“La cruda realidad” (“The Ugly Truth”). AÑO: 2009. DIRECTOR: Robert Luketic. GUIONISTAS: Nicole Eastman, Karen McCullan Lutz, Kirsten Smith. ACTORES: Katherine Heigl, Gerard Butler y un montón de secundarios que no interesan. Pero ni un poquito.

De qué va

Un tipo burro, machista y soez, algo así como una versión de Los Serrano pero en atractivo, Gerard Butler, ficha por el mismo programa de televisión donde trabaja la controladora, responsable y aburrida Katherine Heigl. Butler se convierte en la estrella del programa con sus consejos “realistas” sobre el amor, a Katherine Heigl le duele el diodeno con todo esto. Pero los que se pelean se desean, ya sabéis. Heigl, sin venir a cuento, decide aceptar los consejos sentimentales de Butler para su propia vida personal. ¡Y funcionan! El problema es que Heigl se ha ligado al vecino que le gusta mintiendo, comportándose como Butler le ha dicho que sea, no siendo ella misma (“nosotros mismos”, ya sabéis, esa versión fea de nosotros). A todo esto, a Butler comienza a hacerle tilín de verdad la Heigl y demuestra que en el fondo no es tan descreído del amor, sino que le hicieron daño en el pasado… Hmmmm… ¿qué puede pasar aquí, muchachos?

Analysis from the heart

A ver, esta película empieza de forma totalmente infame. Los personajes son puras caricaturas y no me creo ni a la Heigl ni a Butler. Pero, poco a poco y vete tú a saber cómo, Butler me fue convenciendo. Su personaje sigue siendo absurdo y ridículo, como la mayoría de situaciones de la película, pero el tipo es lo suficientemente buen actor y tiene el suficiente carisma como para que me haga gracia y me llegue a “importar” lo que le pasa. Todo lo demás es basurilla, apesta a prefabricado, nada es real, el romance es escasito y la comedia… bueno, he visto obras de colegio con situaciones cómicas más curradas. Katherine Heigl no es mala actriz, pero necesita “estirar un poquito los músculos de la comedia”, ser más payasa. Sé que su personaje aquí es justamente lo opuesto a ser una payasa, pero en las pocas ocasiones en las que el guión se lo exige, no lo sabe hacer. En “Lío embarazoso” lo hacía muy bien, que se la ponga en casa y aprenda de sí misma.

LO MÁS AMOROSO: Gerard Butler salva el embolado como puede. Y ese personaje era tela para salvarlo.

LO MÁS ODIOSO: Los diálogos de esta película son lo peor que he escuchado desde “Matrimoniadas”, de hecho muchas partes de esta peli me recordaron a esa aberración de José Luis Moreno y sus muñecos.

¿RECOMENDADA?: … Sí. No sé muy bien por qué,  pero pasada la hora o algo así estaba moderadamente entretenido. El poderoso escote de Heigl ayuda, no puedo negarlo. Es una comedia romántica muy mala, muy baja, me siento sucio al recomendarla, pero no puedo mentir: las he visto (aún) peores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s