El quinto episodio de la serie repite la que parece ser ya la fórmula estándar de la serie: pasa algo “chungo” (ligero pero “chungo” en términos roswellianos), los tres aliens hacen corrillo para discutir entre ellos cómo resolver la cuestión, y Liz y María suelen ayudarles en su “misión”. En mitad de todo esto, aunque sea de canto, Max y Liz intercambian miraditas, conversaciones llenas de dobles sentidos y ese “amor imposible” que tanto nos gusta (if you are into teen shows, right).

La cosa va de que Liz pierde su diario (hace una clara distinción entre “journal” y “diary” sobre la que luego hablaremos) y se pasa el episodio buscando el diario y los posibles ladrones del mismo. Primero ella y María sospechan de Alex (una pena que a María la saquen tan pronto del episodio), luego de Kyle, más tarde nosotros de Topolsky (Julie Benz, tan sexy que no puede reprimirlo la pobre); y acabamos descubriendo que el responsable era el personaje menos esperado.

La otra trama del episodio tiene como protagonista a Michael, que se pone en plan Richard Dreyfuss en “Encuentros en la tercera fase”. Aunque, en lugar de modelar montañas con puré de patatas, se dedica a pintar como un poseso la cosa esa circular que vio en un flashazo cuando robó la llave del despacho del Sheriff Valenti. Tras dibujar la figura en clase de arte, el profesor le dice que es una casa postmodernista de nosequé, y en la contraportada de un libro ven la casa en una fotografía del autor del mismo. Vamos avanzando en tan interesante, ejem, trama. Respecto a Max y Liz poco que contar, vuelven a tener sus conversaciones en cuartos a oscuras (son muy de charlar en cuartos oscuros) y nada más.

Un apunte positivo y uno negativo. El positivo: una nueva secuencia poderosa, con corazón y bien afinada en interpretaciones, salva el episodio. Es la de Liz y Michael en el Crashdown hacia el final del episodio. Emotiva. El negativo: No soporto a la madre de Liz, es un poquito “intensa”, no interpreta en la misma frecuencia que el resto de personajes. No me pega nada. Que se la lleven al planeta Trófax.

Las canciones que originalmente sonaban en el episodio eran estas: TRIVIA: Featured music in this episode – –Pick A Part That’s New by Stereophonics –Take A Picture by Filter –Novacane by Beck –Torn by Creed –Colorblind by Counting Crows. Lamentablemente, no hay ni rastro de ellas en mi DVD. Empiezo a notar la falta de temas potentes o, al menos, reconocibles. Las canciones sustitutas no están mal, pero no tienen el mismo impacto y suelen estar firmadas por nisus.

Hay mucho actor conocido que desfila por la serie: el profesor de arte de este episodio es Bob Clendenin, un actor con una cara de lo más peculiar que ha aparecido en “Aquellos Maravillosos Años”, “Scrubs”, “Cougar Town”, “Felicity”, “Popular” y un largo etcétera. Si le ves la cara seguro que te suena. En episodios anteriores, un jefe de Valenti que le requisa informes de su despacho está interpretado por ese EXCEPCIONAL actor (uno de mis favoritos) llamado Richard Schiff. Este hombre aparecerá en “Man of Steel”, el reboot de Superman de Zack Snyder, y ha desfilado por cosas tan conocidas como “Relativity” (AMO esta serie), “El Mundo Perdido”, “El ala oeste de la Casa Blanca” y hasta en la boda en Las Vegas de “Salvados por la campana” (en serio). El jefe del museo de OVNIS de Roswell está interpretado por un habitual de “Seinfeld”, etc. Seguiremos informando.

Sobre las diferencias entre “journal” y “diary”: Según este blog (el primer resultado que nos ha dado Google, a eso es lo que llamamos en esta casa “investigar”) un “diary” es una recopilación de los sucesos que te han ido ocurriendo durante el día: qué has comido, quién te ha chinchado en el trabajo, cómo has conseguido un asiento en el autobús, etc. Es como un periódico sobre ti mismo. Un “journal”, por el contrario, es una visión más profunda de dichos sucesos, como un estudio de los mismos: por qué la ensalada que has comido te afecta siempre al ánimo a la hora de encarar los desafíos del día a día, por qué crees que los chinches de tu compañero de trabajo es en realidad un intento de acercarte a ti porque sabes perfectamente que esa persona se siente sola, etc. Un “journal”, además, suele tener un objetivo o propósito final.

Anuncios

5 Comentarios »

  1. Ahora que estoy viendo la serie (sí, x primera vez) me han de vicio estos recaps jejeje. Interesante elección de la foto, por cierto. No se ven ESAS OREJAS DE DUMBO que tiene Max. Y tengo que decirlo o me mata: María se hace un aire a Angy. Si, Angy. La niña sin cuello. La de Factor X. La de FoQ. La del concurso ese de famosos que imitan a cantantes. No sé decir qué es exactamente, si es solo porque ambas son cuellicortas o qué, ¿soy la única que lo ve? Dicho esto me gustan más Michael y María, que Liz y Max…Aunque encuentro que ambas historias son cansinas por repetitivas (L&M el amor imposible y M&M con el ni contigo ni sin ti), que la Heigl está guapísima en esta serie y que el hijo de Tom Hanks no sé para qué está. Este epi no estuvo mal pero tampoco me encantó. Esa trama con Michael como el tipo ese de Héroes que pintaba medio poseido no me entretuvo demasiado…

    • Cuellicorta? Jaja, nunca me había fijado. Lo haré ahora (acabo de terminar el episodio ese del Verano del nosecuántos… bastante peñazo, por cierto). Yo de María me fijo en sus labios y en sus chascarrillos, pero miraré. Sólo se parece a Angy en eso, ¿no? ¿NO?

      Hombre, las historias de amor son tópicas pero son las de toda la vida. A mí me gustan ambas, aunque sí, un poco demasiado agónicas desde el principio. Les falta divertirse a esto (aunque en un episodio se irán a Las Vegas y… me pareció de los peores de la serie; habrá que ver en un segundo vistazo). Y lo de Max y Liz si me pilla con 18 años, como cuando vi Dawson for the first time, pues a lo mejor era mega-fan. Dios, este dato no debí revelarlo. Lo de Colin Hanks no se explica, no, para el poco rato que está en pantalla podrían haber contratado a un navajo para el papel (porque Alex en los libros originales lo es), pero supongo que el tío Tom (Hanks) movió algunos hilos o algo.

      • Efectivamente, es cuellicorta. Como Angy o Fernando Alonso. Pero es algo más…La forma de la cabeza, quizá? Que cante? Pero sí claro, María es más guapa. Y tienes unos labios divinos, true. Quizás tienes razón, y si me pilla a los 15 como Dawson me emociono y todo. Como Titanic jajaja, q la vi tres veces en el cine y hace poco la intententé ver en casa y me quedé sopa a la hora jajaja.

        Pero igualmente creo que la clave está en lo que has dicho: no hay casi momentos de diversión. Les falta tener uno, dos, tres episodios en los que la relación de pareja se desarrolle con mínima normalidad y no pase nada para interrumpirla dramáticamente. Hasta Dawson nos daba eso. Y que sepas que según leí en IMDB, el papel del amigo feo pero simpático iba efectivamente para un navajo (habría tenido mucho más sentido y se habrían ahorrado unos extras en la primera temporada), pero efectivamente Tom Hanks movió algunos hilos. Pues sorry Tom y Tom Jr, pq su hijo sale una media de 7 minutos en pantalla durante toda la primera temporada (true, muchos de ellos acompañados de la bella Heigl) y no le he vuelto a ver en ninguna serie o película

      • Lo de Colin Hanks es una pena. Intentaron lanzarlo como nueva estrella teen con “Orange County” o algo así, que iba de un teen alocado (Hanks Jr) y Jack Black liándola parta en Orange County, sí, donde la serie. Una película muy pobre que vi en cine porque me dieron entradas gratis (y no es la típica excusa, me las dieron de verdad).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s