Publicado en series

Doug Ross y Carol Hathaway: un milagro de pareja

La relación de Doug Ross y Carol Hathaway, de la serie Urgencias, es digna de un milagro. En la vida real Ross nunca habría cambiado y Carol moriría en el primer episodio.

A estas alturas de la vida ya que Urgencias tiene cerca de 30 años esperamos que nos perdonéis el casi spoiler. Y decimos casi, porque vamos a hablar de algo que no llegó a suceder en la serie. Durante años se comentó que el personaje de Carol Hathaway iba a morir en el primer episodio pero que gustó tanto en las pruebas que realizaron antes de estrenar la serie, que decidieron salvar al personaje.

Hace unos meses, varios de los actores de la serie se unieron en una videollamada por motivos benéficos y hablaron de este tema y de muchos más. En concreto, Julianna Margulies puso fin a los rumores confirmando que la leyenda urbana era tan real que ella estaba a punto de trabajar en otra serie. Fue el propio George Clooney el que la llamó para avisarla de este cambio de última hora, algo que la impresionó porque su personaje estaba muerto y no se podía imaginar cómo iban a revivirla. Clooney dijo: sé que algo van a hacer.

El personaje de Carol, la enferma jefa de la serie, se gana el cariño de todos en medio segundo. Es imposible imaginarse la serie sin ella y sin su relación con Ross. La conocemos como una fiel trabajadora que mantiene una extraña relación con el Doctor Doug Ross. Este parece un poco cesolo con la nueva relación de su expareja, pero ella le recuerda que fue él quien la dejó. Él se arrepiente, o eso dice. Durante todo el capítulo vemos a Carol trabajar y a Doug echándole alguna mirada. No hace falta más para que nos atrapen. Pero cuando está a punto de finalizar el episodio Carol llega en una camilla a la sala de urgencias. Ha intentado suicidarse. La Doctora Susan Davis, su amiga, confirma que aún no tiene muerte cerebral, lo que da pie a su milagrosa recuperación en los próximos episodios.

Lo cierto es que, por lo visto, según Julianna Margulies, esto se debió a un cambio en el doblaje, en realidad sí que había muerte cerebral. Y así es como recuperamos a este gran personaje. Margulies, durante la reunión, explicaba (quitándose un poco de mérito) que el interés de este personaje creció porque en esa escena veíamos como todos los personajes se preocupaban por ella, la veían a través de sus ojos y ellos eran los personajes que nosotros ya queríamos (porque sí, se hacen querer desde el primer momento).

Sobre los motivos que llevaron al personaje a realizar este acto… Doug se siente culpable y se responsabiliza por ello. No la trató bien en la relación, la engañó varias veces y no se preocupaba por ella hasta que la dejó y vio cómo ella rehacía su vida. Carol, sin embargo, le confiesa que sus problemas eran mayores que lo que él le provocara pero lo cierto es que justo la escena previa a su ingreso, es él intentando tontear con ella y esta recordando la ruptura.

Amamos a esta pareja pero Doug en estos episodios es un egoísta que trata a Carol como si le perteneciera. Se emborracha varias veces y va a buscarla para decirle que la quiere, incluso para exigirle que se vaya con él y deje a su prometido que está presente en el momento. Pero ella está convencida de que Doug nunca cambiará y ni siquiera quiere que lo haga, porque ya no es nada para él. Solo la quiere porque no la puede tener.

Este tango entre los dos sigue durante la temporada hasta que su prometido cancela la boda porque sabe que Carol no está enamorada de él y nunca ha dejado de querer a Doug. No es hasta el final de la tercera temporada cuando Doug por fin sienta la cabeza y deja de huir de lo que siente y besa a Carol, empezando así, otra vez, una relación. Previamente mantienen una amistad que va creciendo hasta ese momento y Carol si acepta a meterse de lleno en esta relación es porque Doug demuestra que ha dejado de lado sus locas aventuras con mujeres, sus rollos de una noche y sus borracheras, para centrarse. ¿Pero qué le lleva a realizar este cambio?

Doug Ross necesita que se le muera una mujer en los brazos casi literalmente para darse cuenta de que está destrozando su vida y la de los demás. Sobre todo porque llega a poner en riesgo su carrera profesional. Tras un encuentro con su desaparecido padre, un mujeriego empedernido que abandonó a su familia para llevar una vida de excesos, Doug se ve reflejado en un espejo en el que nunca se había mirado. Critica a su padre y se da cuenta de que se está convirtiendo en él, pero más allá de decidir cambiar, decide hacer una jugada más de chico malo y empieza a salir con uno de los ligues de su padre al que este ha estafado una gran cantidad de dinero. Parece que Doug sienta un poco la cabeza con ella, pero en cuanto esta traiciona su confianza, Doug vuelve a las andadas. Su método para superar esta traición es dejar los sentimientos a un lado y liarse con todo lo que se mueve, hasta que conoce a una chica de la que no conoce ni su nombre y muere en el hospital tras un ataque de epilepsia después de haber estado bebiendo y tomado cocaína. Ella. Él jura que no y, aunque es cierto, nadie siente pena por él.

Carol va en su busca y le dice que no piensa lamentarse por él. No le va a decir lo bueno que es porque esta vez ha caído muy bajo. Carol aquí está muy acertada porque aunque sabemos que sigue sintiendo algo por él y que la manera fácil de recuperarle es darle la razón en todo y consolarle, cuando quieres a alguien de verdad tienes que saber decirle las cosas feas a la cara y si ves que se está destrozando la vida o la de los demás, hay que decirle la verdad.

Doug a partir de ahí es un hombre nuevo. Nada de juergas, ni de rollos de una noche. Se dedica plenamente a su trabajo y pacientes. Llega un momento en el que puede volver a como era y liarse con la chica nueva del hospital, pero en vez de eso va a casa de Carol a recuperarla. Obviamente esta relación no será durante un tiempo un camino de rosas, cualquier mirada extraña a una mujer hará saltar las alarmas de Carol pero Doug demuestra siempre que ya no es el mismo y que está enamorado de Carol.

Tras idas y venidas de personajes, esta pareja finalmente consigue su final feliz. Pero esto es solo ficción. En la vida real, Doug nunca habría cambiado y Carol habría muerto en el primer episodio.

Un comentario sobre “Doug Ross y Carol Hathaway: un milagro de pareja

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.