“Serendipity. AÑO: 2001. DIRECTOR: Peter Chelsom. GUIONISTA: Marc Klein. ACTORES: John Cusack, Kate Beckinsale, Jeremy Piven, Bridget Moynahan, Eugene Levy, John Corbett, Molly Shannon.

De qué va

En los 15 primeros y únicos minutos de esta película que merecen la pena, John Cusack y Kate Beckinsale se conocen al intentar conseguir el último par de guantes negros en Bloomingdale´s. Luego se toman un helado en Serendipity (sitio real de postres maravillosos de Nueva York) y hablan de la serendipia, los “accidentes afortunados”. Se enamoran esa noche paseando por la ciudad, patinando mientras nieva y demás. Muy potito todo, pero luego Kate Beckinsale se pone en plan “pongamos este amor incipiente a prueba del destino de la forma más ridícula y suicida posible” y escribe su teléfono en un libro que vende para que, en el futuro, John Cusack lo encuentre y la llame… si es que el destino así lo quiere. A partir de aquí toda la película es cada uno de ellos buscando al otro en una especie de “El gran juego de la Oca” por todo Nueva York (solo que sin El Flequi ni ninguna otra prueba que sea mínimamente divertida).

Analysis from the heart

La idea es genial: amor a primera vista, el destino, la tan traída Serendipia, buscar a tu “alma gemela” correteando por Nueva York… la peli lo tiene todo para llegarme a la patata. Pero aquí no hay nada de eso. Te venden eso en los primeros 15 minutos. El chico-conoce-chica lo hacen muy bien, hasta podríamos decir que lo clavan (que no es así, en realidad Cusack y Beckinsale se “enamoran” el uno del otro únicamente porque son guapos y tienen las mismas pelucas horribles… pero corramos un tupido velo); todo lo demás es una cosa rara. Es como una hamburguesa con unos panecillos de sésamo que te mueres… solo que dentro no hay hamburguesa. Ni queso, ni tomate, ni lechuga. ¡Y ni siquiera hay una bolsita de ketchup a mano para intentar comerte los dos panes! Te obligan a comértelos a palo seco y, claro, se te hace bola.

LO MÁS AMOROSO: La nieve en Nueva York // El padre de Jim de “American Pie” aporta una pizquita de comedia // A mitad de la película, cuando John Cusack empieza a ver las primeras señales de que tiene que reencontrarse con Kate Beckinsale (el tipo en la bici cantando la canción es la mejor) y la manera en la que encuentra por fin el teléfono de Kate en el libro de “El amor en los tiempos del cólera”.

LO MÁS ODIOSO: Una estructura ridícula: una comedia romántica en la que los dos supuestos enamorados SE PASAN TODA LA PELÍCULA SEPARADOS. En serio, TODA. Y luego se juntan al final y me tengo que creer que se quieren como la trucha al trucho. Bueno, pues mire usted, no. // Cómo desaprovechan no solo a sus dos buenos actores protagonistas, sino a sus potentes actores secundarios.

¿RECOMENDADA?: No. El principio está bien, el final está bien, todo lo del medio, lo que viene siendo “la película”, es muy aburrida. No ocurre nada, ni gracioso, ni romántico, ni emocionante. Este guión es una mentira, un gran embuste, un robo de nuestros sueños románticos. ¿Serendipia? ¡Aburridipia más bien!

Anuncios

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s