Hace no demasiado colgamos una foto en nuestra cuenta de Twitter deseando los buenos días con un cartel promocional de Wicked City, una serie estrenada (y cancelada) en 2015 que prometía emociones fortísimas ya desde su póster: ¿uno de los protas de Gossip Girl? ¿la loca de Swimfan? ¡¡Compro!!

wick2

Lamentablemente, las cosas no son tan excitantes como parecían. “1982. LOS ANGELES. UN ASESINO EN SERIE ACECHA SUNSET STRIP…”. Sí, el rollito retro está muy bien (ambientación, looks, ropas… conseguido), las canciones del piloto tienen un tirón indiscutible (de hecho, la música es parte integral de la acción -cada episodio se titula como una canción-) y la premisa es cuca: Chuck y Swimfan se conocen, conectan y se dedican a secuestrar/matar peña porque es lo que les pone más calientes que el palo de un churrero (ups, spoiler). ¿Cuál es el problema? Pues que es un procedimental de esos. Y esas series son ABSOLUTAMENTE LETALES.

wick4.jpg

No dudo que habrá variaciones de la fórmula CSI que estarán cachondas (Lie To Me con Tim Roth me parecía una de ellas), pero Wicked City es un aburrimiento cuando no están ni Chuck ni Swimfan en pantalla. La pareja de polis es tan arquetípica que podrías adivinar sus diálogos antes de que abran la boca (uno de ellos es Jeremy Sisto, actor correcto al que le falta carisma… ya lo sabía Alicia Silverstone y también Joey que no se casó con él en el final de Dawson), las investigaciones son puritito sopor y todo suena a cansino, a ya hecho, a no me interesa.

wick3.jpg

Curiosamente, lo que sí me interesó muy mucho es ver cómo Chuck iba corrompiendo poco a poco a Swimfan (una madre soltera a la que le va la marcha -empieza el piloto de posible víctima del serial-killer Chuck pero se convierte rápido en partner in crime-), el rollo macrabo que se traen ambos es interesante y quizá deberían haber enfocado la serie por ahí, sin polis ni vainas. Una pena que le dieran más importancia a la (aburridísima) vida privada del poli, sus investigaciones y sus tejemanejes que a la enfermiza relación entre Chuck y Swimfan. Es como si tienes a Keanu Reeves y Sandra Bullock en Speed y te centras en la investigación periférica de los SWAT y solo de vez en cuando vas metiendo escenas de Keanu y Sandra… ¡No, oiga, que lo que interesa es lo otro! Bueno, también sale la siempre curiosa Taissa Farmiga, y casi no la sacan en pantalla. ¿Pero en qué estaba pensando esta gente?

En fin, vaya desde aquí mi deseo de que a Chuck y Swimfan le den pronto papeles en cosas más interesantes, el trabajo de ambos es más que apto y sus carreras post-adolescentes merecen un poco más de cariño. Y ya que estamos, siempre es un buen momento para recordar el post que le dedicaron las chicas de ByTheWay al onesie de Chuck aquella vez. Y si queréis echar diez minutos leyendo lo que decíamos de Gossip Girl pues también haríais estupendamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s