b1

Hace unos días terminé de leer la biografía de Jason Priestley (“Jason Priestley: A memoir”). Aparte de que acababa de salir en edición de bolsillo, nos venía de perlas para rematar el Libro de Sensa que vamos a publicar este año. ¿Qué mejor que leer las batallitas del Tito Brandon para poner la guinda en el pastel?

Pero, además, confieso que respeto profesionalmente a Jason Priestley. Sí, sí, como actor. Su trabajo en “True Calling” me parece ALUCINANTE (si tenéis mucho tiempo libro, dadle una oportunidad a la serie, que se pone de lo más interesante a partir de su llegada a mitad de la primera temporada). Además, me gusta mucho lo que he visto de “Call Me Fitz” (otra serie recomendable). También valoro las ganas que le pone el “chaval” a su evolución a director: ha rodado capis de la Sensa original (el segundo director de la serie con más capítulos en su mochila), “Haven”, “The Secret Life of the American Teenager” (o sea, Shai·Wood meets The Brandon), alguna tv-movie para la BBC, “9O21O” (tras rechazar volver a aparecer como Brandon) y más cosas. Además, cuando vi Sensa en su emisión original, su personaje siempre me cayó estupendamente (tras haber visto Sensa de nuevo para el Libro de Sensa me sigue cayendo bien… pero se me hace mucho más cansino). Pero vamos al meollo: ¿cuenta o no cuenta trapos sucios de Sensa en su libro?

brandon+walsh

Pues alguno que otro, con ese puntito de respeto “pero ahora lo casco porque este es mi libro” que mantiene a lo largo de todo el texto. “Yo a Shannen Doherty la respeto mucho pero…”, y lo casca. “Cuando me encontré con Mischa Barton todo muy bien pero”…, y lo casca. Digamos que da palos con elegancia a lo largo de todo el libro. Y como se los da también a sí mismo (habla de sus problemas con el alcohol, algunas drogas y de su encasillamiento como Brandon), supongo que se gana el derecho a hacerlo. O no, no lo sé. Solo sé que mucho de lo que cuenta de “Sensación de Vivir” es muy jugoso para el fan (no en vano es el gancho principal para comprarse el libro, el diseño de la contraportada parece el de un pack en DVD de la serie), y que se nota cierta honestidad a la hora de atizar al personal. Parece que, al igual que Brandon, si Jason Priestley te da un palo en su libro es porque te lo mereces. El que le mete a Mischa Barton es, desde luego, merecido.

Y no es que sea un palo, es simplemente un relato de los hechos. Y los hechos dejan a Mischa Barton, la estrella de “The OC” (hasta que pasó lo que pasó), a la altura del betún. Y, como todos sabemos, el betún es básicamente LO PEOR. ¡Fuera de nuestras vidas, betún, no te queremos! Sin al ánimo de ganarnos ninguna demanda, vamos a comentar y copi/pegar lo de Mischa Barton, que tiene su gracia:

b3

Antes de nada, sabed que cada capítulo es muy cortito, cuenta un periodo muy concreto de su vida (se hace muy ligerito gracias a ello, y Priestley no es un mal narrador, lo que ayuda a leérselo de dos sentadas… si lo mejor que tienes que hacer en tu vida es leerte una biografía de un actor de “Sensación de Vivir”, claro), y que todos ellos llevan un lugar y un código postal como título, en obvio pero simpático guiño al más famoso de todos, Beverly Hills 90210. El episodio donde cuenta lo de Mischa tiene lugar en Atlantis Resort, Nassau, y os resumo la situación:

Jason Priestley está en los upfronts de la FOX promocionando la segunda temporada de “True Calling” (que sería tristemente cancelada cuando la trama se estaba poniendo como una moto) y allí está también Mischa Barton, que es la estrella del momento gracias a la suena serie teen de la FOX que lo está petando big time: “The OC”. Ambos tienen que ir al Atlantis Resort comentado anteriormente y van en el mismo avión… os dejamos con Brandon:

The first-class section of the plane to Nassau was half-empty; there was just me, Mischa Barton, her mother, and a random businessman. Since we had just spend the past two days at the same event (los upfronts de la FOX), I walked over to Mischa’s aisle, where she was sitting next to her mother, hiding behind a magazine, and said hello. She lowered the magazine an inch or so as I put out my hand. “Hi, Mischa, I’m Jason Priestley and we’re going to the same event in the Bahamas together”. Her eyebrows raised a fraction. “Mmm-hmm”, she said dismissively and brought the magazine back up to cover her face.

Okay, then, so it was going to be like that. I found my seat and did some work, read some scripts, whatever.

¡Mischa, que es Brandon! ¡Brandon Walsh! Hay gente que va por la vida absolutamente desnortada… pero bueno, podríamos achacar esta frialdad a que está en un avión, cansada, metida a tope en su artículo de la Glamour… lo que sea. No tiene por qué significar que Mischa sea una estrella malcriada que debe morir. Veamos su posterior encuentro, esta vez tras desembarcar y esperar una limusina que les llevara al resort (esto yendo a Marina D’Or ciudad de vacaciones no pasa, ya os lo anticipo):

(…) Mischa and her mother looked around, disconcerned and lost. No one appeared to be racing to assist them. (…) The three of us got seated in the back of the limo; I was sitting directly across from Mischa and her mother as the car prepared to leave. Mischa looked at her mother and said, “Do we have to share a car with him?”

“He can hear you, you know!”, I said. “He’s sitting right here!”

She let out and aanoyed sigh and rolled her eyes, then looked out the window. We had a very silent thirty-minute ride to the resort.

¡Jajajaja! Hay que admirar a Mischa. Si vas a comportarte como la nueva diva teen, un poco la nueva Shannen (aunque ya le gustaría a esta pájara), qué mejor que hacerlo ante el hermano de la propia Shannen. Lamentablemente, tras “The OC” las cosas no serían precisamente espléndidas para nuestra amiga Mischa. Y no es que le deseemos ningún mal, tan solo que un piano caiga sobre su cabeza a una velocidad descomunal, como un pepino.

Me avisan de WordPress de que los posts tan largo provocan el vómito entre la población, así que lo de Sensa y lo de Brad Pitt according to Jason Priestley lo contamos en un siguiente post. Hasta entonces, amantes de Brandon y del Libro de Sensa (donde vamos a contar todo lo bueno del libro de Jason, no lo vamos a soltar aquí de gratis, hombre…).

Anuncios

3 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s