Brenda Forever

Universo Twin Peaks: Entrevista con el autor, Javier J. Valencia

Anuncios

Universo Twin Peaks, de la editorial Dilatando Mentes, es el mejor libro de Twin Peaks que he leído en castellano en mi vida, puede que también en inglés. Es una guía (vital) sobre la serie, los personajes, los episodios, los significados ocultos y hasta las tartas de cereza de una de las mejores obras de ficción creadas por el ser ¿humano? (we are not so sure about that David Lynch guy…). Su autor, Javier J. Valencia, nos ha concedido esta entrevista para hablar de su libro (que lleva unas alucinantes ilustraciones de Aine y portada de Pachu M. Torres); y os animo a leerla al ritmo de la Playlist que han creado para el mismo. Por cierto, ya van por la segunda edición, y no me extraña, es un pepinazo buenísimo (como comprador de libros de series y pelis absolutamente predator no puedo recomendarlo más). Al lío:

Brenda Forever: – En primer lugar, ¿por qué un libro y no un hilo en Twitter? ¿No sabes que hoy TIENE QUE SER UN HILO?

Javier J. Valencia: Jajaja. Bueno, 700 páginas darían para muchos hilos. A decir verdad no soy muy amigo de Twitter. Con las redes sociales ya nunca fui más allá de facebook, y a twitter nunca le he terminado de pillar el truco.

– Se han publicado varias obras, y no precisamente mancas, sobre Twin Peaks en español. ¿Qué tiene Universo Twin Peaks que no tengan las demás?

Intenta explorar las raíces mitológicas del programa, y darle un espacio a todos los episodios, a todos los personajes y a todos los participantes creativos de la saga. En cierto modo es como un puzle que intenta ser lo más completo posible, la intención es que sea un libro tan poliédrico como la propia serie, y que pueda ser visto desde ángulos diferentes. Intento detenerme mucho en teorías al respecto de lo que podría ser tal o cual símbolo, y no me importa meterme en berenjenales como la numerología o la teosofía. Creo que son aspectos muy pocas veces tratados en los libros nacionales, o si los tocan lo hacen con cierta timidez.

-Me encanta como repasas la gestación del regreso de la serie, cada episodio, la mitología… está todo muy bien explicado pero, al mismo tiempo, no se hace pesado ni se enreda (admitamos que la mitología de la serie y ciertos momentos pueden ser ciertamente difíciles de explicar). ¿Cómo y cuándo decidiste la estructura del libro?

La verdad es que fue al poco de hablar con José Ángel (mi editor en Dilatando Mentes) y de que me diera el OK. Me basé en el libro “Twin Peaks: 625 líneas en el futuro” que escribí en el año 2000 para la editorial Recerca, que he aprovechado para reescribir y remodelar para la ocasión, y traté de darle un formato semejante a todo lo relativo a “The Return”, que abarcara la creación del proyecto, detalles de cada episodio, su música, plantear hipótesis sobre su posible influencia futura… Mientras escribía las “reviews” para el pájaro burlón de la tercera temporada se me ocurrió darle esa estructura de cápsulas cortas, centradas en un aspecto u otro de cada episodio, y creo que le dan una forma bastante dinámica y nada pesada de seguir.

-¿Te has sentido solo llevando a cabo esta labor titánica de recapitulación y analisis? ¿Tenías tu propia “Diane” en forma de grabadora o conversabas directamente con Laura Dern?

Acabé un poco chiflado, la verdad. Fue una espiral un poco loca. Primero usé unas libretas para tomar apuntes. Pero como tengo muy mala memoria y a veces me asaltaban ideas a mitad de la noche, empecé a dejarme grabaciones en el móvil, o post-its en la nevera, según donde me pillara. Tenía la mesa esparramada de revistas y libros que he ido coleccionando sobre el tema, y cada vez era más grande y me costaba más encontrar tal o cual cosa. Acordé entregar el libro antes del 28 de febrero, y me pedí dos días de fiesta en mi trabajo –el libro lo he escrito “a partir de las 18 al salir de la oficina” o fines de semana” en su mayoría- para rematarlo y darle un repaso final. Mi casa debía ser un espectáculo, con notas, apuntes, recortes y revistas abiertas por todas partes, y supongo que yo no tenía el mejor aspecto del mundo ¡Se me fueron hasta las ganas de comer esos dos últimos días! Pero por extraño que parezca, lo he pasado en grande.

-¿Quién ha dibujado esas ilustraciones tan chulas que van salpimentando el libro? ¿Cómo se llega a esa colaboración?

Las ilustraciones de interior del libro son obra de Aine, y fue la propia editorial la que me lo propuso. Me enviaron unas muestras de su trabajo, y me parecieron perfectas, por lo que en este caso salió todo rodado.

El portadista es Pachu M. Torres, un dibujante al que le había comprado varias ilustraciones sobre la serie a través de su web. Me encanta su estilo. Además, fue elegido por Showtime uno de los tres ilustradores oficiales de la serie, y su trabajo hasta puede verse en los extras del BluRay (en la tercera parte de “Phenomenon”). Le escribí directamente y le propuse hacer la portada y le gustó la idea. Además, y no sé si debería decir esto, pero rebajó sensiblemente su caché para trabajar con nosotros, y personalmente le estaré siempre agradecido por ello.

-En la tercera temporada (o nueva, que no tercera, como dices en el libro) de Twin Peaks parecen haber superado el “ya sabemos quién mato a Laura Palmer, no tenemos misterio” que lastró a la segunda temporada. ¿Cómo crees que lo han conseguido?

Parece que han conseguido mantener una tensa sensación de misterio constantemente sin tener una pregunta concreta a la que agarrarse. Cuando la veía semana tras semana por primera vez la intriga era mucho más genérica. “¿Qué demonios está pasando aquí?”, “¿A dónde va a llevar todo esto?”. Pero creo que dejan interrogantes en una de cada tres escenas, ningún misterio quizá sea obsesivo, pero todos son hilos por los cuales tirar.

-Mucha gente, al menos en sus instancias iniciales, se mostraron decepcionados al ver que la serie no sería “el regreso” en si del Agente Cooper, sino el (largo) camino a ese regreso. ¿Por qué crees que Lynch y Frost optan por no recuperar al Cooper-Cooper hasta los episodios finales? ¿Te gustó?

Una parte de esa pregunta ha pasado muchas veces por mi cabeza con el paso de los años. Cada año que pasaba sin que la serie volviera, veía más difícil devolver a Cooper de manera “standard” a Twin Peaks sin convertirlo en un cliché de la ciencia ficción, un viajero en el tiempo o algo así. “¡Oh, mira, teléfonos móviles!”. Dougie se me hizo un poco difícil las primeras cinco o seis horas, básicamente porque esperaba el regreso de Dale, pero poco a poco le fui pillando el tranquillo y al final me fue conquistando. Al final, de una manera… ¿Cómo llamara a esto? ¿”cómico-meta-física”? estamos viendo a las dos caras de Dale Cooper, uno aportando luz y otro oscuridad. De todos modos en realidad lo único que le pido a Twin Peaks es que me ofrezca aquello que me resulte totalmente inesperado, y en eso no me ha fallado nunca. Bueno, ahora que lo pienso, quizá excepto “The Final Dossier”…

-Uno de los aspectos más controvertidos de Twin Peaks: The Return es lo gráfica que se ha mostrado la violencia en pantalla, ¿crees que fue para tanto?

Bueno, dependerá de cuanto le afecte a uno la violencia en pantalla. Para alguien que viera las dos temporadas anteriores puede parecerle algo fuerte, aunque la muerte de Madeleine en la serie original me sigue pareciendo lo más duro que he visto nunca en televisión…

-Si tuviera que elegir mi momento favorito de la temporada, sería el de la señora que toca el claxon en el coche como unas 57 veces sin parar, jamás se detendrá, esa consistencia del sufrimiento del pitido, esa tensión llevada al extremo… me fascinó, aunque no sabría decirte por qué. ¿Cuál es tu momento favorito de la temporada? ¿Es necesario entender Twin Peaks para disfrutarla?

Creo que en esa frase que acabas de decir, “me fascinó, aunque no sabría decirte por qué” se encuentra uno de los lugares comunes, y a su vez de los logros, de Twin Peaks y de la obra de David Lynch en general. Su manera de conectar con el subconsciente de los espectadores (de algunos, claro, que no todos). Mira que llevaré años de películas y series vistas y de libros y cómics leídos, pero cuando en la intro de la octava parte, Ray dispara a Mr. C y de lo profundo del bosque emergen los leñadores y comienzan esa danza macabra para “arreglar” a Bob… me entró un desasosiego que creo que no había sentido nunca. Probablemente esta sea mi escena preferida, conecta con algo que tenemos muy profundamente metido en la cabeza, quién sabe si algún tipo de ritual atávico…

-¿Crees que habrá una nueva temporada? ¿Te gustaría o prefieres que lo dejen aquí?

No estoy seguro. Durante años y años di por sentado que nunca iba a ver más “Twin Peaks”, por lo que puedes imaginarte mi sorpresa ante el anuncio de Lynch y Frost en el 2014. Ahora diría que no lo espero, pero que tampoco me sorprendería. Si es con Lynch y Frost detrás siempre voy a querer un nuevo Twin Peaks. Y sin ellos, creo que lo aceptaría bien tomándomelo como un pastiche. Como cuando lees novelas de Sherlock Holmes que no son de Arthur Conan Doyle. Nunca serán “el auténtico”, pero una vez lo asumes, puede ser una buena experiencia.

-¿Que te pareció Fuego camina conmigo y, particularmente, la interpretación de Sheryl Lee? 

Adoro “Fuego, camina conmigo” y creo que apareció en el momento y lugar más inoportuno posible, con una parte de la crítica con ganas de bajar a Lynch de ese trono al que ellos mismos le habían subido y de clavar el último clavo en el ataúd de “Twin Peaks”, ya que la serie ya había perdido el favor de la prensa tiempo antes a su cancelación. Sheryl Lee está absolutamente extraordinaria y lleva a su Laura Palmer al espacio exterior. Es capaz de pasar de una emoción a otra en segundos. Inexplicablemente, todo el mundo miró hacia otro lado y no se le prestó la atención que merecía. Pero “Fuego camina conmigo” fue uno de esos casos que en su momento se “odió por decreto” y sospecho que hay quienes ni siquiera la vieron y se limitaron a apuntarse a la corriente.

-Un pequeño aparte: nunca he entendido que a Doctor en Alaska se la llame “hija de Twin Peaks”. Si, transcurre en un pueblo pequeño pero aparte de eso… ¿No sería Picket Fences de David E. Kelly mucho mas “hija de Twin Peaks”?

Bueno, la cuestión es que cuando “Twin Peaks” dio el pistoletazo de salida a la popularidad de la “Quirky Television”, las “series raritas” para entendernos, las cadenas buscaron la manera de tener su propio “Twin Peaks”, aunque en la mayoría de casos sería de manera tangencial, o usando un elemento en concreto. El guión del piloto de “Doctor en Alaska” (por cierto, otra de mis series preferidas por y para siempre) databa de 1986 y dio vueltas y vueltas por las cadenas hasta que la CBS le dio “luz verde” seguramente debido a que otra serie que sucedía en un excéntrico pueblo del norte en la ABC era la comidilla de todos. Y luego hay un elemento sobrenatural, más cercano al realismo mágico, pero en realidad no se puede acusar a “Doctor en Alaska” de ser una copia de “Twin Peaks”. Pero sí de “hija”, ya que no hubiera nacido, probablemente, si la serie de Lynch y Frost no hubiera abierto la puerta a este tipo de productos.

Posiblemente David Kelley tuviera ya más en mente el hacer un “Twin Peaks para todos los públicos y que todo el mundo pueda seguir y entender” con “Picket Fences”. Pero claro, eso quizá es cosa mía, pero si le quitas la magia y el misterio… La verdad es que nunca me gustó “Fences”, y eso que le di oportunidades.

-Me encanta que en la génesis del libro, cuando ni siquiera era un libro sino un fanzine de Twin Peaks (Ghost Wood), esté involucrada la revista Imágenes. Nos puedes contar como fue lo de publicar un anuncio en la revista anunciando el fanzine y cuanta gente te escribió solicitándolo? (si es un numero bajo no te avergüences, yo hacía un fanzine de Melrose Place que le mandaba a unas 12 personas… sí, sí, de Melrose Place –la autentica, no la de Ashlee Simpson-)

Jajajaja. Lo publicité en bastantes sitios, pero los dos primeros ejemplares tuvieron unos números semejantes a los tuyos con el de “Melrose Place”. Pero en el número 3 me apañé un artículo comparando a Twin Peaks con Expediente X, puse un dibujo de Mulder y Cooper en portada y salió en la sección de correos de los tebeos de la serie de Chris Carter que publicaba Glénat, con una reseña muy positiva de Jorge Riera. Ahí la cosa se “disparó” (entre comillas, claro, igual hice treinta y cinco copias). Pero luego todo volvió a la normalidad.

-¿Te dejaban ver Twin Peaks entera antes de irte a la cama? Recuerdo que en los primeros tiempos de Expediente X me quedé sin ver muchos episodios porque la tele del salón quedaba ya prohibida a ciertas horas. Y hablando del tema, ¿cómo verías ese posible cruce de ambos universos?

Bueno, por razones un poco largas de contar digamos que no tuve demasiadas prohibiciones con la tele. Quizá siendo muy pequeño. Pero recuerdo cerciorarme de que mi padre estuviera dormido y levantarme de estranquis por la noche para ver “La dimensió desconeguda” (“The Twilight Zone”) los domingos en TV3. Con “Twin Peaks” ya andaba por los 13 años, por lo que nadie me dijo nada, y además en casa todos querían verla. Si que hubo un momento, durante la emisión de la tercera parte (“El desenlace” en Tele 5, la segunda mitad de la segunda temporada) que una de mis hermanas quería que viéramos ”Terminator”, que la daban en otra cadena, en lugar de “Twin Peaks”, que ya les había dejado de interesar, aunque hasta ese momento habían respetado mi devoción por el tema. No sé qué cara debí poner, porque no llegamos ni a discutir.

No sé si a estas alturas me interesaría ya un cruce de “Expediente X” y “Twin Peaks”, ni siquiera en los 90 cuando se rumoreaba me terminaba de hacer gracia. Quizá como artefacto paralelo, un cómic o algo así… Es curioso porque son dos mitologías con mucho en común, pero a la vez son de lo más dispares.

-Soy muy fan de los podcasts, ¿puedes recomendar alguno sobre la serie o alguno que escuches habitualmente?

El mejor y más completo sin duda es “Twin Peaks: entre dos mundos”, está hecho con mucha pasión por el tema y con intención de darle vueltas y vueltas sin parar. ¡Cómo ha de ser! Mira, se me ha caído el link por aquí: https://twinpeaksentredosmundospod.wordpress.com/

-Ya para terminar, definen a Riverdale como una mezcla de Pequeñas Mentirosas y Twin Peaks, y hasta sale Mädchen Amick en el reparto, ¿eres esclavito de esta serie teen? ¿La ves y la devoras? ¿Bebes los vientos (de los árboles Douglas) por ella?

Pues he de confesar que no me he puesto, después de “Twin Peaks” me ha costado horrores engancharme a series nuevas, y ha tenido un efecto curioso en mi, ya que le dedico bastante menos tiempo a la TV que anteriormente a su emisión. Me han hablado bien de “Riverdale” y seguro que tiene ingredientes, así que cuando me tope con ella seguramente caerá… ¡pero me lo tomo con calma!

Mil gracias, Javier.

 

Anuncios

Anuncios