Con lo bien que íbamos o al menos fuimos en el episodio anterior, volvemos a los indios de las cabañas, los cánticos espiritistas y las cosas raras. What a shame. Eso sí, se las apañan para darles a Max & Liz tanto una breve “luna de miel” (extraño montaje musical de la pareja… ¡jugando al billar! Of all romantic things to do…) como una ruptura algo abrupta, ¡justo ahora que se habían dado El Primer Beso™! Su razón para la ruptura es que no quieren salir tan dañados como podrían tras ver a Michael y María y… Michael enfermo y… bueno, mirad, no pueden estar juntos tan pronto porque se nos acaba la serie, ¿vale? Mejor no preguntéis el motivo exacto por el que no están juntos.

A Michael le da un jamacuco tras meter en una cabaño con indios que estaban haciendo extraños cánticos (no me estoy inventando la trama). El resto del episodio queda como en coma o algo, viviendo en su imaginación. Los teens humanos intentan ayudar a los teens aliens a que Michael “vuelva con nosotros”. Ya podían haberse esforzado en que la propia serie volviera también con nosotros…

Lo dicho, adiós al romance y a la serie 100% teen del episodio anterior, todo vuelve de nuevo a “somos serios, hay conspiraciones y cosas”. Y ya se está haciendo un poco pesadita la cosa. Vale, no es tan malo como el episodio “River Dog”… pero es casi tan duro, porque vuelve a salir River Dog contando historias de piedras alienígenas y la energía y… ¡menos River Dog y más adolescencia, señores!

Hombre, está bien descubrir cómo Max, Michael e Isabel se separaron siendo pequeños (Max y Michael fueron adoptados por los Evans y Michael no) y la secuencia de la “ruptura” de Max y Liz no está mal, pero el episodio es aburrido. Suspenso. ¿Y qué ha pasado con la madre de María? ¿Llega en el episodio anterior y este no aparece ni un segundo? ¿No hay que dejar “asentarse” a los protagonistas antes de mandarlos de vacaciones?

Ah! Dos detalles a destacar: De todos los postres temáticos del Crashdown Café, creo que mi favorito es el “Men in Black-berry Pie” (jejeje); y MUY BUENA le escena en la que Liz y María comparten helado y confidencias sobre cómo fueron sus respectivos besos con Michael y Liz. ¡Esto es lo que necesitamos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s