Es una película que dura una hora y cuarto, repito, 1:15 (luego meten tomas falsas para llegar a la hora y media y llamarla “película”), pero a pesar de su escasa duración, se hace larga. ¿Cómo es esto posible? Pues muy sencillo, al escaso carisma de los dos actores protagonistas (Brendan “Roswell” Fehr y Chris “Estuve en American Pie” Klein) hay que sumarle chistes escatológicos non-stop, cada uno más desagradable que el anterior, situaciones sin gracia ni originalidad… Es todo aburrido y, además, da repelús.

El argumento es sencillo y tontorrón (ojo, que de argumentos tontorrones se han sacado grandes películas -no es el caso-): Chris Klein es un ligón que se pasa los días y las noches living la vida la loca (digámoslo alto y claro: ESTÁ HACIENDO DE STIFLER), mientras que su hermano Brendan Fehr es un buen chico, conservador, aburrido, al que se le dan fatal las chicas… Lo habéis adivinado, Chris Klein intentará convertir a su hermano en un loco de la vida como él, en un fin de semana. Hay de por medio un par de subtramas: a Brendan Fehr le obsesionaba grabarlo todo con videocámara desde pequeño (¿?) y ahora es un publicista que necesita la inspiración ese fin de semana para mantener su trabajo… pero para qué dar más explicaciones, son tan aburridas como la trama principal (aunque menos escatológicas).

El mayor problema de la peli está claramente localizado: CHRIS KLEIN, YOU ARE NO STIFLER! Con el propio Stifler la película podría haber funcionado. Se podría haber soportado con el volumen siempre puesto, sin darle al MUTE como tuve que hacer para llegar al final de esto. Lo más llamativo son las presencias de Cobie Smulders (“How I Met Your Mother”, “Los Vengajanders”), CUANDO AÚN NO ERA ANORÉXICA Y TENÍA CURVAS, y de una Evangeline Lily pre-Lost… sin una sola línea de diálogo.

Os dejamos un clip de la película, en el que Brendan Fehr entra en un ascensor y se tira un pedo (esto es así) y cuando entra Cobie, la actriz, no el perro de Mariscal, intenta disimular diciendo que es el olor de los animales muertos que se caen por el hueco del ascensor. La vida es dura, people:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s