Si no conoces la historia de JT LeRoy, acompáñame… una noche más… porque yo la acabo de descubrir y me he quedado manirroto, literalmente se me rompió la mano y se me cayeron los dedos cuando le daba a la tecla de  para ir avanzando en el texto. JT LeRoy fue un fenómeno literario de finales de los 90 que tenía encandilados a los famosos. Estrellas de la canción como Bono, Lou Reed, Shirley Manson de Garbage (que hasta le dedicó el tema Cherry Lips), Billy Corgan o Courtney Love le adoraban, así como directores de cine como Gus Van Sant (al que siempre recuerdo contando los billetes en la falsa El indomable Will Hunting 2 que rueda en Jay & Bob el silencioso contraatacan…). LeRoy era un tío misterioso que seducía por su misterio y su prosa… hasta que se descubrió que todo era una gran mentira. El New York Times publico un arti-culito (un artículo con un extraordinario culo) en el que se revelaba que el tal LeRoy no existía en realidad y que todo su misterio y su prosa era una engañifa.

JT4

Jeremiah “Terminator” LeRoy fue creación de la autora americana Laura Albert, pero CREACIÓN con mayúsculas, porque no solo le creó un pasado chungo como escritor torturado (LeRoy se dedicó a la prostitución, tuvo problemas con su identidad sexual y estuvo enganchado a las drogas –todo estos eran problemas reales de la autora real-) sino que además llegó a pagar a una mujer, Savannah Knoop, para que fingiera ser el tal JT LeRoy en público (sí, sí, una mujer haciendo de un señor… tú sigue leyendo). A Laura Albert la jugada le salió bien en términos de popularidad pero mal en cuestión de pasta, ya que tras descubrirse el pastel tuvo que pagar demandas por fraude al haber llegado a firmar algunos contratos como JT LeRoy en lugar de con su verdadero nombre. ¡Te metiste demasiado en el personaje, hiciste un DiCaprio! (Te metiste dentro del cascarón del caballo, el nuevo jump the shark o nuke the fridge)

Pero si Laura Albert creó a Jeremiah fue para que sus obras fueran más difundidas, con lo que JT LeRoy escribió unas cuantas novelas: Sarah, The Heart is Deceitful Above All Things (10 pequeñas historias sobre la difícil infancia inventada del autor), Harold’s End y Labour. Todas ellas vuelven una y otra vez a temas como la explotación del individuo, la identidad sexual o las carencias de la infancia. Además de libros, JT LeRoy colaboró con varias revistas escribiendo artículos y reseñas en McSweeney’s, The New York Times (colabora con ellos y luego publican que no existe…), Flaunt, Interview, Vogue, The Times y varias más de este rollo moderno y elevado. En la Don Balón no publicó ningún articulo el amigo Terminator.

JTco

Para que veáis hasta qué punto lo petó JT LeRoy, sabed que suyo es el guión original de la peli Elephant de Gus Van Sant (si bien luego sería modificado por el director), que relata los brutales asesinatos de Columbine aunque vistiéndolos como si tuvieran lugar en otro instituto. Ademas, LeRoy fue productor de la adaptación al cine de su novela The Heart is Deceitful Above All Things, protagonizada y dirigida por Asia Argento… con quien, se dice, tuvo una relación.

Al descubrirse que todo era un montaje, quien salió a la palestra fue Savannah Knoop, para dejar claro que era ella la que salía a los saraos disfrazada con peluca rubia y gafas de sol diciendo ser JT LeRoy. Tan claro lo quiso dejar (y una poquita de tajada quería sacar…)  que hasta publicó un libro para contar sus seis años de impersonation titulado Girl Boy Girl: How I Became JT LeRoy. Laura Albert se defiende de las críticas de aquellos que se sintieron estafados con una frase que me a mí me convence absolutamente: “JT LeRoy no existe, pero vive. Eso es lo que dijo un famoso historiador una vez sobre Bugs Bunny”.

jtpo

Pero esperad, que a la historia aún le queda un requiebro. Laura Albert estaba casada con un musico llamado Geoff Knoop. Cuando la carrera literaria de JT LeRoy empezó a despegar tras la publicación de Sarah, la hermanastra de Geoff, Savannah, aceptó representar el papel de LeRoy en público. Diréis que es raro elegir a una mujer para hacer de hombre, pero como todo el trabajo literario de JT LeRoy trataba problemas de identidad sexual en teoría inspirados en su propia experiencia… pues bingo, lo de una mujer siendo LeRoy, con sus gafas oscuras y sus issues, encajaba perfectamente. Llegó el momento en el que Laura Albert quería vivir todos los eventos de JT LeRoy en persona, pero ¿cómo hacerlo sin decir a la prensa que ella era la autentica JT? Pues muy fácil, creándose un alter-ego: Laura se presentaba como la “asociada” de JT y decía que su nombre era “Speedie”. Toma ya. Speedy Gonzalez.

Aunque ya hay documental sobre tan fascinante historia (The JT LeRoy Story -leed la positiva crítica de Vulture aquí-), Hollywood ha decidido que hay que ponerle glamour y picantito al asunto, por lo que ya han anunciado película sobre JT LeRoy con mi Kristen Stewart dando vida a Savannah, James Franco a su hermanastro Geoff y Helena Bonham Carter como Laura Albert. Promete emociones fuertes… ¿pillarán a Gus Van Sant para dirigirla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s