15% de producto fresco en la web de los tomates… es decir, que los críticos la calificaron como un auténtico truño. Mirad, yo no soy un crítico profesional pero sí veo muchas películas de Hollywood, con una consistencia casi profesional, y os diré esto: de truño, nada. Robin Hood (versión 2018) es una cinta la mar de entretenida, la protagoniza una pareja con gancho (otra cosa no, pero si algo tienen Egerton y Foxx es carisma) y tiene un diseño de producción, cuando menos, curioso. ¿Que no añade nada al mito, que fusila ideas y conceptos de otras (y mejores) películas, que es cine palomitero hueco, videojueguil y, además, anacrónico (reto a alguien a que me diga en qué época y realidad transcurre esta película)? ¡Sí a todo! Pero vamos a ver… ¿qué película esperaba ver la gente?

WeirdComplicatedBagworm-size_restricted.gif

 

La peli, que fusiona dos guiones que había en marcha en Disney y Sony allá por 2015 (Nottingham & Hood y Hood a secas), es lo que es: un popurrí loco y algo cutre de orígenes superheroicos (la peña colgando capuchitas por las paredes como si estuvieran grafiteando el bat-símbolo), movimientos sociales metidos a caponazo (los guardias reduciendo a las masas que se rebelan contra las corruptas clases dirigentes) y acción tan desenfrenada como tópica (el montaje de Jamie Foxx entrenando a Taron Egerton bien podría encajar en Rocky VII). Pero qué queréis que os diga: LA COSA FUNCIONA. Se propone entretener y, sorpresa, entretiene. ¿Cuántos blockbusters lo consiguen?

rob33.jpg

Claro que el cine comercial debería aspirar a algo más, a una elegancia perdida, a un mínimo de profundidad en sus personajes y conflictos, a cierto respeto por el espectador trabajando los guiones más allá del mínimo común múltiplo… pero Robin Hood no está equipada para  modificar tendencias del cine de nuestros días, ni tampoco lo pretende.

rob4.jpg

Apenas le dan minutos a la Marian del film (Eve Hewson, hija de Bono, irlandesa, ojazos) y entre eso y que la chica es un poco sosa pues esa parte del film me ha chirriado un poco, pero este bajoncillo queda compensado de sobra con Ben Mendelsohn, que borda su papel de “villano exagerado de película” como el Sheriff de Nottingham (os recomiendo verle en Bloodline, una estupenda serie que engancha cosa mala) o con la apasionada forma en la que Egerton dispara las flechas, ¡a esa velocidad ni Arrow ni Orrow! ¿Tarde tonta y no sabéis qué ver? ¡Dadle chance al Capuchitas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .