SEMANAglee9

Las porristas hacen una coreografía que es lo más grande que se ha hecho desde “Ben-Hur” y, claro, tienen a La Nueva Pataky mirando envidiosa desde las gradas. El Prota trata de quitarle hierro al asunto pero LNP ataca duro: “necesito 600 dólares para la coreografía del bebé y las facturas van a seguir llegando”. El Prota le dice que está la cosa muy malita, que no contratan ni a Mario Conde y LNP replica: “Consigue ya un trabajo”, está más zorrona que nunca. Me excita, por tanto.

El Frikazo entrevista, con grabadora y todo, a Sue sobre la exclusión de LNP de las cheerios. Sue le dice que una embarazada no puede hacer el doble tirabuzón en el cielo y que van a arrasar aunque no cuenten con LNP en sus filas. Si ella lo dice…

Schuster les anuncia a los Gless que van a cantar “Defying Gravity” de Indina Menzel y Kristin Chenoweth (¡esta mujer está hasta en la sopa!). Kurt se emociona puesto que “Wicked”, el musical de Broadway que yo ignoré como un estúpido cuando estuve en Nueva York, es una especie de mantra vital para él, que tiene un iPod entero dedicado a las canciones de la obra. Estrellita no es menos y dice que ella tiene la canción de politono en su móvil. Si fueran dos tíos, sería una competición de a ver quién la tiene más larga. Pero no es el caso, ¿verdad?

Schuster les dice a los Gleecerinos que tienen que pagarse de su bolsillo un autobús que les lleve a las famosas “sectionals”, que deben llevar hasta allí a Ruedas y su silla de ruedas. Para ello, cocinarán pastelitos y los venderán en el insti. Qué apañaos son los yanquis (al menos, los de las series). Los Gleecerinos pasan un poco bastante: que si no saben cocinar, que hoy en día los teenagers están demasiado liados como para ponerse a hacer esas cosas, que si a Ruedas no le importa… La Nueva Pataky, más zorrona que nunca, le suelta: “Seguro que a Ruedas no le importa, ¿a qué no?”. Y el chico, claro, asiento en plan “eeem… no…”.

Ruedas se marca una performance de “Dancing with myself” de Billy Idol y Nouvelle Vague (no recuerdo cuál de las dos versiones, creo que la de Nouvella Vague aunque “NO PIENSO REBOBINARLO”). Schuster ve al chico y le toca la patata. Pone esa mueca universal de “Me ha llegado a la patata”, sabéis cuál es, no os hagáis los longuis.

Anuncios

3 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s