80 que se reinicia cada 92 minutos (es muy loca).

Si no despierto (2017) tiene a Chlöe Grace-Moretz y Zoey Deutch repitiendo el mismo día over and over; en El mapa de las pequeñas cosas perfectas (2021) podemos ver a la prota de Este cuerpo me sienta de muerte viviendo su propio bucle temporal (y romántico)… no sé si meter en la lista Project Almanac de 2015 y, respecto al cine español, ya sé que no es de teenagers pero me muero por ver El increíble finde menguante (2019), ¿la habéis visto?

Publicado en Teen-Shows

Velma es faltona, burra… y divertidísima

Velma, la nueva serie de animación de HBO Max, la de Scooby-Doo sin Scooby-Doo y que yo creía que era algo «canallita pero controlando» en la línea de Harley Quinn, la que ya se da casi como renovada para una segunda temporada pese a que le están dando hasta en el carnet de identidad, me tenía intrigadísimo. Ante tal somanta de palos, sentí que tenía que hacer lo mismo que toda esa gente a la que le ha picado el gusanillo: verla. ¿Realmente es tan mala? ¿Es un atentado contra la salud, la moral y todo lo decente que nos queda en el mundo? ¿Y es verdad que es una precuela de la Scooby-Doo de toda la vida?


(se pueden hacer versiones peores, no os paséis tanto)

Mis respuestas (seguramente equivocadísimas) son: no, no; y sí. Empecemos por lo último: efectivamente, es una precuela. Velma se sitúa antes de que la chica (ahora asiática, con la voz de Mindy Kaling en versión original -también productora del show-) monte la Mystery Inc, así que no hay ninguna furgoneta ni reuniones en grupo de los chicos, que no son amigos; de hecho, la serie es puro yo-yo-yo de Velma. Cosa que me chifla. A tope con las neuras de Velma. La serie va de Velma lidiando con sus dudas sexuales (le atrae Fred pero también Daphne) mientras investiga los asesinatos que acechan su instituto, que podrían estar relacionados con la desaparición de su madre. Todo esto entre puyas de raza, políticas o las propias series de televisión, especialmente las adolescentes (Velma es, muchas veces, la parodia de Riverdale… si bien es la propia Riverdale la que ya tiene ese título; Riverdale lo aguanta todo).


(los cómics «de acción» de la derecha también recibieron sus buenos palos)

A mí Velma me parece tronchante, los chistes van como balas y, la mayor parte del tiempo, dan en la diana. No me considero fan de Scooby-Doo, la conozco y me interesa como fenómeno pop, pero no me molesta que le cambien la raza a los personajes (ahora Shaggy es negro y le han cambiado el nombre) ni considero una afrenta que la serie sea una «wokificación» de una serie inocente para niños; a mí me hace gracia, los guiones son lo suficientemente divertidos y auto-conscientes como para provocarme la risa, pero si hicieran esto con mis referentes de la infancia pues a lo mejor me molestaba. No lo sé. Tampoco es que me parezca una cosa refinada y un humor que a va a marcar una época, pero no la encuentro muy lejos de propuestas como, por ejemplo, South Park. Creo que comparten un espíritu similar. Padre de familia, por ejemplo, no me gustaba aunque en teoría vaya en esta línea de «dibujos macarras para adultos»… Y es que el humor es una cosa muy subjetiva. Mírate el vídeo de abajo y, si te gusta, es que la serie es para ti. Si no, ¿para qué perder tu tiempo odiando algo muy fuerte?

Publicado en Teen-Wolf

¡Vuelven los 2000! Regresan Gladiator, los bucket hats y hasta Jesucristo

Ya volvieron los 90 y ya los quemamos (ah, ¿que no viste el reboot de Party of Five?!)… ¡Es el turno de los 2000! Regresan los llamados «años de la nada», aquella década en la que no hubo un «fenómeno pop absoluto que le otorgara cohesión generacional»* (así dijeron en este artículo de Tentaciones) y nosotros nos preguntamos si, además del regreso de la moda Y2K con sus pinzas para el pelo y sus crop tops (confirmando que cada dos décadas vuelven tendencias que parecían superadas), hay también retornos de películas, series y personajes de los 2000. Nos hemos puesto a investigar un poco y, sí, se confirma: Hollywood va a explotar los 2000 a tope y sin pedirnos opinión. ¡Prepárate para la vuelta de Shrek, el mítico Gladiator (¡¿pero no estaba muerto?!)… y el mismísimo Jesucristo (otro que ídem)! ¡Vuelven fuertes los 2000!

Antes de explorar las series y pelis, quiero agradecer desde ya el regreso de mi ítem favorito de los 2000, que no es otro que el bucket hat o gorro de pescador. Estos sombreritos mitad ridículos-mitad molones que llevaba cualquier actor de éxito o banda random de pop-rock de hace 20 años han vuelto con fuerza como decían en Harpers Bazaar: «De Rosalía a Kylie Jenner: el ‘bucket hat’ de pelo es el accesorio clave del invierno. Este característico gorro vuelve a erigirse como un ‘must’ este 2023, tal y como sucedió el pasado año, y cada vez son más las expertas en moda que optan por él para completar sus outfits». Según Nylon, este gorrito que es como un cubo invertido (de ahí su nombre), nunca perderá su encanto. Si veis el videoclip del grupo Weathus para la peli Loser de Mena Suvari y Jason Biggs (que es un remake encubierto de El Apartamento como ya nos dijo Pili) os daréis cuén de que el cantante lo porta (de rossi) bien orgulloso. La peli es del año 2000, of course.

Vamos ya con las películas y series de televisión de los noughties que vamos a tener otra vez en nuestras vidas: National Treasure fueron dos pelis (2004 y 2007) de aventuras bien resultonas con Nicolas Cage en modo héroe que son ahora una serie de Disney+… eso sí, sin rastro del protagonista de Cara a Cara. Mi gran boda griega (2002) funcionó tan bien que hicieron secuela (2016) y en breve nos llega la tercera (que se rodó en Grecia el verano pasado). La exitosa Gladiator (2002) cambia para la secuela a Russell Crowe por Paul Mescal (Aftersun, Normal People) y llegará el año que viene de la mano de Ridley Scott. Piratas del Caribe (que en 2003 le comió la tostada en la taquilla al regreso de Superman a los cines y generó tantas secuelas que ya hemos perdido la cuenta) prometió reboot cambiando a Johnny Depp por Margot Robbie, luego se dijo que el proyecto estaba estancado, y lo último es que están mejorando el guión. Veremos. Por cierto, que la aún a día de hoy Harley Quinn del inestable universo cinematográfico DC también está involucrada en una nueva entrega de la exitosa saga Ocean, que empezó en 2001 con Ocean’s Eleven. El truco aquí es que no es una secuela de Ocean’s 8 (la protagonizada por Sandra Bullock como hermana de Danny George Clooney Ocean), sino una precuela ambientada en los 60 en el Reino Unido. Todavía no tiene título y debería empezar a rodarse esta primavera, vete tú a saber.

Una ¡octava! entrega de la franquicia Paranormal Activity, que sorprendió a todo el mundo en 2007, se anuncia en desarrollo para este año. Shrek (2001) lleva ya cuatro entregas (solo recordamos las dos primeras) y hay anunciado un «Untitled Shrek Reboot» para este año, en principio tirando de la nueva animación, más libre y divertida, de la exitosa secuela de El gato con botas. Un regreso bastante más sonado será el de Jesucristo. Tras La pasión de Cristo de 2004 tendremos una secuela llamada «Resurrección» (well… not spoilers there, eso es igual que en el libro) en la que ya está trabajando Mel Gibson y que podría estrenarse el año que viene coincidiendo con el vigésimo aniversario del film original. Si Avatar (2009) ha regresado a lo grande a nuestras vidas con toda su azulidad, ¿qué pasará con los bichos un poco más amarillentos, concretamente color zombies infectados, de 28 días después (2002)? Pues que se está moviendo la cosa para completar la trilogía. Otra que quiere completar trilogía es Reese Witherspoon, que lleva años queriendo rematar el díptico Una rubia muy legal (2001 y 2003); ya hay reparto confirmado y Mindy Kaling como una de las guionistas, a ver si la hacen de verdad.

En series, Kiefer Sutherland ha dejado la puerta abierta a un retorno de 24 (2001-2010) a nuestras vidas (please God); Cómo conocí a tu padre (Hulu/Disney+) con nuestra querida Hilary Duff ha sido renovada recientemente para una segunda temporada, lo que alegrará a los fans de la original (Cómo conocí a vuestra madre, que debutó en 2005); Paramount+ prepara una nueva serie de Jackass (2000) tras el éxito de nosecuántas pelis; se rumorea una nueva vida (ejem) para A dos metros bajo tierra (2001) y nuevos colmillos para True Blood (2008); Frasier no es precisamente de los 2000 (1993-2004) pero como somos muy fans que sepáis que vuelve en breve (¡bien!); Party Down (2009-2010) resucita el 24 de febrero en Starz y ojalá la pueda ver algún día; Criminal Minds: Evolution, que tira de donde quedó la serie original que debutó en 2005, ha sido renovada por Paramount+ y… seguro que nos dejamos unas cuantas, ¡contadnos en los comentarios qué serie o peli de los 2000 quieres que vuelva! Mientras, os dejo un compilado de vídeos de un tal DJ GOOFY: que si Britney, que si los Backstreet Boys, que si my girl Xtina… vamos, que los 2000 ya están aquí. Otra vez.

* Supongo que los de Tentaciones estarían durmiendo cuando atracaron a Joey en un cajero automático… ¡eso es un evento generacional y lo demás son tonterías!

Publicado en Películas

Brendan Fraser Forever: Al diablo con el diablo

Puede que Brendan Fraser gane el Oscar
Puede que no
Pero lo que ya se ha ganado
Es nuestro corasón


En Brenda Forever siempre hemos sido muy de Brendan Fraser (está bien hasta en las pelis que no están muy allá), así que qué mejor ocasión para volver a ver sus pelis de finales de los 90-principios de los 2000 que su reciente nominación al Oscar (compite en Mejor Actor por The Whale). Empezamos con Al diablo con el diablo, peli del 2000 dirigida por Harold Ramis (DEP) y protagonizada por nuestro Brendan (Elliot, un friki de oficina colado por una chica que le ignora) y la por aquel entonces tan de moda Elizabeth Hurley (en el papel de… bueno… EL DIABLO; en otro de sus papeles de «Elizabeth mandando y el resto de personajes a su servicio» que repetiría en EDtv, aquella con Matthew Perry, Gossip Girl, The Royals o incluso como villana en el reboot fallido de Wonder Woman).

La peli es un remake de Mi amigo el diablo de Stanley Donen con Dudley Moore y Raquel Welch en los papeles protagonistas y se queda en una comedieta agradable, que si bien es poco imaginativa sí que tiene algún momento simpático y conseguido. Es una (más) de aquellas cintas cómicas que no aportaban gran cosa pero tampoco molestaban, con un gran uso de efectos visuales (las transformaciones de Elliot en tantos personajes distintos son formidables) y una estrella indiscutible que convierte esta colección de anecdotillas sin pies ni cabeza (la peli es más un collage de sketches que otra cosa) es una cosa potable: Brendan Fraser.

Porque da un poco igual que Elliot consiga a la chica, deje atrás su fama de antisocial en el trabajo o que aprenda que los deseos egoístas no le traerán nada bueno (alguno de sus deseos y cómo los retuerce «el diablo» es bastante divertido); lo verdaderamente importante es ver al señor Fraser dándolo todo convertido en un gigante que juega en la NBA, un narco colombiano, un pedante de la alta sociedad o un chico dulce y sensible de California, ¡este tío puede con todo! ¿Y vosotros, os apuntáis a este maratón que vamos a empezar en Brenda Forever con pelis de Brendan?

Publicado en Cine de terror y slashers

Sick: Ghostface en los tiempos del COVID-19 (SIN SPOILERS)

Me pongo a los pies de Kevin Williamson; este tío me dio Scream y Dawson Crece, no hasi falta desir nada más. Lo quiero. Lo adoro. Lo idolatro. Cuando me enteré de que tenía un nuevo slasher llamado Sick, co-escrito con Katelyn Crabb (que según IMDB fue asistente de Williamson en la producción de Scream 2022, con lo que esta sería su incursión en el mundo del guión) poco menos que di botes de alegría. ¡¿El primer slasher de KW en una década?! Estaba como loco por la música. Así que gracias a… eeemmm… un viaje exprés a Estados Unidos a visitar a mi primo y así ver la plataforma Peacock, sí, eso… he podido verla. ¿Es buena, es mala, es regulera?… ¿¿y qué es eso de que la peli toca de lleno el tema de la pandemia y el coronavirus??

Estamos en 2020, en pleno arrase del COVID-19 en todo el mundo, con restricciones severas en Estados Unidos en lo que respecta a salidas al exterior (siempre con mascarillas -insertadas en la trama del film de forma menos «creativa» de lo que, creo, hubiera querido KW-), y dos amigas deciden hacer cuarentena en la cabaña de los padres de una de ellas. Luego viene un asesino y las acosa. Este es el argumento de Sick, dirigida con buen pulso y enseñando colmillo cuando toca (esa opening, ese tercer acto) por John Hyams, responsable de secuelas de Soldado Universal, capítulos de Legacies y The Originals, o el thriller Alone. Y respecto al guión pues correcto y ya. Y es que Sick es un slasher muy irregular, con una segunda mitad vibrante y llena de buenas ideas (la película cobra una vida nueva); pero con una primera mitad sosísima, con conversaciones que no van a ningún sitio entre las dos amigas, Miri y Parker (Gideon Adlon, ES-TU-PEN-DA, a la que recordaba de The Society, de donde salió otra Scream Queen-). La traca tarda mucho en empezar y, si no te armas de paciencia, puede que te la pierdas.

Lo del COVID-19 en un slasher: A ver, situar la acción en lo peor del coronavirus es interesante en el sentido de que si te acosa un asesino y quieres huir… ¡no puedes, porque fuera te mata la pandemia! Supongo que este era el punto de partida pero, al igual que el tema mascarillas-asesinos enmascarados, está a medio cocer y no aporta nada a la peli. Sick lo mismo podría transcurrir en San Valentín o en el Spring Break, no afecta al resultado final. Sí, vale, las chicas se saltan varias medidas anti-COVID y alguno podría subirse al #TeamKiller por esto, pero como gancho para sostener toda la película me parece flojete. Casi vería mejor situar el próximo slasher en una sala de cine y cebarnos en los pesados del teléfono móvil tal como denuncia Carlos Areces:

Sick no es un slasher original, ni redondo, ni una reinvención del género como Scream, ni de lejos; de hecho, se echa en falta ese sellito personal del guionista en el armazón de la película y en los diálogos y creo que es totalmente voluntario; que Kevin Williamson ha intentado huir de sí mismo lo mismo que las chicas del asesino de la peli: nada de metalenguaje, ni referencias pop (bueno, hay un par de guiñitos a cierta saga de terror que funcionan muy bien), ni adolescentes con las hormonas revolucionadas… Entiendo que no quisieras hacer otra Scream, pero ¡ojalá hubieras hecho otra Sé lo que hicisteis el último verano!

Apuntes finales: Blumhouse pone su logo pero llegó con la peli ya hecha; Yaron Levy, director de fotografía, participó en la serie de Scream de la MTV; hay un MOMENTAZO que no puedo comentar en el que, ahí sí, la película une los dos conceptos de manera gloriosa (slasher+COVID-19); y, lo último: en el film sale Dylan Sprayberry, que hizo de Clark pequeño en Man of Steel… ¿no sería genial que fuera el nuevo Superman que busca James Gunn ahora que ha crecido? Os invito a ver Sick y que me digáis si da o no el tipo como nuevo Kal-El.

Publicado en series

Baywatch Nights, ¡¿pero qué locura es esta?!

¡Pues no va The Hoff y se saca un spin off de Los Vigilantes de la Playa… pero del mundo de la noche?! Baywatch Nights (Los Vigilantes de la Noche en España) fue una serie derivada de Baywatch pero SIN NADA DE LO QUE HACÍA DE LOS VIGILANTES DE LA PLAYA… BUENO, LOS VIGILANTES DE LA PLAYA, es decir: ni playita, ni bañadores, ni peña ahogándose, ni Pamela Anderson corriendo en slow-motion… pero, entonces, ¿¿de qué leches iba el spin off?? ¡Pues del famoso «mundo de la noche»! ¡Acompáñame y descubre como esta travesura de David Hasselhoff para triunfar en el prime time con una serie de polis se acabó convirtiendo en un remedo de Angel y Expediente X!

La serie (inicialmente policíaca, más tarde de ciencia ficción y misterio) se emitió de 1995 a 1997 y, como dice el dicho, lo bueno si breve… vale, a ver, quizá «bueno» no sea el término más preciso para describir Los Vigilantes de la Noche, pero está claro que su fugaz paso por los televisores de todo el mundo en dos años confusos y gloriosos en la segunda mitad de los 90 la convierte, cuando menos, en una serie fascinante. Inicialmente, como decimos, era una serie de polis de casos de la semana: Mitch Buchannon (David Hasselhoff) se apunta a la agencia de detectives que monta su amiguete Garner Ellerbee (Gregory Alan Williams) y, con la ayuda de otra «sabuesa», en este caso Ryan McBride (Angie Harmon), se dedican a investigar robos, secuestros y trapicheos varios. Debajo va la intro de la Season 1, todo bastante arquetípico, como veréis:

Pese a que a mitad del primer año se unieron Eddie Cibrian y Donna D’Errico (esta se marcharía posteriormente a la «serie madre», Los Vigilantes de la Playa), las audiencias fueron tan mal que decidieron pegar un volantazo en la segunda temporada: adiós persecuciones por la ciudad, ¡hola vampiros, sectas satánicas y alienígenas! A ver, lo de alienígenas no lo tengo comprobado, pero lo otro te lo juro por Snoopy. Sin ningún tipo de vergüenza, los responsables del invento decidieron convertir a la serie en una pobre imitación de Expediente X, que estaba triunfando más que la Coca-Cola. Dorian Gregory (Embrujadas… la original) se unió a la fiesta reemplazando al pobre Gregory Alan Williams (él solo quería montar una agencia de detectives e investigar casos con sus amigos, inyustisia) y aquello pues, la verdad, fue una cosa loquísima. Uno de esos accidentes que no sabes cómo han llegado a emitirse (otros se quedaron sin cruzar la meta), pero… ¡a ver quién es capaz de separar el jeto de la pantalla! Mira los créditos de la Temporada 2, ¡esto es un vicio, entra mejor que un Donut Fondant!

Una pena que la serie no nos deleitara con un nuevo cambio de género en una hipotética tercera temporada, quizá convertir Baywatch Nights en una serie de animación. O un musical. O un cross-over con los policías de las bicicletas. ¡El cielo es el límite! ¿Y vosotros, tuvisteis oportunidad de verla?

Publicado en Teen-Shows

Hemos publicado el Libro de Dawson Crece, ¡léelo gratis!

Nos llena de orgullo y satisfacción anunciaros que hemos publicado EL LIBRO DE DAWSON y podéis descargarlo totalmente gratis pinchando aquí. ¿Qué es el Libro de Dawson? Pues es transformar en un bonito libro todas los recaps, rankings y ensayos de DAWSON FOREVER, la web que le dedicamos a la Dawson Crece por el 20 aniversario de la serie. Pero ojo, que el libro tiene varios extras interesantes:

Para empezar, Pili se ha currado unas fotografías absolutamente TOP para acompañar los textos. Olvídate de los pantallazos de episodios, aquí tienes una especie de dibujos de las fotografías que convierte en icónicos momentos aparentemente inofensivos (si quieres comprobar cómo lucen, ¡descárgate ya el libro!). Para continuar, las reviews están más centradas, dejando lo BÁSICO PARA TU VIDA, además de incluir algunas opiniones de Pili. Y, para terminar, hay articulazos imprescindibles para una mejor comprensión de la serie, como qué leches hicieron con el personaje de Andie McPhee. ¡Justicia para Andie!

Curiosamente, la web nació en un documento en Word con la intención de que fuera un libro. Tras sondear algunas editoriales y ver que aquello no se movía, nació DAWSON FOREVER para volcar en ella todo nuestro fanatismo por Dawson Crece. A día de hoy, la web sigue activa (acabamos de publicar un Top 10 con diez cosas mágicas de la serie), pero tiene gracia que se convierta en un libro, que es lo que quería ser in the first place. Así que ya sabéis, descargad el Libro Dawson, leedlo y revivid los buenos tiempos (y los durillos, con Abby y la botella de champán y… ufff…) y sed felices. Felicity. Oooops, another book is looming in the background. Oh shit. I shouldn’t have said that. Now we have to do it.

Publicado en series

Modern Love: Strangers on a (Dublin) Train

¡Pues no voy yo y me pongo a ver Modern Love a estas alturas de la película! Os confieso que si me la hubiera enchufado antes, estaría en mi lista de series favos del año (esa que retuerce el calendario como Dalí los relojes o… no sé, Fringe los universos). ¡Pero qué más da cuándo ves una serie si la dicha (la serie) es buena! Y a mí estos Amores Modernos me están molando. El primer capítulo que he visto, curiosamente, es uno de la segunda temporada que tiene lugar en Dublín y siento daros la barrila con esto pero I ♥ DUBLIN y, aparte de ese toque personal-patatil, el capítulo está muy bien. Paso a explicar por qué:

Para empezar, trata de cómo se conocen un chico y una chica (un «meet-cute» de esos) en un tren, uno entre Galway (ciudad muy pequeñita y potita que os recomiendo visitar si vais a Irlanda) y Dublín, con lo que te vienen a la cabeza otras pelis y series donde esto ha pasado (ellos mismos hacen referencia a una muy famosa… y el propio título del episodio te lleva a una peli de Hitchcock, of course). Para continuar, uno puede fantasear con que esa situación se dé en la realidad (yo ya estoy recogido en estos menesteres, pero entiendo que el «podría pasarme a mí» es un factor fundamental para que funcione toda comedia romántica). Y, para terminar, es poco más de media hora muy bien escrita (los diálogos funcionan como un reloj, sensibles, divertidos, autorreferenciales), muy bien interpretada (estupenda Lucy Boynton, juro por Dios que si no leo en la Wikipedia que Kit Harington no es irlandés diría por ese acento Irish inmaculado que es natural de Kilkenny) y con ese componente mágico que estas historias necesitan.

Si queréis saber cómo es la historia real en la que se basa el episodio, solo tenéis que pinchar aquí. Por lo que he visto en otros episodios, y por lo que me ha dicho mi novia (que se ha visto la primera temporada entera, cosa que yo no), este es uno de los capítulos más «cómicos» y ligeritos de Modern Love. A mí me ha encantado y os lo recomiendo mucho.

Publicado en Teen-Shows

5 razones para engancharse a UPA Next, el regreso de Un Paso Adelante

17 años después de UPA y aquellos chicos que tan bien bailaban y cantaban en la escuela de Carmen Arranz, es la hora de volver a las clases gracias a UPA Next, la continuación-reinicio (o «requel», si usamos el término de Scream 2022) que tenemos ya disponible en AtresPlayer Premium. ¡He aquí 5 motivos para volver a bailar!

UNO / VUELVEN LOS OG’S: El Tito Rober (Miguel Ángel Muñoz), Lola (Beatriz Luengo) y Silvia (Mónica Cruz) regresan a la serie ahora como profesores. ¿De verdad no han llamado a Pablo Puyol ni a Silvia Marty McFly o se los guardan como sorpresa? ¡Habrá que verlo para saberlo! (confirmadísimo que no estará por problemas de agencia la rumoreada Chanel, una pena)

DUE/ SABER SI VUELVE UPA: O sea, el grupo. Recordemos que UPA Dance era el grupo que forman en la serie y que luego sacaría discos y haría giras FUERA de la serie (en el mundo real, a Hannah Montana situation, glups)… serie que se llamaba Un Paso Adelante y que no fue rebautizada como «UPA» hasta que se sacaron el grupo de la manga. Yo no sé si los chicos, ya adultos, estarán para muchas giras… pero con que volviera MAM a cantar alguno de sus hit singles ya me conformaría.

TRE / CONOCER A LA NEW CLASS: Ninguna serie más apta que UPA para albergar a toda una nueva generación de artistas, muchos de los cuales (intuyo) se habrán fogueado en redes dando buenas muestras de su talentos. Los nuevos personajes estarán intepretados por: Quique González, Mónica Mara, Marc Betriu, Claudia Lachispa, Almudena Salort, Marc Soler, Karina Soro, Alex Medina y Nuno Gallego.

QUATTRO / APLAUDIR A CARMEN ARRANZ: Sabemos que Lola Herrera recuperará su personaje de mega-jefaza de la academia de manera episódica. ¡A aplaudir a rabiar a esta señora! (en la foto de abajo, una «new generation» con la cantante de Bellepop y el tristemente fallecido Edu del Prado que no acabó de funcionar)

CINQUE / DISFRUTAR DE LAS COREOS: Copio y pego de la noticia de la web de Antena 3, porque esto tiene mucho power: «El responsable de las coreografías será el bailarín y coreógrafo Toni Espinosa, y al frente de la realización de los números musicales estará el colectivo audiovisual Manson, responsables de videoclips de artistas y grupos como Rosalía, C. Tangana, Katy Perry, Raw Alejandro, J. Balvin o Prodigy«. ¡Casi nada!