En los últimos días he estado preguntándome (no en voz alta por la calle como un loco, sino en el interior de mi cabeza) por qué me gusta tanto el cine teenager. Estas películas, ricas en fiestas, despiporres y una celebración de la vida just because, son también ricas en otra cosa: indecisión. La mayoría de protagonistas de pelis teen se enfrenta a un dilema que puede cambiar su vida (… aunque luego no sea pa’tanto) y se pasan todo el metraje intentando resolver esas dudas vitales… ESO ES. Por esto me identifico más con los chicos atrapados en la biblioteca de The Breakfast Club o la prota pringadilla de The DUFF que con un protagonista de mi actual edad y circunstancias: la lucha constante contra la indecisión.

ct1

La lucha contra uno mismo, contra su cabecita, contra sus miedos y taras (reid). Esto para mí es el cine adolescente por encima de animadoras y capitanes del equipo, el patito feo saliendo del cascarón (al quitarse las gafas y la coleta, por supuesto) o las mini-elecciones en el instituto (que siempre ganaban de calle Zack Morris y Brandon Walsh). Esto, obviamente, no es algo exclusivo del cine adolescente; superar los propios miedos es el conflicto que tienen TODOS LOS PROTAGONISTAS de cualquier película de la historia, ya sea un western, una comedia romántica, un musical o la secuela de un slasher. Lo que me gusta es que esto suele ser EL ÚNICO obstáculo al que se enfrenta el protagonista adolescente. Él mismo, sus movidas. Ya está. Ese es el conflicto.

ct2
Ya sé que esto ha cambiado en los últimos tiempos con la proliferación de adaptaciones de Libros Young Adult, y ahora el adolescente debe no solo superar su propia mierda sino además salvar al mundo de los aliens (La Quinta Ola), de los aliens cazarecompensas (Soy el numero cuatro), de los aliens reemplaza-almas (The Host)… bueno, básicamente de los aliens, jajaja (¿para cuando Teen Alien, Ridley Scott?). En la tele ídem, ahora las series teen vienen con misterio o cosa paranormal de serie (Pretty Little Liars, Teen Wolf, The 100, Scream, The Vampire Diaries, nuestra querida Riverdale…) y suelo disfrutarlas todas, pero sigo prefiriendo aquellas en las que el peor monstruo al que se enfrenta el protagonista es su propio yo. Dawson Crece, The Spectacular Now, Awkward, The Edge of Seventeen, Felicity, Esta es mi vida… tienen en común dos puntos básicos que las convierten en referentes para mí:

1/ Protagonista muy cargado de dramas, taras y obsesiones, que suele pasarse la vida con debates internos con los que además da la tabarra a su mejor amigo, amiga o crush encubierto

2/ Sensiblería a tope; y si es empalagosa y con canciones pop de fondo, mejor

ct3
Claro que me gustan las tramas de droguitas en el equipo de futbol, el robo de la mascota del instituto rival, el estudiar la noche antes del examen en la casa-mansión del pijo de la clase o el típico secuestro de la profesora que te tiene manía, pero a mí lo que me produce el GOZO EXTREMO es ver a ese protagonista enfrentándose a HIS OWN SHIT. La propia cabeza de uno puede ser un sitio terrorífico, y el cine adolescente explora esto con una honestidad que me sigue enganchando.

Nunca entendí, cuando iba al colegio, como los adultos desdramatizaban los problemas de esa época en plan “las hormonas, ya se le pasará, está en esa edad…”. What?? Los problemas y los sentimientos de esa época, como dirían en Gran Hermano, SE MAGNIFICAN precisamente porque a esa edad uno tiene menos recursos (internos y externos) para resolver la mierda. La exploración de la cabeza de uno a la edad adolescente me parece tan apasionante que no sé cómo no están haciendo ya un remake de El chip prodigioso pero con el Dennis Quaid de turno dentro del cuerpo de un adolescente de 17 años y el tipo intentando sobrevivir a ese tumulto de emociones locas (vaya… ya he metido una cosa sobrenatural sin quererlo…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s