enhanced-buzz-6473-1381821678-0

A ver, no eran drogas-drogas, eran pastillas de cafeína. Ya ves, como “drogarte” a base de Red Bulls o cafés muy cargaditos. La cuestión es que Jessie Spano, la chica responsable de “Salvados por la campana” estaba bajo los efectos de ALGUNA COSA RARA un sábado por la mañana (que era cuando emitían “Salvados por la campana” en la tele americana) y eso debió ser muy chungo; acostumbrados -tanto los padres como los niños- a los osos amorosos, el Inspector Gadget y aquella serie llamada COPS (Comando Organisado de Polisías Superiores… ¡¡grande!!). No era tanto la droga en sí (que, insistimos, no era tal) sino ver a un personaje de la serie “como drogado”, fuera de sí, con un comportamiento menos kid-friendly de lo visto hasta el momento en una serie tan blanca que dejaría en “dark” hasta el episodio piloto de “Médico de familia”.

Lo primero de todo es resumir el argumento del episodio 2×09, “Jessie’s Song” (luego ya detallamos LA ESCENA DE MARRAS con detalle): Jesse se pide “otro café” en el Max (el localito donde iban a escuchar música de la jukebox y a comer perritos calientes) justo después de decir que el café está asqueroso. Veréis, es que está muy agobiada con un examen del viernes. Para distraerla, Kelly y Lisa empiezan a cantar “I’m so excited” (para distraerla y para remarcar el tema del episodio). A Zack le gusta tanto como cantan que les propone formar un grupo para un cazatalentos que está buscando chicas para un nuevo grupo. No, really. Después, en clase le dan a Jesse la nota de un examen, tiene una “C”. Jesse no da crédito, ella es una estudiante de A+ y si sigue así no habrá forma de que entre en Stanford. Aumenta el agobio. Slater se ofrece a ir a casa de Jesse a ayudarla a estudiar para el examen (say waaaaaa?) y, una vez allí, le dice que esas pastillas de cafeína no son seguras, que en el bote indica “habit forming” y que Jesse podría engancharse como una perra (no, esto no lo dice). Jesse le despacha con un beso y cuando Slater ya no está, a trincar pastillas del bote.

JESSIE-SPANO-CAFFEINE

Al día siguiente, Zack les dice a las chicas que al cazatalentos les ha encantado una grabación de las chicas cantando y que van a grabar un vídeo para él. Jesse dice que no puede porque tiene el examen y dos reuniones escolares. Zack le dice que no puede fallarle a todo el mundo, Jesse dice que vale, que grabará el vídeo. Todos se van a clase dejando sola en el pasillo a Jesse… que toma del frasco carrasco una pastillita mágica. Las chicas graban el vídeo musical (que es este de aquí, sin comentarios) y Zack les da la noticia más tarde: el vídeo ha sido un hit, mucho mayor que cualquier vídeo de gatitos en YouTube incluso antes de que existiera YouTube, y que el cazatalentos va a venir esa noche al Max a verlas actuar LIVE. Live from the Max! Jesse dice que esa noche no puede, tiene mucho que estudiar. Pero ya sabéis la cantinela: peer pressure, y Jesse cediendo. Slater busca un boli en la mochila de Jesse y descubre el bote de pastillas, le dice que tiene que deshacerse de él, Jesse le quita el bote de la mano, le dice que se meta en sus asuntos y se larga enfadada. DANGER! DANGER!

Jesse acaba un examen (uno, no sé, cualquiera) y acaba la primera de la clase, se levanta como un resorte de la silla y le dice al profesor que lo ha bordado, que se pasó toda la noche estudiando y que esto y lo otro… está como una moto. Slater le confiesa a Zack que Jesse le está pegando a las pastillas cosa mala, que está “tomando drogas”. Zack flipa: “DRUGS??? Are you crazy??”. Slater elabora: “Está tomando pastillas de cafeína para estar despierta toda la noche”. Slater piensa que cafeína = drogas. Slater, recordemos, era el zote del grupo. Pero sigamos: Zack le dice que es un hombre errado, que Jesse es su amiga y no piensa escuchar TODA ESTA MIERDA (no dice eso exactamente pero lo estaba pensando).

Las chicas ensayan el “I’m so excited” en el Max y lo bordan. Todos se animan entre sí para la actuación de por la noche, sobre todo Jesse, que grita como una loca, como una zarigüeya desaforada. Kelly y Lisa se miran en plan What Is Going On Here. Y llega EL MOMENTAZO: Zack llega a casa de Jesse y la chica está dormida sobre la mesa de su cuarto. Zack la despierta y Jesse está desorientada, que tiene que hacer el examen… Zack le dice que ya lo ha hecho y que se tienen que ir. Jesse pregunta que a dónde. Zack, extrañado: “Al concierto en el Max, cantas esta noche”. Jesse empieza a CORRER de una esquina a otra de su cuarto gritando pensamientos a lo crazy: “¡Qué me voy a poner, nunca hay tiempo para nada, no voy a ir a Stanford, estoy muy perdida!”. Zack le dice que se calme, que en ese estado no puede cantar, Jesse saca EL BOTE MÁGICO e intenta meterse unas pastillitas: “¡Claro que puedo cantar, I’m so excited, I’m so excited, I’m so… scared— y rompe a llorar. Pone los pelos como escarpias. For all the wrong reasons. WATCH IT! RELIVE THE MAGIC:

Zack se abraza a ella y le cuenta nosequé historia de cuando se escaparon “para ir a ver E.T. en bicis” (¿¿y volando también??). Jesse esboza una sonrisa y parece calmada (no hay nada que la voz de Zack Morris no pueda domeñar). Las chicas actúan en el Max sin Jesse (la reemplazan por Screech haciendo el ganso) y más tarde van a su cuarto a consolarla. Jesse está tumbada en la cama (¿con el mono?) y se disculpa por haberse DROJADO y dice que a partir de ahora no se pondrá tanta presión a sí pispa. Y de los cafés con churros ya se puede ir olvidando.

Análisis de lo vivido. Reflexiones. La carne de gallina:

El over-acting de Elizabeth Berkley es memorable, riquísimo, un momento destinado para la historia. Como así ha sido. Con una interpretación más ajustada, más de “actor”, no hubiera quedado tan bien. No se hubieran generado tantos vídeos de paradio, memes y gifs:

tumblr_n37ljbhjfZ1twyiczo1_500

 

Y remixes:

Y camisetas:

cami

Un mensaje así de tocho hay que transmitirlo a caponazos. Jessie Spano SE VUELVE LOCA cuando toma pastillitas de cafeína, que para nosotros son droga, así que chicos, no toméis ni aspirinas si no queréis acabar tan TURULETOS como Jessie Spano. Berkley era consciente de que se encontraba cara a cara ante la grandeza. And she went for it. Pero no es solo el dislate actoral de la Berkley lo que otorga la inmortalidad al momento. Es todo es tan disparatado que se crea una especie de triplete de la ridiculez maravilloso, una sinergia aplastante. Atentos a ese guión delirante (¿cantar en mitad de una crisis nerviosa?) y, sobre todo, al objeto drogaínico en cuestión: las pastillas de cafeína. De todos los peligros de los que se puede alertar a la chavalería desde un show líder en audiencias, ¿por qué elegir pastillas de cafeína? Es más, ¿qué leches es una pastilla de cafeína? ¿Un Tauritón? ¿Una biodramina? ¿A cuánta gente ha dejado en la cuneta una mala pastilla de cafeína, esa lacra de la sociedad? Es tan ridículo usar “pastillas de cafeína” en lugar de una droga de verdad que la risa es incontenible. Este comentario en YouTube resume perfectamente mis pensamientos:

tweet

Hay que aplicar aquel “No le den más vueltas, no tiene sentido” que arguyía Anthony Blake al final de sus embustes. El “Caffeine Pills Breakdown” es eso de capturar la luz en una botella, un momento fugaz de genialidad que no hay que someter a vanos análisis como este. Estamos lidiando con un momento es más grande que todos nosotros, que ha pervivido y se sabe infinito. Pertenece ya a otro plano. Tanto es así que, rendido a su grandeza, la mismísima Elizabeth Berkley (baqueteada ya de “Showgirls”) le dedicó su propio homenaje en “Dancing with the stars”. Gozad:

¡Si hasta le han creado un videojuego al momentazo! ¿Salvará Zack a Jessie?

Links, Experiencia Aumentada, Foreverismo:

· Comparación gif a gif del “pastillas original” con el “pastillas recreation en Dancing with the stars” (para apreciar todos los matices, link imprescindible)

· Deconstrucción, segundo a segundo, pantallazo a pantallazo, de la crisis nerviosa de Jessie Spano. URGENTE QUE LE DES AL CLICK.

· Saved by the Bell Inception

Podéis ver el episodio entero aquí debajo. Es histórico:

 

Anuncios

2 Comentarios »

  1. Me encantó la reseña de este capítulo, sobre todo por ser la primera que leo sobre esta serie (la estoy viendo desde el inicio desde hace una semana y me sigue gustando como la primer vez -curioso, también enamorado de la mayor hipster Jesse-).

    Y por cierto, estoy buscando de quién es la versión que las chicas cantan de I’m so excited.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s