“Charmingly ridiculous” (encantadoramente ridícula) y “Cool concept, bad executed” (buena idea mal ejecutada) son dos críticas que he leído buscando fotos para este post y no podría estar más de acuerdo: Siete deseos (Wish Upon) es malilla, sosa y descafeinada como ella sola, pero LA IDEA MOLA y es ENTRETENIDA. ¿Es esto “terror”? Ni de lejos. ¿Se pasa hora y media pirata con un grupo de adolescentes doomed to die? ¡Ya te digo! *Ya, ya sé que la idea original no es de la peli…

dest

No es que esté obsesionado con encontrarle sucesoras a los clásicos teen de mis años mozos… pero no puedo negar que ando siempre buscando paralelismos (¿The DUFF la nueva She’s All That?). Acabo de encontrar otro, y es que Siete deseos (Wish Upon) es como echar en una coctelera Destino Final, la Wishmaster producida por Wes Craven, y unas gotitas de Jóvenes y Brujas. Tiene mucho de la primera, muchísimo, vamos, que solo faltaba que saliera Devon Sawa en plan sorpresa (¡¿por qué no le dieron el papel de padre de alguno de los chicos?! ¡Elección de casting elemental!).

wish3

A ver, aclaremos algo: esta crítica está escrita desde el buen sabor de boca que te deja una película cuando no esperas absolutamente nada de ella. Siete deseos es bland, necesita un director con más garra para asustar como Dios manda (el director de Annabelle pues como que no…) y los diálogos son para ponerse tapones en los oídos… pero si te gustan las películas de adolescentes pasándolas canutas, te gustará. Si te gusta el terror duro, el gore, las cintas con personalidad y valentía… mejor busca otra.

wishupon-box-e1500939511426-932x434

El argumento es sencillito: Una chica llamada Clare (la estupenda Joey King de Fargo, The Conjuring y alguna cosa más) encuentra una misteriosa caja que le permite hacer realidad siete deseos. Pero hay truqui: cada deseo que pide Clare para mejorar su vida (que el chico que le gusta se fije en ella, ser más popular, tener más pasta…) tiene repercusiones negativas para aquellos que están a su alrededor. Y cuando digo “repercusiones negativas” quiero decir QUE LA PEÑA EMPIEZA A PALMARLA.

WishUpon

Y dicho todo esto (película sosa, mezcla de otras ya vistas), ¿por qué me lo pasé bien viéndola? Para empezar, ADORO cualquier cosa con teenagers: la reciente Spider-Man Homecoming y la versión peliculera de los Power Rangers (esta, no esta) tienen puntos extra por tratar sobre adolescentes, de los de mocha al hombro, timbres en los pasillos y suspirar por tu crush entre clase y clase. Es superior a mí, no puedo evitarlo. Si no fuera así, esta web se llamaría, no sé… John Stamos Forever. Que también, oye. Muy a tope con John. Pero vamos al tema: salen chavales, muy bien, ¿qué más?

wish01

Pues tiene una cosa divertidísima: la posibilidad de revertir tu suerte en el High School con una especie de Bola 8 mágica a la que, en vez de preguntarle, le exiges. Qué maravilla. El desarrollo de las “reglas” de la película es bastante claro y, antes de que lleguen las obligatorias escenas de los protas “investigando la leyenda-misterio-poderes” de la caja, se entiende perfectamente cómo funciona. Claridad expositiva. Oye, parece que no, pero esto es muy de agradecer (¿has intentado entender alguna secuela de Transformers? ¡Pero qué lío!).

wish-upon-790x528

Luego tenemos un reparto marcianísimo que mezcla veteranos con nuevas caras como si no costara: Ryan Phillippe de padre de la prota (hay una secuencia ¡y un cuadro! que tienen que ver con él tocando el saxofón que es lo más delirante que he visto en cine en mucho tiempo…), Sherilyn Fenn (que entre el retorno de Twin Peaks y su escena con el fregadero de esta peli se ha propuesto dejarlo muy en alto en 2017), la Barb de Stranger Things (que cuanto menos se diga de su interpretación, mejor), un tal Alexander Nunez que roba el show en su papel de “adorador de la Queen B del insti y, por supuesto, Josephine Langford, aquí haciendo de Darcie Chapman, la bitch y enemiga de la prota. Esta actriz ha salido en la serie de Wolf Creek, a la que le tengo unas ganas tremendas ya que soy muy fan de las dos películas.

Pues eso, una de adolescentes con intríngulis, alguna muerte creativa, fiestas, maldiciones que hay que romper y algún giro de guión que otro para mantener la cosa interesante. Si le dan la secuela a un director con más mordiente, aquí hay franquicia. Por cierto, os dejo varias canciones de la peli: el tema principal que suena en los créditos y que me encanta (obviamente se tenía que titular “Cuidado con lo que deseas”) y varios temas del grupo Hey Violet, que suena en Siete deseos y he descubierto gracias al film.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s